Miércoles, 22 de mayo de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
No coman comas
X

No coman comas

Actualizado 16/04/2024 07:47
Ignacio Martín

Por cuestiones de trabajo, estoy preparando un pequeño curso sobre mi querida coma, no de todos tan querida... Y por ello, hoy me voy a poner gramático: van un par de citas sobre este humilde signo al que no solemos dar el reconocimiento que merece… Y eso que puede salvar vidas…

...Lo que nos advierte Mark Twain: “debemos tener cuidado con los libros de salud: podemos morir por culpa de una errata”.

Me encontré la cita en Vituperio (y algún elogio) de la errata, de José Esteban, un libro delicioso que me compartió Sergio Macías –gracias, Sergio– y, si bien el mal uso de la coma no siempre es, como tal, una errata, ese signo puede salvar vidas… O lo contrario.

Explica José Antonio Millán el título de su Perdón imposible… ¿O con coma?:

De mis años escolares recuerdo una anécdota atribuida a Carlos V (luego la he encontrado referida a otros reyes, pero nos dará lo mismo...). Al emperador se le pasó a la firma una sentencia que decía así: Perdón imposible, que cumpla su condena. Al monarca le ganó su magnanimidad y antes de firmarla movió la coma de sitio: Perdón, imposible que cumpla su condena. Y de ese modo, una coma cambió la suerte de algún desgraciado...

Pero no solo estudiosos, filólogos, gramáticos se han dado a la tarea de que no nos comamos las comas… Julio Cortázar la definió como “la puerta giratoria del pensamiento” y a él se atribuye este “microensayo”, todo un tratado sociológico:

Si el hombre supiera realmente el valor que tiene la mujer andaría en cuatro patas en su búsqueda.

Si usted es mujer, con toda seguridad colocaría la coma después de la palabra mujer.

Si usted es varón, con toda seguridad colocaría la coma después de la palabra tiene.

No sé si Cortázar, o quien escribiera el texto, sigan teniendo razón, pero, por si acaso, denle una vuelta... Y, para terminar, algo de utilidad: recuerden la importancia de la coma “de vocativo”, una de las que solemos olvidar: no es lo mismo –gracias, Eduardo: cambio un poco la frase, malinterpretable en los tiempos que corren– “Vamos a comer, amigos” que “Vamos a comer amigos”…

¿O sí?

La empresa Diario de Salamanca S.L, No nos hacemos responsables de ninguna de las informaciones, opiniones y conceptos que se emitan o publiquen, por los columnistas que en su sección de opinión realizan su intervención, así como de la imagen que los mismos envían.

Serán única y exclusivamente responsable el columnista que haga uso de nuestros servicios y enlaces.

La publicación por SALAMANCARTVALDIA de los artículos de opinión no implica la existencia de relación alguna entre nuestra empresa y columnista, como tampoco la aceptación y aprobación por nuestra parte de los contenidos, siendo su el interviniente el único responsable de los mismos.

En este sentido, si tiene conocimiento efectivo de la ilicitud de las opiniones o imágenes utilizadas por alguno de ellos, agradeceremos que nos lo comunique inmediatamente para que procedamos a deshabilitar el enlace de acceso a la misma.