Lunes, 27 de mayo de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
José G. Moreno de Alba (1940-2013)
X

José G. Moreno de Alba (1940-2013)

Actualizado 02/04/2024 07:55
Ignacio Martín

En esta semana de vacaciones… para algunos, que no para mí, aprovecho para recuperar un texto que escribí en su momento y que se perdió en el limbo internetesco.

José Guadalupe Moreno de Alba es uno de esos personajes que marcan, aunque muchos no se den cuenta. Por eso quiero honrar su memoria retomando el artículo que escribí entonces y que se perdió en el limbo de Internet.

Sus libros Minucias del lenguaje y Nuevas minucias del lenguaje han de estar –no tengo el dato exacto– entre los libros más vendidos del Fondo de Cultura Económica. Y eso es significativo porque déjenme explicarles que en México abundan las “reglas” de gramática, ortografía y demás. Dije bien, abundan, o sea, cada uno maneja unas cuantas –las que algún maestro, algún jefe, algún… les enseñó-pasó-encasquetó–, aunque sean menos quienes se preocupen por buscar un diccionario o por entender qué pasa con esa herramienta, la lengua, que es de todos. Por si fuera poco, en eso de las “reglas” cada quien maneja unas cuantas… y no suelen ser las mismas.

Unamos a este punto de partida que México es tierra que gusta de tótems y tabúes, tal vez como todas; pero bueno, aquí uno de esos es el de la “Madre Academia”, o sea, unos “viejitos” españoles que quieren hacer que todos hablen como ellos.

Hombre –y mujer, y mujer–, no digo yo que el DRAE vaya a velocidad de vértigo, que no tiene por qué, pero la verdad es que el consenso entre academias ya se daba cuando vine a México, hace más de 30 años, por lo que podríamos ir rompiendo con esa idea… Como siempre señaló Moreno de Alba, las academias, no una sola, sino todas, aunque no renuncian a su papel fiscalizador, sobre todo son registradoras con marco teórico: notarias, no jueces y mucho menos policías.

Sin embargo, esto es “poco vendible”, es mejor tener a quien echar la culpa y seguir burlándose, por ejemplo, de quien pide un vaso de agua; me explico: un ejemplo de las “reglas” a las que acabo de aludir es que entre las clases “cultas” de México no es raro pedir un vaso “con” agua; tampoco es extraño ver caras de extrañeza y miradas entre condescendientes y corregidoras dirigidas a los ignorantes que pedimos un vulgar y simple vaso de agua.

Espero que este enxiemplo ilustre la fábula anterior, cuya moraleja es que en este maravilloso país, que lo es, se da un cierto exceso de filologoides que contrasta, como Moreno de Alba denuncia en un texto, con el poco prestigio social que tienen las disciplinas humanísticas (“De filología y filólogos”, en Minucias del Lenguaje, FCE, 1998).

La moraleja de este artículo es que en México nació, creció, se desarrolló y no murió, porque ahí sigue su legado, el doctor Moreno de Alba, él sí filólogo, no como uno, que simplemente estudió Filología. Entre muchos logros, destaco que fue director de la Academia Mexicana de la Lengua y nos dejó los mencionados libros, imprescindibles –creo yo– en cualquier biblioteca, para resolver esas dudas sobre nuestro idioma que nunca deben dejar de asaltarnos cuando escribimos.

Todas las dudas, no las más importantes. Y a la vez que resuelve, rompe con muchos de esos tabúes y les dice, a los filologoides, que no es por ahí.

www.ignaciomartin.com

https://www.facebook.com/ignaciomartinescritor

@ignacio_martins (X-Twitter)

@nachomartins (Threads)

nachomartins (Instagram)

La empresa Diario de Salamanca S.L, No nos hacemos responsables de ninguna de las informaciones, opiniones y conceptos que se emitan o publiquen, por los columnistas que en su sección de opinión realizan su intervención, así como de la imagen que los mismos envían.

Serán única y exclusivamente responsable el columnista que haga uso de nuestros servicios y enlaces.

La publicación por SALAMANCARTVALDIA de los artículos de opinión no implica la existencia de relación alguna entre nuestra empresa y columnista, como tampoco la aceptación y aprobación por nuestra parte de los contenidos, siendo su el interviniente el único responsable de los mismos.

En este sentido, si tiene conocimiento efectivo de la ilicitud de las opiniones o imágenes utilizadas por alguno de ellos, agradeceremos que nos lo comunique inmediatamente para que procedamos a deshabilitar el enlace de acceso a la misma.