Sábado, 25 de mayo de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Del Bosque, otra vez
X

Del Bosque, otra vez

Actualizado 06/05/2024 07:58
Ignacio Martín

Álvaro, campeón, qué padre tan padre –mexicanismo de hoy– tienes

En aquel ya no tan cercano 2010, por esta orilla presumía doble: de la selección española campeona y del señor de bigote; me importaba dejar muy claro que era mi paisano paisano; otro charro.

Bill Shankly un histórico del Liverpool dijo algo como que “el fútbol no es una cosa de vida o muerte, sino algo mucho más serio que eso.” Sin embargo, el fútbol/futbol –válidas ambas pronunciaciones– tiene que ser alegría, burlas a veces, pero de buen rollo; desde niños… y niñas, soñamos con ganar el Mundial; primero, siendo uno quien levanta la copa; y luego, cuando te vas dando cuenta de que no eres tan bueno, o buena –o mala o malo, como fue mi caso, que ser el último al que elegían en pares y nones ayudaba a aclarar esos conceptos–, te conformas con vivir los campeonatos de lejos. En mi caso, de muy lejos, ya he vivido los dos, de las chicas y de los chicos… Y los de categorías inferiores... Y las eurocopas...

Lo malo ha sido vivir, también, la vergüenza que rodea a ese maravilloso deporte, la cantidad de gentuza que lucra con él, que se aprovecha de jugadoras y jugadores.

No es el caso del charro bigotón que, cuando vinieron bien dadas, ahí estaba, aguantando vara al principio y dando lecciones de humildad y clase tras la victoria; nuestro paisano, una persona que es un verso de Machado andante: "soy, en el buen sentido de la palabra, bueno".

Puede que los castellanos seamos secos, o lo parezcamos, si es que merece la pena jugar con esos topicazos; puede que sí, pero también solemos ser gente que sabe que el silencio es importante, que a veces es mejor callar que decir la primera tontería que viene a la cabeza.

Sabemos que se puede conseguir más con la paciencia y la persuasión que a golpes; que Zamora no se ganó en una hora –o se hizo, depende de quién cite el refrán–; que es más fácil ver los toros desde la barrera.

Por eso, otra vez y de antemano, gracias, don Vicente; porque si entonces puso, otra vez, el nombre de Salamanca en el mapa –mundi–, ahora lo va a volver a hacer, de manera más discreta; gracias, Del Bosque, sobre todo, por la dignidad, por demostrar que es importante ganar, pero mucho más importante demostrar que no a cualquier precio. Gracias por la ilusión, la alegría... y la decencia.

Y gracias, don Vicente, porque al poner, como única condición para este nuevo cargo, la de no cobrar, demuestra que ser sencillo, esa cualidad que hoy día muchos tienden a confundir con simple, es lo más importante.

Por eso se recurre a usted ahora que la Federación da vergüenza, propia y ajena; porque usted, don Vicente, es un señor de ley.

Álvaro, campeón, qué padre tan padre –mexicanismo de hoy– tienes.

www.ignaciomartin.com

https://www.facebook.com/ignaciomartinescritor

@ignacio_martins (X-Twitter)

@nachomartins (Threads)

nachomartins (Instagram)

La empresa Diario de Salamanca S.L, No nos hacemos responsables de ninguna de las informaciones, opiniones y conceptos que se emitan o publiquen, por los columnistas que en su sección de opinión realizan su intervención, así como de la imagen que los mismos envían.

Serán única y exclusivamente responsable el columnista que haga uso de nuestros servicios y enlaces.

La publicación por SALAMANCARTVALDIA de los artículos de opinión no implica la existencia de relación alguna entre nuestra empresa y columnista, como tampoco la aceptación y aprobación por nuestra parte de los contenidos, siendo su el interviniente el único responsable de los mismos.

En este sentido, si tiene conocimiento efectivo de la ilicitud de las opiniones o imágenes utilizadas por alguno de ellos, agradeceremos que nos lo comunique inmediatamente para que procedamos a deshabilitar el enlace de acceso a la misma.