Miércoles, 29 de mayo de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Los meloncillos vuelven a atacar en Salamanca y matan a un ternero de 3 días en Ledesma
X
pequeños, pero feroces

Los meloncillos vuelven a atacar en Salamanca y matan a un ternero de 3 días en Ledesma

Actualizado 12/04/2024 20:18
Redacción

UPA denuncia que estos animales "cada vez causan más daños" en la provincia, exige que declarado invasor y que los daños que está causando sean abonados por la Junta, al igual que los del lobo

Nuevo ataque de meloncillos en la provincia de Salamanca, esta vez en Ledesma, donde han matado y comido parcialmente a un ternero de 3 días.

La ganadera, según ha informado UPA Salamanca, al acudir a la finca y ver a la madre inquieta y sin ternero, lo busco y encontró sus restos, ya que estaba parcialmente comido.

Ante el temor que fuera el lobo, procedió a llamar al S.T. de Medio Ambiente, donde los técnicos de la misma, por la forma de la muerte, y lo que de él habían comido, así como por las huellas en el terreno, indico que se trataba con casi toda la seguridad de meloncillos.

UPA denuncia, que estos animales "cada vez causan más daños en nuestra provincia, están expandidos por toda Salamanca ya y, aunque son una especie invasora, la falta de su regulación para ser calificado como tal y descartable, está causando problemas cada vez más frecuentes a nuestra ganadería". Los ataques de estos animales, añade la organización agraria, por su pequeño tamaño, pero ferocidad, y al atacar en grupo, se centra en los animales más indefensos, que son las vacas y ovejas mientras el parto, así como los terneros y corderos recién nacidos o de pocos días.

UPA exige a la Junta de Castilla y León, que "de una vez se hagan los procesos oportunos para que este animal sea declarado invasor y por lo tanto se permita su eliminación y descartable por el gran impacto y daño que causa, al igual que un gran impacto ambiental en la fauna autóctona como perdices, etc., al devorar los nidos y los adultos".

Mientras esto se lleve a cabo, UPA exige que "los daños causado por este animal, a día de hoy protegido, sean abonados por la Junta de Castilla y León, de forma patrimonial, al igual que se abonan los causados por el lobo".