Viernes, 23 de febrero de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
El acoso escolar no cesa en Salamanca: “Estamos normalizando la violencia y eso es algo francamente malo”
X
ENTREVISTA

El acoso escolar no cesa en Salamanca: “Estamos normalizando la violencia y eso es algo francamente malo”

Actualizado 23/09/2023 12:00
Vanesa Martins

ASBYC ha comenzado un nuevo curso escolar que para ellos no termina, no cierran en ninguna época del año porque asegura, “cada vez tenemos más casos”

La Asociación Salmantina Contra el Bullying y Ciberbullying (ASCBYC) no tiene vacaciones. Se trata de un grupo de familias y profesionales que se unieron hace años con determinación para ayudar en la lucha contra estos problemas frecuentemente ignorados en la sociedad.

Llevan tres años consecutivos sin cerrar sus puertas ni en verano, ni en navidades y tampoco en Semana Santa. “Nos llegan muchos casos, cada vez y prácticamente todas las semanas tenemos más de un caso nuevo”, afirma a este medio de comunicación Carmen Guillén, presidenta de ASCYBC. “Que se hable más de ello ahora o que se conozca más a la asociación es probable. Pero nuestra agenda nos muestra que los casos no han bajado, sino todo lo contrario”, asegura.

Hace unos días se hacía público el V Informe de Prevención del Acoso Escolar en Centro Educativos, correspondientes al curso 2022-2023. Se trata de un informe de ANAR en colaboración con la Mutua Madrileña que se basa en las percepciones de los alumnos. Según los resultados, los insultos y las burlas siguen siendo el principal motivo de acoso que sufren los escolares, algo que también destaca en nuestra ciudad. “Es cierto que se nota mucho un aumento de la exclusión social, precisamente por ese tipo de cosas, del acoso psicológico y sobre todo lo que tiene que ver con ciberacoso. Son embargo, este estudio se basa en las percepciones, pero la exclusión social o el acoso psicológico no se percibe a simple vista. Eso es la punta del iceberg, eso es lo que se percibe”, asegura Guillén.

“Hemos tenido muchos casos de menores tirarse ocho, nueve, diez años y no contarlo nunca”

El acoso no es puntual, y aunque cada uno es único, pueden perdurar mucho tiempo. En este sentido, “hay una estadística, ya tiene tiempo, pero sigue siendo causal, nos habla de una media de 13 meses, desde que empiezan a pasar las cosas hasta que el niño o la niña se atreven a contarlo. Pero sí que te puedo decir que por muchos casos que hemos llevado pueden tirarse ocho, nueve, diez años y no contarlo nunca. Ese es el gran problema ahora mismo que acaba en otro tipo de conductas como pueden ser los gestos autolíticos o los suicidios, el que no lo han contado nunca, que llevan mucho tiempo y no lo han contado”, asegura y alerta.

El perfil de las personas que llegan hasta ASBYC es muy variado. Desde estudiantes de infantil y primaria, hasta alumnos que se encuentran en el instituto y en la universidad. “Nuestra franja va desde un extremo al otro. De hecho, uno de los programas que tenemos va dirigido a adultos y es a partir de 18 años”.

Ante estos datos, es importante preguntarse: ¿qué se sigue haciendo mal para que esto ocurra? Carmen Guillén asegura que “un dato que nos ofrece Buylling Sin Fronteras califica a España como el primer país europeo en base al acoso. Este mismo estudio de 30 países se hizo hace un par de años. En este estudio se nos pone en el tercer lugar a nivel mundial, en el primero a nivel europeo, pero después de Estados Unidos. de México, perdón, y Estados Unidos. Y hace dos años teníamos el séptimo lugar. Indudablemente, quien diga que el acoso ha bajado, que mire lo que tiene alrededor”.

"Pensamos que esto son cosas de niños, que se va a arreglar solo y no reconocemos realmente el grave problema que tenemos"

En este sentido, asegura que “estamos haciendo muchas cosas mal. En primer lugar, pensamos que esto son cosas de niños, que esto se va a arreglar solo, que esto es una tontería, que se pasa, y no reconocemos realmente el grave problema que tenemos. Desviamos el problema hacia otros campos. La sociedad tiene que cambiar y cambiar un chip, pero un chip importante y darse cuenta que estamos hablando del colectivo más vulnerable que existe, del que no se puede defender. Estamos normalizando la violencia y eso es algo francamente malo. En el acoso escolar estamos normalizando ciertas conductas. La primera frase que disculpa todo esto decir que son cosas de niños. No pensamos que uno nos va a tocar a nosotros y nos estamos equivocando totalmente. Esto me puede pasar a cualquier”, detalla.

Guillén y ASBYC, de cara al futuro y tras este inicio del nuevo curso escolar, tienen claro cuál es su deseo. “Estas situaciones tienen que cambiar y tiene que cambiar de alguna manera. Nuestro deseo es que termine y desaparezca el acoso, pero lamentablemente creo que tendremos que seguir abriendo, sin vacaciones, para atender a todo el que lo necesite”, concluye.