Viernes, 23 de febrero de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Un extraño aniversario para la Constitución
X

Un extraño aniversario para la Constitución

Actualizado 02/12/2023 14:42
Carlos Javier Salgado Fuentes

Se echa en falta que, quienes se rasgan las vestiduras por la posible vulneración de la Constitución por otras cuestiones, lo hagan también respecto a la violación del derecho constitucional de la Región Leonesa a ser comunidad autónoma.

Como todos los años, llega el 6 de diciembre, un día marcado en nuestro país por la celebración del día de la Constitución, aprobada en dicha fecha del año 1978 en referéndum por la mayoría de los españoles, y que supuso un antes y un después para nuestra historia moderna, ya que sirvió para dar carpetazo a una dictadura y marcar la recuperación de un sistema de democracia representativa.

Ahora bien, este año nos topamos con un aniversario más que extraño para la celebración del día de la Constitución, dada la polarización que está viviendo nuestra sociedad, con los ánimos especialmente agitados entre la izquierda y la derecha, y teniendo como telón de fondo la posible violación de diversos artículos de la Constitución.

En este aspecto, si hay una palabra que hemos oído este mes ha sido la de “amnistía”, como consecuencia del acuerdo al que ha llegado el PSOE con las fuerzas nacionalistas catalanas (de izquierda y derecha) para la investidura de Pedro Sánchez como presidente, que como contrapartida se comprometió a amnistiar a quienes hubiesen cometido delitos en el contexto de las protestas del denominado ‘procés’, que buscaba la independencia de Cataluña.

Una amnistía que, pese a haberse registrado como Proposición de Ley por parte del PSOE en el Congreso, crea sospechas más que fundadas sobre su dudosa constitucionalidad, dado que el artículo 62 de la Constitución prohíbe de forma expresa los indultos generales, que es en definitiva lo que supone una amnistía.

No obstante, no es este el único artículo de la Constitución que podría estar en entredicho en los pactos firmados por PSOE con ERC y Junts, ya que la condonación de buena parte de la deuda a Cataluña, al ser precisamente una de las regiones más ricas de España, podría estar vulnerando el artículo 138.1 de la Constitución que pide impulsar el “establecimiento de un equilibrio económico, adecuado y justo entre las diversas partes del territorio español”, además del artículo 156.1, que recoge el principio de solidaridad entre todos los españoles.

Y es que, condonar la deuda a una de las regiones más ricas del país, por ser precisamente (y de forma irresponsable por parte de sus gobernantes) la que más se ha endeudado, estaría penalizando indirectamente a aquellas otras Comunidades que han realizado un mayor esfuerzo para no endeudarse o hacerlo en menor medida, y particularmente a las más empobrecidas. Estas, además de verse perjudicadas para el cumplimiento de lo recogido por el artículo 138.1 de la Constitución, también lo harían para el desarrollo efectivo del principio de solidaridad entre territorios recogido por el artículo 2 de la Constitución, hecho que se enmarca como fundamento esencial de España como Estado social y democrático de Derecho.

Ahora bien, sin salir del artículo 2, que también reconoce el derecho de las regiones españolas a conformarse en comunidades autónomas, se echa en falta que todos los que se rasgan ahora las vestiduras por la vulneración de este y otros artículos de la Constitución por otras cuestiones, hagan también autocrítica respecto a la vulneración del derecho de la Región Leonesa a ser comunidad autónoma.

Porque no hay que olvidar que, al aprobarse la Constitución, oficialmente la región que integrábamos las provincias de Salamanca, Zamora y León era la Región Leonesa, y precisamente esa región histórica de España es a la que le asiste el derecho a ser comunidad autónoma consagrado por el artículo 2 de la Constitución, no a un híbrido denominado “Castilla y León” inexistente de forma oficial como región al aprobarse la Constitución.

Por tanto, hagamos y hágase cumplir la Constitución en todos sus preceptos, no solo en las partes que convengan a una u otra orilla política en función de las circunstancias partidistas del momento. Y hágase también para un desarrollo más efectivo de los frecuentemente olvidados derechos sociales que se nos reconocen a todos los españoles en diversos artículos de la Constitución.

Y es que, desgraciadamente empezamos a tener antecedentes más que sobrados en pasarnos la Constitución por el arco del triunfo. Pues no hay que olvidar que la posible vulneración de la Constitución por el pacto entre PSOE, Junts y ERC, no es sino un capítulo más tras los Pactos Autonómicos firmados en 1981, en los que PSOE y UCD decidieron pactar un mapa autonómico a su antojo, vulnerando el derecho constitucional de regiones históricas como León o Castilla la Vieja a conformarse en comunidades autónomas.

Por cierto, que la entonces Alianza Popular (hoy PP) hablaba de la posible inconstitucionalidad de unir León y Castilla en una misma autonomía, algo que después se les olvidó como por arte de magia al llegar al sillón de la Junta. Quizá no interesaba tanto el cumplimiento de la Constitución, sino gobernar. Y en esas seguimos, pues desde su inserción en la comunidad de Castilla y León, la Región Leonesa ha perdido 180.000 habitantes, la peor evolución de toda Europa, con una falta de desarrollo que vulneraría el artículo 138.1 de la Constitución y que se uniría al impedimento de cumplir el artículo 2 en su derecho a la autonomía, pero a los grandes partidos eso parece darles igual. Al fin y al cabo, somos el lejano Oeste.

La empresa Diario de Salamanca S.L, No nos hacemos responsables de ninguna de las informaciones, opiniones y conceptos que se emitan o publiquen, por los columnistas que en su sección de opinión realizan su intervención, así como de la imagen que los mismos envían.

Serán única y exclusivamente responsable el columnista que haga uso de nuestros servicios y enlaces.

La publicación por SALAMANCARTVALDIA de los artículos de opinión no implica la existencia de relación alguna entre nuestra empresa y columnista, como tampoco la aceptación y aprobación por nuestra parte de los contenidos, siendo su el interviniente el único responsable de los mismos.

En este sentido, si tiene conocimiento efectivo de la ilicitud de las opiniones o imágenes utilizadas por alguno de ellos, agradeceremos que nos lo comunique inmediatamente para que procedamos a deshabilitar el enlace de acceso a la misma.