Sábado, 25 de mayo de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Las grandes cabañas del merino
X
Historia del merino

Las grandes cabañas del merino

Actualizado 31/03/2024 09:10
Santiago Bayón Vera

Guadalupe

Monasterio de Guadalupe, enclavado en la Sierra de Villuercas, de la provincia de Cáceres, de cuyo prior se llegó a decir que podía marchar hasta Portugal sin salir de sus dominios (250 kilómetros lineales), o sea, por tierras propias. El mismo Monasterio tuvo su origen en una dehesa de pastos y le asignaron terrenos y ganados para atender los gastos propios y obras de caridad. Sancho IV en 1293 señalo a favor del concejo de Talavera de la Reina la parte extrema de su territorio en la Jara y los Montes, concretamente tres dehesas, radicadas en el alfoz de Trujillo, en el sector del Ibor y de las Villuercas. En estas dehesas talaveranas tan distantes no tardaría en aparecer una ermita dedicada a Santa María de Guadalupe, cuyo culto data por lo menos de 1327., Alfonso XI construiría el santuario y en 1337 desmembró una parte de la dehesa para fundar la Puebla de Santa María de Guadalupe, concediendo jurisdicción al Monasterio en 1348 y con ello espacio para criar las merinas. Luego el patrimonio de Orden Jerónima proporcionaría base territorial para sustentar tan importante cabaña.

Hay que añadir que por tanto por lo que respecta al ganado como las fincas donde pastaba, guardan absoluta independencia con los rebaños del Escorial, administrado por la misma orden. Invernaba en Extremadura y pastaba en verano la mayor parte de su efectivo en León y Asturias, otra fracción en Ávila y algunos años mandaban hatajos a Galicia. Esquilaban en Segovia, camino de los puertos de verano, pero luego lo hizo en la finca El Rincón, situada en el despoblado de Valdepalacios. Generalmente vencía la lana en sucio mediante subasta al mejor postor, incluyendo lana basta de ganado estante que valía un 25 % menos que el precio de remate de la trashumante. El comparador se comprometía a lavar la lana sin ser mezcladas con otras y marcar las sacas de exportación con hierro de la cabaña.

Estaba compuesta por animales grandes, de piel abundante y suelta, armónicas proporciones, vellón extendido. Al principio parece ser que una fracción era de color negro.

Contribuyo como ninguna a formar el merino colonial inglés, favorecida por su ubicación y la facilidad de exportar por los puertos de Sevilla y Lisboa. Hay constancia de que en 1810 el Monasterio venido a lord Stiward1.045 ovejas por un valor de 105.625 reales y ha pasado a la historia por su actividad vendedora.

La cabaña no tuvo modificaciones cuantitativas importantes entre 1550 y 1800. En 1730, además de las 24.688 ovejas merinas trashumantes, poseía 11.734 ovejas estantes, 1,777 vacas, 223 yeguas y mulas, 735 puercos, 5.925 cabras, y más de 165 bueyes de labor. En el otoño – invierno de 1779- 1780, la cabaña trashumante aprovecho el conjunto de dehesas que sumaban 26.200 hectáreas. La Guerra de la Independencia diezmó sus efectivos ¸en 1805 tenía 27 rebaños con total de 22.000 ovejas, y en 1813 solo 2.909 ovejas. Australia

Imagen Santiago Bayón Vera

La empresa Diario de Salamanca S.L, No nos hacemos responsables de ninguna de las informaciones, opiniones y conceptos que se emitan o publiquen, por los columnistas que en su sección de opinión realizan su intervención, así como de la imagen que los mismos envían.

Serán única y exclusivamente responsable el columnista que haga uso de nuestros servicios y enlaces.

La publicación por SALAMANCARTVALDIA de los artículos de opinión no implica la existencia de relación alguna entre nuestra empresa y columnista, como tampoco la aceptación y aprobación por nuestra parte de los contenidos, siendo su el interviniente el único responsable de los mismos.

En este sentido, si tiene conocimiento efectivo de la ilicitud de las opiniones o imágenes utilizadas por alguno de ellos, agradeceremos que nos lo comunique inmediatamente para que procedamos a deshabilitar el enlace de acceso a la misma.