Martes, 28 de mayo de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Convocada una concentración de los efectivos de extinción de incendios forestales
X
CSIF y USCAL-TISCYL

Convocada una concentración de los efectivos de extinción de incendios forestales

Actualizado 26/05/2023 15:20
EP

Será el 1 de junio para reivindicar "el refuerzo y mejora el operativo, porque resulta claramente insuficiente", según los convocantes

Los sindicatos CSIF y USCAL-TISCYL han convocado a los trabajadores del operativo de extinción de incendios forestales de la Junta de Castilla y León a concentrarse el día 1 de junio, a las 11:30 horas, ante la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio.

El objetivo de la convocatoria es que el departamento que dirige Juan Carlos Suárez-Quiñones "termine con la sinrazón del operativo flexible, y negocie el refuerzo y mejora el operativo, porque resulta claramente insuficiente", como los convocantes llevan denunciando y alertando desde hace tiempo.

Recuerdan que el consejero, en la última reunión, se comprometió a presentar un documento de propuestas, "algo que todavía no ha hecho".

El pasado 10 de marzo se constituyó una mesa técnica para la revisión del operativo de lucha contra incendios forestales. Desde entonces, "no se ha conseguido el más mínimo avance en las negociones".

La Junta de Castilla y León, después de haber sacado adelante el Decreto-ley de medidas urgentes sobre prevención y extinción de incendios forestales, "que es lo único que le urgía para cumplir con la exigencia del Gobierno central, no está poniendo interés alguno en las negociones".

Recuerdan que llevan tres reuniones improductivas y que no perciben intención de negociar por parte de los responsables de la Consejería. Con este panorama, CSIF y USCAL-TISCYL no ven posible llegar a ningún tipo de acuerdo si continúa al frente de las negociaciones el director general de Patrimonio Natural y Política Forestal, José Ángel Arranz.

Consideran que el operativo diseñado por la Junta es insuficiente e ineficaz: "Lo era en junio de 2022, cuando se produjo el infierno de los incendios de Zamora, y lo sigue siendo ahora, cuando a escasos cinco kilómetros de la provincia de Salamanca se acaba de producir otro gran incendio, el de Las Hurdes y sierra de Gata. Otro aviso de lo que puede pasar en cualquier momento".

Los dos sindicatos insisten en que están cansados de oír al consejero hablar de la inversión millonaria que hacen en las mejoras del operativo, pero la realidad es muy distinta.

Falta de recursos

"Nos encontramos autobombas que pueden estar inoperativas durante días o incluso semanas por el simple hecho que el conductor tenga una licencia o un permiso, o esté en incapacidad temporal, o simplemente porque no haya aceptado el llamamiento, que en la mitad de los casos es extraordinario y el trabajador puede rechazar", explican desde ambas orbanizaciones, a la vez que añaden que cuando ocurre esto, la Junta no sustituye a esa persona.

Y lo mismo sucede con los trabajadores de los puestos de vigilancia de incendios, subrayando que parece que la Junta no entiende ni asume que se tratan de medios y personal considerados esenciales en las distintas normas referentes a emergencia de Protección Civil.

También lamentan que estando a últimos de mayo, y teniendo una primavera tan seca y calurosa, la Junta aún no haya contratado a varias de las cuadrillas terrestres o que tampoco están disponibles más de la mitad de los medios aéreos.

Además, advierten que, en este momento, no hay agentes medioambientes para cubrir todas las comarcas de Castilla y León, que son los primeros intervinientes en el protocolo antincendios, para poder valorar todos los conatos de fuego que se produzcan y, por tanto, afrontar con recursos y garantías su extinción en esos primeros momentos que resultan cruciales.

Critican que los agentes medioambientales tienen que cubrir, con una guardia comarcal de incendios, hasta cinco comarcas en algunos casos, "algo incomprensible y peligrosísimo", y denuncian que lo único que se ha conseguido, "con el tan aireado Dialogo Social", es el aumento de la privatización del operativo, dotando autobombas de doble cabina o externalizando puestos de dirección de extinción y de investigación de incendios.

"Es allgo totalmente contrario al objetivo de apostar por un operativo cien por cien público y dotado suficientemente", remarcan CSIF y USCAL-TISCYL.