Lunes, 30 de enero de 2023
Volver Salamanca RTV al Día
Príncipes de Sayago
X

Príncipes de Sayago

OPINIóN
Actualizado 28/11/2022 11:18
Jesús Garrote

Me refiero a matrimonios que llevan más de cincuenta años juntos. Son personas que vivieron la posguerra y desde luego tuvieron comprometida la supervivencia.

No se ahogan en un vaso de agua y su felicidad no depende tanto de una casa nueva o vieja.

Vivimos como príncipes con una camilla y un brasero he oído decir. Tantos años juntos con los roles repartidos dependen uno del otro y se hacen la mejor compañía. He visto las más entrañables muestras de amor puro.

Cuando uno enferma el otro se vuelca en el cuidado. El primero que muere es cuidado por la persona que él quiere. Parecen una burbuja de otro paraíso. Con otros valores de comodidad y enfermedad.

Han hecho de todo, trabajado en una mina, sacado las piedras de la casa que han construido, trabajado desde niños , con padres muertos en la guerra. Han salido adelante y pagado una carrera a sus hijos con grandes sacrificios.

Sabina pide poder envejecer sin dignidad, ellos en Sayago lo hacen con mucha dignidad y regalando lecciones de vida.

Con mínimas pensiones la mayoría tienen que enfrentar períodos en las residencias de sus pueblos o aledaños. Ni tan mal, ha sido de las mejores decisiones la inversión en residencias donde pueden juntarse con vecinos de toda la vida que empiezan a escasear.

Los hijos dudosamente estamos a la altura. Somos sacudidos por esta nueva realidad inmersos en un túnel de responsabilidades en el trabajo y con nuestras propias hijas.

Nada sirve de excusa para acompañarlos y quererlos como merecen. Intentar orientarlos en una sociedad que ha cambiado los códigos y se ha hecho virtual. La propia medicina profesionalizada que tiene la gratuidad universal tan importante tiene sus talones de Aquiles. No es fácil convertir en enfermera a una persona mayor de ochenta años en diez minutos. Estas personas han hecho más que nosotros y sin prisa.

Mi hija se ha tatuado la fecha del nacimiento de su abuelo en el treinta y seis en un brazo. Es un honor para ella y para el abuelo.

Es trascendente y espiritual. Cada minuto que pasamos con ellos puede iluminar una vida opaca. Su Fe es de otra generación, la fuerza de la familia , una religiosidad de costumbre que los reunía en las Misas y desarrollaban una cultura social de colaboración en todo lo que el pueblo necesitaba. Hablan sin tapujos de la vida y la muerte . Sin ellos por muchas asociaciones que hagamos los pueblos son otra cosa.

La empresa Diario de Salamanca S.L, No nos hacemos responsables de ninguna de las informaciones, opiniones y conceptos que se emitan o publiquen, por los columnistas que en su sección de opinión realizan su intervención, así como de la imagen que los mismos envían.

Serán única y exclusivamente responsable el columnista que haga uso de nuestros servicios y enlaces.

La publicación por SALAMANCARTVALDIA de los artículos de opinión no implica la existencia de relación alguna entre nuestra empresa y columnista, como tampoco la aceptación y aprobación por nuestra parte de los contenidos, siendo su el interviniente el único responsable de los mismos.

En este sentido, si tiene conocimiento efectivo de la ilicitud de las opiniones o imágenes utilizadas por alguno de ellos, agradeceremos que nos lo comunique inmediatamente para que procedamos a deshabilitar el enlace de acceso a la misma.

Comentarios...