Jueves, 23 de mayo de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Ternera Charra sigue creciendo y aumentará su producción en cerca de mil cabezas
X
MARCA DE GARANTÍA

Ternera Charra sigue creciendo y aumentará su producción en cerca de mil cabezas

Actualizado 14/05/2024 10:19
César García

En unas semanas inaugurará un cebadero en Villarmayor y también está previsto para este año otro en Golpejas

El mercado alimenticio es muy competitivo, pero no es recomendable comprar cualquier producto porque nuestra salud depende de ello. Por eso, conviene apostar por la calidad, por los profesionales que cumplen exigentes requisitos de la UE y que, además, generan empleo en nuestra tierra.

Ejemplo de ello es una Marca de Garantía que comercializa carnes frescas de vacuno procedentes de animales nacidos, criados y cebados en la provincia de Salamanca y en algunos municipios limítrofes de Zamora y Ávila. Además, hablamos de un sistema de producción extensivo que asegura la continuidad de la dehesa y apuesta por el ritmo normal de crecimiento y desarrollo del animal.

La Marca de Garantía Ternera Charra, con 250 asociados, produce anualmente más de 14.000 terneros y, a pesar de las dificultades, en el último ejercicio ha facturado más de 14 millones de euros. Su presidente, Javier Boyero, explica en SALAMANCA AL DÍA, interesantes detalles de esta entidad.

¿Cómo está posicionada la Marca de Garantía Ternera Charra en el mercado provincial y autonómico?

La demanda sigue aumentando, aunque despacio, pero yo creo que en la calle nuestro nombre sigue sonando y cada vez más operadores del mercado saben qué puede ofrecer Ternera Charra y nuestros ganaderos de la provincia para afrontar la evolución del sector en los próximos años. Además, en el sector industrial y el comercializador de carne son conscientes de que les ofrecemos un producto de máximas garantías, por los controles pertinentes y exigibles de la Administración, y que ponemos a su disposición un producto de primerísima calidad.

¿Qué puede ofrecer Ternera Charra a los ganaderos de la provincia de Salamanca, para poder afrontar la evolución del sector en los próximos años?

El ganadero que está con nosotros tiene la tranquilidad de que su producto sale a lo largo de todo el año, se minimiza la incertidumbre porque nosotros tenemos cierta estabilidad.

No obstante, ¿cómo afecta el actual nivel de precios en los gastos de las materias primas necesarias para la producción de la carne y en el margen de beneficio del cebo de terneros?

Influye mucho, de tal manera, que estamos teniendo precios de compra de algunos productos históricos, que jamás habíamos visto, pero tenemos la suerte de que el precio de los animales ha repuntado un poquito y se compensa en cierta manera. Pero, efectivamente, el alto coste de nuestro sistema de producción se nota mucho pero bueno, en este momento, aunque no sea un gran negocio, tampoco es un negocio a pérdidas. El problema que tenemos es que la producción de cara al año que viene va a bajar muchísimo por los distintos problemas sanitarios que estamos teniendo.

¿No se acaba de mejorar en ese sentido respecto al año anterior, que también hubo dificultades para la producción?

No, en absoluto. Una cosa es lo que se cuenta o se ve desde las distintas administraciones y otra es la realidad. Nuestras vacas han sufrido muchísimo y esos problemas empiezan a surgir ahora, animales que tenían que tener terneros a estas alturas no los tienen. Todo eso va a suponer una merma en los ingresos de los ganaderos importantísima.

En este sentido, ¿hay cierto desamparo por parte de los profesionales?

Sí, pero el amparo viene de aquellos que lo puedan dar, tenga capacidad, posibilidad, y quieran. Lo que no podemos hacer los ganaderos es convertimos en enfermeros, en veterinarios y demás. Yo no soy de los que suplique subvenciones, lo que suplico son soluciones y las soluciones vienen por buscar una vía o una vacuna o no sé qué, para que podamos pasar este bache. No sirve, al menos para mí, que nos digan vamos a dar tanto dinero, ¿y qué? Eso, desde mi punto vista, no va a ningún sitio, hombre, viene bien, no se puede rechazar, pero hay que buscar alternativas y la solución la tiene que dar que la Administración.

Supongo que todo esto lo comenta por la enfermedad hemorrágica epizoótica (EHE)

Estoy pensando en la EHE, pero también en los problemas de la tuberculina y todas estas historias. Todo eso son mermas en todos los sentidos. En nuestro caso, con animales en extensivo, tener que pasarlos por un mueco cada cierto tiempo supone un estrés que luego implica una disminución de la producción. De hecho, las formaciones agrarias y asociaciones nuevas que han surgido reivindican soluciones en ese sentido, porque cuando alguien tiene una enfermedad no se resuelve matándolo. Hay que buscar las causas y cómo se puede solventar, sin embargo, llevamos tropecientos años y no lo resolvemos.

Hablamos ahora de los sistemas de comercialización que tiene la Marca de Garantía Ternera Charra y su diferencia respecto a otros competidores

En principio, la certificación y el control que hacemos a nuestros animales, que repercuten en el punto final, en la calidad y la garantía de la carne que se ponen en el mercado el éxito, entre comillas, del que podemos presumir es que en Ternera Charra está todo el abanico, todo el sector, desde el ganadero hasta el transformador, el matadero, y el distribuidor final. Es decir, hay un control sobre lo que hacemos muy importante y eso da una garantía de que si surgiera algún problema sabemos quién, cómo y dónde ha ocurrido. Y no ha pasado hasta ahora pero creo que la calidad final, en cuanto a la garantía de la carne que damos nosotros, pues hay pocas otras opciones, al menos en la provincia de Salamanca.

Si baja la producción supongo que es complicado plantearse llegar a más mercados

Claro, en principio nuestro objetivo para este 2024, y de hecho estamos haciendo ya inversiones en nuevos cebaderos y nuevas integraciones, está al menos, en mantener el mercado que tenemos, eso está clarísimo y en principio lo estamos consiguiendo. Hay posibilidades de crecer en cuanto a la distribución pero claro antes tienes que garantizar la producción y en eso estamos, echando mucho tiempo y haciendo un esfuerzo grande para intentar conseguir que no se pierdan esos mercados.

Además, cuentan con un plan estratégico de la Marca de Garantía Ternera Charra con proyectos para el futuro

Sí, lo tenemos, lo que pasa es que lo tenemos que dejar un poquito aparcado porque hoy el proyecto más importante es seguir con las integraciones de cebaderos y, sobre todo, intentar convencer a nuestros socios que no ceban para que lo hagan. Sé que es complicado pero es un negocio más añadido al que tenemos. Además, hace mucho tiempo que hemos adquirido un camión y, aparte, la distribución de los animales ya las hacemos directamente nosotros. Tratamos de minimizar gastos y que eso repercuta en el sector del ganadero y en el comerciante.

¿Hay fecha ya para la apertura del nuevo cebadero de Villarmayor de Copasa?

Está ahí a punto, si no es a últimos de mayo será a primeros de junio, pero ya está y un poquito más allá, en Golpejas, abriremos otro en breve tiempo, por lo cual vamos a ampliar para el año que viene del orden de cerca de mil cabezas más.

En este sentido, es importante la alianza con Copasa

Sí, tener alianzas con empresas fuertes, que tienen ilusión y que aportan lo que aportan, como Copasa, Pecogasa, Garsan…, es importantísimo porque nos aportan no solo un volumen grande de socios y de animales sino su experiencia comercial que es muy importante para nosotros. Estamos muy contentos y satisfechos de la relación que hay con ellas.

Fotos: David Sañudo y M. G. Ternera Charra