Lunes, 30 de enero de 2023
Volver Salamanca RTV al Día
De la lucha por la igualdad
X
El desván de la memoria

De la lucha por la igualdad

OPINIóN
Actualizado 01/12/2022 09:05
Rubén Martín Vaquero

Quiero detenerme un instante para colocar en el lugar que le corresponde en la lucha por la igualdad de los seres humanos a dos simples objetos; la lavadora y la señal de STOP. Hasta el invento y la popularización de este artilugio mecánico para lavar la ropa, las personas alargaban el uso de las prendas durante meses, disimulando el mal olor con perfumes e indiferencia, porque lavar era un trabajo penoso que realizaban exclusivamente las mujeres a orillas o riberas de los ríos, o en los lavaderos públicos extrarradios de las poblaciones. Bien porque fueran lavanderas profesionales o porque lavaban la ropa de la familia, cuando había suficientes prendas sucias las mujeres cargaban con un barreño, la tabla de lavar, un cajoncito de madera con una almohadilla donde arrodillarse si tenían que ir al río, el jabón hecho con sosa y grasas de animales y cenizas. Por muy enamorado y colaborador que fuera un hombre, ni se le pasaba por la cabeza ir a lavar la ropa con las otras mujeres…, hasta que llegó la lavadora y ahora lavamos la ropa hombres y mujeres por igual. Lo del planchado es otro cuento porque muchas parejas jóvenes han optado por no hacerlo. En cuanto a las señales de STOP, desde los tiempos de Maricastaña las sendas, veredas, caminos y carreteras eran vía libre para los poderosos que jinetes en veloces corceles o pasajeros en carrozas, los recorrían a todo galope arrollando a los viandantes del pueblo llano que no se apartaban y les cedían el paso. Mas llegaron los vehículos a motor y los antiguos usuarios transparentes se volvieron de carne, hueso y metal, y tuvieron que ordenar el tráfico para que no se convirtiera en un caos sangriento que hiciese imposible la circulación…, y la necesidad parió las señales de STOP. Desde ese momento fue digno de ver como un individuo montado en un nuevo corcel mecánico de tropecientos mil euros tiene que detenerse y ceder el paso a un vehículo cochambroso que pasa renqueante.

La empresa Diario de Salamanca S.L, No nos hacemos responsables de ninguna de las informaciones, opiniones y conceptos que se emitan o publiquen, por los columnistas que en su sección de opinión realizan su intervención, así como de la imagen que los mismos envían.

Serán única y exclusivamente responsable el columnista que haga uso de nuestros servicios y enlaces.

La publicación por SALAMANCARTVALDIA de los artículos de opinión no implica la existencia de relación alguna entre nuestra empresa y columnista, como tampoco la aceptación y aprobación por nuestra parte de los contenidos, siendo su el interviniente el único responsable de los mismos.

En este sentido, si tiene conocimiento efectivo de la ilicitud de las opiniones o imágenes utilizadas por alguno de ellos, agradeceremos que nos lo comunique inmediatamente para que procedamos a deshabilitar el enlace de acceso a la misma.

Comentarios...