Miércoles, 17 de abril de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Dueñas defiende la "legalidad" de su resolución de sanidad animal y no renuncia a flexibilizar medidas con otra orden
X
SUSPENDIDA POR EL TSJCYL

Dueñas defiende la "legalidad" de su resolución de sanidad animal y no renuncia a flexibilizar medidas con otra orden

Actualizado 07/06/2023 16:26
Redacción

El consejero de Agricultura y Ganadería cree que "quizá se ha llevado muy al extremo" la salud pública: "No podemos matar a todas las vacas para controlar la tuberculosis"

A pesar de haber sido suspendida por el Tribunal Superior de Justicoa de Castilla y León, el consejero de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Gerardo Dueñas, ha defendido la legalidad de la Resolución de la administración regional sobre sanidad animal y ha asegurado que, dada su convicción, mantiene el contencioso-administrativo con el Ministerio, al tiempo que prepara una nueva orden que aborde este asunto y que esté encaminada a flexibilizar la aplicación de la normativa nacional y europea.

Así lo ha asegurado Dueñas en una comparecencia ante los medios para dar a conocer la situación actual en la que se encuentran los ganaderos de la Comunidad tras la Orden del Ministerio que prohibió su movimiento como medida cautelar y que ha decaido tras la suspensión de la Resolución autonómica por el TSCyL, un conflicto que "quizá se ha llevado muy al extremo la defensa de la salud pública independientemente de la defensa de, en este caso, un sector productor tan importante como es el ganadero", ha señalado.

El consejero ha iniciado su intervención con un apunte sobre el anterior Gobierno de la Junta de Castilla y León, liderado por PP y Ciudadanos, donde, como ha destacado, en el caso de la tuberculosis bovina ya se habló de "cierta flexibilización" en materia de sanidad animal. Así, ha argumentado que lo único que se ha hecho ahora en su Consejería es "avanzar un poco más" desde la convicción de "apoyar al sector ganadero", y más, ante la situación a la que se enfrenta la ganadería extensiva al convivir con la fauna salvaje.

De este modo, ha explicado que la Junta durante meses ha llevado a cabo un trabajo interno junto con el Ministerio de Agricultura y Ganadería para introducir una serie de modificaciones en el texto previo en el que trabajaba la Junta, ya que la última orden dictada sobre este asunto databa de 2004.

Dueñas ha insistido en que "la situación se agravó de tal manera que la Junta dictó la Resolución del 10 de mayo con medidas de autonomía y flexibilización trabajadas con el Ministerio" con el fin de responder a un "exceso de presión" de los ganaderos ante la tuberculosis bovina "sin perjudicar la salud pública".

Finalmente la Junta decidió aprobar la Resolución pese a la existencia de "dudas interpretativas" en alguno de los puntos de la misma abordados con el Ministerio. "Abres tantos frentes que hay cosas que te dicen: 'sin ningún problema' y otras que dicen: 'yo no iría por ahí".

Con este escenario, el consejero ha insistido en que el Ministerio "el jueves previo a unas elecciones" planteó un contencioso-administrativo ante los tribunales para prohibir el movimiento de ganado en Castilla y León como medida cautelar, algo que se hizo, a su juicio, de una manera "como mínimo" de cierta "alevosía" y que llevó a que "se llenara el mercado de ganado de Salamanca con los problemas que eso supuso".

"Esa orden lo que limitaba era el movimiento para seis de las nueve provincias de Castilla y León y lógicamente lo que hacía era un perjuicio relativamente importante para todo lo que fuera el movimiento para vida fuera de la comunidad autónoma", ha lamentado.

Así, ante este escenario, ha detallado que desde la Junta se ha decidido, inicialmente, no oponerse a la decisión del Tribunal Superior de Justicia que anula la Resolución del 10 de mayo porque, como ha explicado, a efectos prácticos va a suponer que desde mañana quede sin efecto la Orden ministerial y, por tanto, en la Comunidad se vuelva a tener otra vez ese movimiento de animales.

No obstante, ha aclarado el consejero que esta situación no impide que la Junta mantenga su defensa de que la Resolución del 10 de mayo "es legal" y "no puede tener alguna interpretación diferente". "Pensamos que es legal y por tanto mantendremos el contencioso con el Ministerio para ver al final quién de los dos tiene la razón", ha explicado, tras lo que ha aclarado que la Resolución no contaba con el informe de los servicios jurídicos al no ser una orden.

De este modo, en estos momentos en la Comunidad se mantiene vigente en lo relativo a saneamiento ganadero la normativa comunitaria, fundamentalmente el Reglamento de 2020 de la UE, y los programas nacionales de erradicación de enfermedades, una cuestión que se aclarará en una guía de funcionamiento interno.

Por último, Dueñas ha avanzado que la Junta prepara una nueva Orden de saneamiento ganadero que incida en su idea de "flexibilizar" las medidas en la línea de lo que plantean otras autonomías o incluso otros países de la UE como Dinamarca, Italia y Portugal, y ha confiado en que haya un "cambio de Gobierno en el conjunto de España para poder avanzar" en este sentido. "El objetivo es seguir buscando la mejora de la situación de las explotaciones ganaderas en esas zonas de extensivo", ha aseverado.

SINDICATO DE VETERINARIOS

Con respecto a las críticas vertidas desde el Sindicato de Veterinarios, Dueñas ha considerado "negativa" la "politización" que, a su juicio, determinadas colectivos emplean y ha asegurado que el Ejecutivo era consciente de que algún colectivo había amenazado con recurrir la resolución.

En cuanto a si se siente responsable de la situación que se ha dado entre los ganaderos de la Comunidad, Dueñas ha reseñado: "Hay algo claro, el Ministerio ejerció su derecho de hacer un contencioso-administrativo hacia la Junta, pero el 155 que aprobó el lunes el que lo hizo fue el Ministerio".

De este modo, ha defendido que con la Resolución de la Junta "no se ponía en peligro nada". "La Resolución sí o sí había que publicarla porque el sector demanda un cambio de criterios de control de la enfermedad", ha insistido, tras lo que ha considerado que la cifra de pérdidas de 3,8 millones de euros a la que ha apuntado el Sindicato de Veterinarios tiene "poco sentido".

Dueñas se ha preguntado además por qué no se ha avanzado en la búsqueda de una vacuna sobre tuberculosis bovina similar a la de la brucelosis. "Al final todo el mundo busca la erradicación de la enfermedad, pero podemos hacerla de dos maneras, es como el COVID, si en una situación hace dos años nos dicen: 'usted tiene el COVID y aquí estamos 40' y, de repente, el que elegir la medida dice: 'cierro la puerta y tengo dos opciones o los mato a los 40 para que el COVID no se reproduzca por ningún sitio o busco una alternativa donde, a lo mejor, sólo tengo que aislar a uno'", ha explicado.

"Todas las las medidas siempre tienen varios caminos para llegar al mismo fin y hoy lo que no podemos es matar a todas las vacas para eliminar la tuberculosis", ha concluido.