Jueves, 23 de mayo de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Los ataques del lobo al ganado en Castilla y León aumentan un 33% desde su protección
X
5.566 muertes en 2023

Los ataques del lobo al ganado en Castilla y León aumentan un 33% desde su protección

Actualizado 03/03/2024 21:32
EP

En la provincia de Salamanca, se comprueba una reducción de los daños respecto de 2021, pasando de 356 reses muertas a 70.

El número de ataques y cabezas de ganado muertas por daños de lobo en Castilla y León se ha incrementado un 33 por ciento desde la protección estricta de la especie, con un total de 3.558 ataques y 5.566 cabezas muertas en 2023.

La Junta ha informado en un comunicado que junto a las Organizaciones Profesionales Agrarias (OPA) ha analizado esta semanas los datos de los ataques del lobo en 2023, cuyo resultado supone un aumento del 16 por ciento respecto a los registrados en 2022 (3.058) y de un 33 por ciento respecto de los del año 2021 (2.669).

Por su parte, el número de cabezas de ganado muertas por ataques de lobo alcanza las 5.566 cabezas en 2023, con un incremento del 9 por ciento respecto al año 2022 (5.118) y de un 30 por ciento respecto de las del año 2021 (4.288), año en el que el lobo se incorporó al Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE).

Tras su incorporación a este listado por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, se imposibilitó la caza de esta especie al norte del Duero y el control poblacional por daños a la ganadería en toda la comunidad autónoma, así como en el resto de España.

Datos por provincias

Por provincias, Ávila aglutina el 30 por ciento de las cabezas muertas para todo Castilla y León, con 1.652, y un incremento de daños respecto del año 2021 del 11 por ciento.

A continuación, las provincias de Segovia, con 1.062 reses muertas, y Zamora, con 988, representan el 19 y 18 por ciento, respectivamente, de las cabezas muertas. El incremento de los daños en estas provincias respecto de 2021 supone un aumento del 23 por ciento para Segovia y del 11 para Zamora.

Por su parte, la provincia de Burgos, que con 697 animales muertos representa el 13 por ciento de los daños habiendo multiplicado por siete los daños respecto del año 2021, ha pasado de 84 reses muertas en 2021 a 697 en 2023.

Otras provincias, como Soria o Palencia, también han duplicado los daños. En concreto, Soria pasa de 71 reses muertas en 2021 a 162 en 2023, y Palencia de 168 en 2021 a 343 reses en 2023.

Mientras tanto, en la provincia de Salamanca, se comprueba una reducción de los daños respecto de 2021, pasando de 356 reses muertas a 70.