Martes, 23 de julio de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Gran homenaje de Salamanca a Lorca con esta exposición de Florencio Maíllo en 10 localidades
X
un total de 126 retratos

Gran homenaje de Salamanca a Lorca con esta exposición de Florencio Maíllo en 10 localidades

Actualizado 14/06/2024 14:59
Redacción

En Villarino, Monleón, Ciudad Rodrigo, Béjar, La Alberca, Miranda del Castañar, San Martín del Castañar, San Esteban de la Sierra, Montemayor del Río y Salamanca

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, el diputado de cultura, David Mingo, y el artista Florencio Maíllo, presentaron esta mañana la exposición 'Federico García Lorca. Salamanca', que se lleva a cabo de manera simultánea en 10 municipios de la provincia, hasta el 30 de septiembre.

La relación de Federico García Lorca con Salamanca se enraíza en la rica tradición oral impregnada en las canciones populares charras, que resonaron en su sensibilidad artística incluso antes de su visita como estudiante a la capital. La figura de Dámaso Ledesma Hernández, influyente en la escena cultural salmantina, también contribuyó a marcar el camino de Lorca hacia Salamanca, estableciendo así una conexión espiritual que trascendía lo meramente temporal y se arraigaba en la esencia misma del poeta granadino.

A lo largo de su vida, Lorca cultivó una red de relaciones emocionales y artísticas con Salamanca que iba más allá de lo profesional, abarcando la amistad, la inspiración y el intercambio intelectual.

Su retorno a la provincia con la instalación 'Federico García Lorca. Salamanca' constituye un homenaje emotivo a esta conexión perdurable. Acompañado por amigos, tanto reales como imaginarios, Lorca evoca la carga intelectual y emocional que siempre acompañó sus empresas creativas, reafirmando así su profunda afinidad con la tierra salmantina.

Este proyecto expositivo no solo celebra la figura del poeta y su estrecha relación con Salamanca, sino que también ofrece una oportunidad única para reflexionar sobre la influencia mutua entre el artista y su entorno. A través del diálogo entre pasado y presente, Federico García Lorca. Salamanca invita a explorar la intersección entre identidad personal y cultural, destacando la importancia del lugar en la configuración del individuo y su obra.

En este sentido, la instalación se erige como un testimonio vivo de la perdurabilidad del arte y su capacidad para conectar generaciones y geografías, enriqueciendo así nuestro entendimiento de la relación entre el arte, la historia y la identidad cultural.

Muestra provincial

En cuanto a la exposición en sí, el montaje de los 126 retratos, la instalación cuenta con 12 nuevas incorporaciones, se lleva a cabo simultáneamente en el patio del Palacio de La Salina de la Diputación de Salamanca y en nueve municipios de la provincia:

  • Villarino de los Aires,
  • Monleón,
  • Ciudad Rodrigo,
  • Béjar,
  • La Alberca,
  • Miranda del Castañar,
  • San Martín del Castañar,
  • San Esteban de la Sierra y
  • Montemayor del Río.

Ofreciendo así la oportunidad de disfrutar de esta experiencia artística en diversos contextos y comunidades.

Las obras se organizan en cuatro series temáticas: Patio de la Salina, Romances, Dibujo y Amigos. Cada ubicación presenta retratos de Federico García Lorca y sus amigos en diferentes formatos, proporcionando así una visión multifacética de la vida y las relaciones del poeta.

La distribución de las obras en los diferentes municipios responde a criterios organizativos y conceptuales específicos, asegurando que cada visitante pueda disfrutar de una experiencia única y significativa en su encuentro con las obras sobre Lorca y su vínculo con Salamanca.

Dos retratos destacados

La singularidad de esta instalación en la provincia de Salamanca se ve enriquecida por la incorporación de dos nuevas obras creadas especialmente para la ocasión. Dos retratos de gran formato dedicados a Dámaso Ledesma Hernández y Federico García Lorca, que actúan como embajadores de la muestra y la proyectan desde Salamanca capital hacia la provincia.

El retrato de Federico García Lorca evoca su primera visita a Salamanca, cuando pasó por el Patio de La Salina el 21 de octubre de 1916. En esa ocasión, García Lorca y otros cuatro compañeros de clase llegaron a Salamanca por primera vez como parte de un viaje de estudios junto a su profesor, el salmantino Martín Domínguez Berrueta, catedrático de Teoría de la Literatura y de las Bellas Artes en la Universidad de Granada.

El segundo retrato está dedicado al mirobrigense Dámaso Ledesma Hernández, destacado musicólogo, compositor y organista de las Catedrales de Ciudad Rodrigo y Salamanca. Reconocido por ser el autor de una obra de referencia para Federico García Lorca, Folk-lore o Cancionero Salmantino, la cual fue premiada en 1905 por la Real Academia de San Fernando de Madrid y publicada en 1907 por la Excelentísima Diputación de Salamanca.