Viernes, 14 de junio de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
“No necesitamos llegar a un punto extremo para pedir ayuda”, afirman las psicólogas de Fundaneed
X
13 DE ENERO | DÍA MUNDIAL DE LA LUCHA CONTRA LA DEPRESIÓN

“No necesitamos llegar a un punto extremo para pedir ayuda”, afirman las psicólogas de Fundaneed

Actualizado 15/01/2024 10:47
Vanesa Martins

Hablamos con Sonia Martín y María Hernández, psicólogas de la fundación, sobre todos los detalles a conocer sobre la depresión y conocemos su trabajo en la fundación

Cada 13 de enero se celebra el Día Mundial de la Lucha contra la Depresión, una enfermedad mental que cada vez afecta a más personas, siendo una de las más comunes a nivel mundial. Para conocer un poco más esta enfermedad, cómo afecta y las principales señales de alerta, hablamos con Sonia Martín González y con María Hernández, psicólogas de Fundaneed.

“Hay muchos tipos de personas depresivas”, empieza explicando Sonia. “Desde fuera, para la sociedad en general, una persona depresiva es la que está en casa, la que no se mueve. A mí esta profesión me ha enseñado que tengo varios usuarios adolescentes que tienen una depresión, pero sonríen y llevan por dentro esa angustia. Esa diferenciación es muy importante porque hay que señalar que la gente joven con depresión está saliendo adelante como puede, adolescentes y jóvenes tienen un dolor interno, se acostumbran a vivir con él, lo aceptan con normalidad, por eso sonríen. Mientras que las personas mayores, al contrario, no quieren salir, se encierran en casa y no las ves sonreír”, detalla.

La psicóloga María Hernández explica que “en Fundaneet hacemos muchísimo hincapié en el tema de la prevención. Cuanto antes captemos la depresión y sus primeros síntomas, mucho más fácil es intervenir”. La importancia de esa prevención y de la detección precoz está directamente relacionada, en especial en jóvenes y adolescentes, tanto con el entorno escolar como con las familias. Por ello, desde la fundación trabajan este ámbito organizando talleres y charlas, y también las redes sociales. “La información por estas vías llega mejor a los jóvenes”, añade María.

Entre las señales de alerta destaca que una persona con depresión pierde la ilusión y las ganas de hacer cosas que antes le ilusionaban, y presentan un estado de ánimo muy bajito. A partir de ahí también se manifiesta en otras cosas como una baja concentración, insomnio, hipersomnia, etc.

Una vez se da ese paso y llegan a Fundaneed, el equipo de profesionales empieza a trabajar de manera individualizada con ellos. Cada paso es único y particular. No hay dos personas iguales.

"La depresión es una cosa muy seria como para banalizarlo”

Sin embargo, en muchas ocasiones no se da el paso de pedir ayuda y acudir a un psicólogo. “Muchas veces los adolescentes no van al psicólogo o porque no está bien visto o porque sus padres no lo aceptan. Todavía existe ese estigma. Los adolescentes ven bien ir al psicólogo, pero a las personas mayores cuesta más verlo”, explica Sonia. “El trabajo del terapeuta, del psicólogo, es que tenemos que hacer una buena conexión con ellos, engancharlos a la terapia y sobre todo que ellos sientan que es un espacio donde es seguro y se sienten arropados. Por otro lado, la motivación. El psicólogo tiene un papel de motivador muy importante”, añade María en este sentido.

Es importante y fundamental pedir ayuda, saber que no se está solo. Que se puede salir y superar una depresión con la ayuda profesional necesaria. “Que den el paso, que cuanto antes mejor, y hacerlo con ayuda especializada. Cuantos antes mejor podemos intervenir, porque menor es la caída”, afirma Sonia. “No necesitamos llegar a un punto extremo para pedir ayuda. Cuando haya una mínima sospecha de que algo no va bien hay que dar el paso”.

“Lo que más tenemos a mano es atención primaria. Ir al médico de cabecera y contarle lo que nos pasa, pedir ayuda. Si son menores, evidentemente pedir ayuda a los padres y a partir de ahí mover, empezar a mover la red, el psicólogo más cercano, el de tu barrio, aquel que te dé confianza, el que conoce un amigo. Cualquier psicólogo puede valer, pero hay que ponerse en manos de un profesional”, explica María.

Para concluir, las psicólogas de Fundaneed recuerdan la importancia de pedir ayuda, que no se está solo en este camino y que no le quitemos importancia a la depresión. “Es una cosa muy seria como para banalizarlo”, concluye María Hernández.