Lunes, 20 de mayo de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
La discordia sobre las campanas de un barrio bejarano alcanza repercusión nacional
X
Béjar- Polémica en el barrio

La discordia sobre las campanas de un barrio bejarano alcanza repercusión nacional

Actualizado 14/03/2023 11:22
David Sanchez

La Primera cadena de TVE ha visitado la torre del reloj de la Iglesia de Monte Mario, en el barrio de los Praos- Recreo de la localidad , y cuyo sonido es motivo de discordia.

El barrio de los Praos-Recreo de Béjar, concretamente, el reloj de la Iglesia de El Pilar y San Jose, situado en el cercano paraje de Monte Mario, han sido protagonistas de un espacio en la televisión nacional. El motivo, la polémica que se vive en torno al repicar de las campanas de esta torre, que causa división entre los vecinos de la barriada y que viene siendo objeto de debate en los últimos años.

Este contador del paso de las horas hace sonar sus campanas “cada cuarto de hora, además de las correspondientes campanadas a las diferentes horas del día, es un soniquete constante” afirman algunos de los vecinos cuyas viviendas están más próximas a la iglesia y que una solución. Sin embargo, la mayoría de los habitantes del barrio se han mostrado reacios a esta petición, tal y como afirman representantes de la asociación vecinal, recordando que “el reloj ya estaba aquí antes de que se construyera el barrio, es un símbolo del mismo y para muchos, este repicar es la banda sonora de los días y nunca ha habido problemas con ello”.

Un escrito de la alcaldía, detonante de la última polémica

Hace unas semanas, la asociación hacía público que se ha recibido un escrito procedente de la Alcaldía de la ciudad textil, donde se instaba a la parroquia, responsable del inmueble eclesiástico, “tras las peticiones realizadas por vecinos residentes en la calle Obispo Zarranz y Pueyo ante las molestias ocasionadas” a insonorizar dicho espacio y a restringir su funcionamiento, estando el sonido activo entre las entre las 8:00 y las 22:00 horas, para que durante la noche no suenen. Sin embargo, el párroco Bernabé Marcos, ha mostrado su disconformidad a la que se ha unido el rechazo por parte del colectivo vecinal, en cuya última asamblea se pedía al consistorio local a “demostrar con informes que se superan los decibelios marcados por la normativa vigente dentro de las casas de los afectados” y aseguraban que, en caso de que fuese corroborada esa molestia, “si hay que quitar el sonido se quitará, pero no nos parece de recibo que sin existir denuncia ni medición se nos obligue” declaran a este medio miembros de la Junta Directiva, que no descartan realizar algún tipo de protesta reivindicativa o manifestación en caso de ser necesario.

La respuesta del consistorio

Este periódico se ha puesto en contacto con el alcalde, Antonio Cámara, para conocer la versión sobre este tema del Equipo de Gobierno. Según explica el consistorio, se han presentado más de 200 firmas de vecinos afectados (de una población de casi 5.000 habitantes que conforman la barriada completa) pidiendo una solución. Cámara ha explicado que se trata de “procedimiento administrativo que esta abierto y ya veremos qué pasa” y que actualmente lo primero es “dirimir si se superan los decibelios y aclarar bien donde se debe realizar, quien la tiene que hacer y cómo se tiene que llevar a cabo esta medición”. El regidor municipal constata que tiene conocimiento de esta polémica “ que viene de hace años” y asegura que desde su Equipo de Gobierno “queremos calmar los ánimos, que reine el sosiego y tratar de llegar a un acuerdo común. Sabemos que existe una división de opiniones que vamos a tratar de armonizar”.