Martes, 29 de noviembre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Aumenta la parte del sueldo que los salmantinos destinan al alquiler de una vivienda
X
más esfuerzo familiar

Aumenta la parte del sueldo que los salmantinos destinan al alquiler de una vivienda

LOCAL
Actualizado 22/11/2022 08:20
Rosa M. García

La oferta de casas cae y los precios suben

El porcentaje de los ingresos del hogar necesario para afrontar el alquiler de una vivienda se ha incrementado en la provincia de Salamanca en el último año al pasar de una media del 28,3 al 31 por ciento. Una subida porcentual que supera a la media española, donde del 26,4% de 2021 se ha pasado al 29,4% de este año. Así se refleja en un estudio publicado por idealista, que cruza los precios del alquiler de este pasado septiembre y la estimación de los ingresos familiares por esa misma fecha.

Teniendo solamente en cuenta a la capital salmantina, el esfuerzo familiar para alquilar una vivienda se ha incrementado menos que en la media de la provincia; así, el año pasado era del 28,1 y en el presente del 29,8%. Estos porcentajes son una media, ya que habrá hogares que tengan que dedicar la mitad o más de sus ingresos a pagar la renta; depende de los precios de la vivienda y de dónde se encuentre esta ubicada, porque no es lo mismo alquilar en el centro de la ciudad que en la periferia, y también, y sobre todo, depende del nivel de ingresos o el sueldo que se perciba.

El precio medio de alquiler de una vivienda en Salamanca capital es de 8,3 euros el metro cuadrado. En octubre, el último mes del que se tienen datos, según Idealista, ha caído un 0,3 por ciento, mientras que es un 5,1 por ciento superior a lo que costaba hace año. En el conjunto de España el precio medio es 11,3 euros metro cuadrado, con una bajada del 0,1 en el último mes, pero es un 6,4% más cara que hace un año

La oferta de viviendas en alquiler se ha reducido un 25% en el conjunto del país durante el tercer trimestre de 2022, en comparación con el mismo trimestre del año pasado. En Salamanca capital, el stock de vivienda de alquiler ha caído un 9% y en la provincia, un 10%.

Al contrario, los precios se han incrementado. En Salamanca capital, solamente el 50% de las viviendas en alquiler tienen un precio menor de 750 euros al mes, mientras que hace un año eran el 77%. Por debajo de los 1.000 euros de renta se sitúan el 88% de las viviendas ofertadas, cuando el año pasado eran el 92 por ciento.

Provincias y capitales

Aunque la media de ingresos que se destina a alquilar en España es del 29,4%, existen muchas diferencias entre las provincias y las capitales. El aumento del esfuerzo por hogar se ha acusado más en la provincia de Barcelona, al pasar de una tasa del 43% de los ingresos familiares en el tercer trimestre de 2021 al 52,2% de este año. Esta provincia es además la que mayor esfuerzo exige a sus ciudadanos, ya que es necesario destinar el 52,2% de los ingresos familiares al pago de la renta. Le siguen las subidas de Girona (del 33,3% al 40,8%), Cantabria (del 29% al 36%), Madrid (del 35% al 41,1%), Guipúzcoa (del 43,2% al 48,8%), Segovia y Baleares (ambas pasando del 26% al 31,6%). En el lado opuesto, las menores subidas del esfuerzo para alquilar una vivienda se dieron en Ourense (del 21,5% al 22,4%), Jaén (del 19,8% al 21,2%) y Cáceres (del 21,3% al 22,9%).

Tras Barcelona, las familias que destinan más ingresos al alquiler son las de Guipúzcoa (48,8%), Las Palmas (42%), Vizcaya (41,2%), Madrid (41,1%), Girona (40,8%), Cantabria (36%), Valencia (35,3%), Sevilla (34,7%), Lleida (33,7%), Álava (33,5%) y Santa Cruz de Tenerife (33,4%). Las 12 provincias superan el umbral del tercio de los ingresos que es el límite que recomiendan los expertos. El menor esfuerzo, en cambio, se da en la provincia de Jaén, con el 21,2%, seguida de Lugo (21,9%), Ourense (22,4%), Teruel (22,4%) y Cáceres (22,9%).

En las capitales ocurre lo mismo. Barcelona es, con bastante diferencia, la capital en la que más ha crecido el esfuerzo necesario, ya que ha pasado del 36,1% en septiembre de 2021 a un 58,4% en septiembre de 2022. Le sigue el incremento de Madrid (pasa del 33,7% al 42,1%) y después se sitúan las Valencia (del 27,2% al 34,8%), Málaga (del 26,5% al 33,2%), San Sebastián (del 33,9% al 40,4%), Alicante (del 24% al 30,1%) y Palma (del 24,4% al 29,8%). Han sido tres las capitales en las que el esfuerzo se ha reducido: en Melilla (pasando del 34,3% al 32,1%), Badajoz (del 23,9% al 23,5%) y Córdoba (del 28,2% al 28,1%).

Un total de 8 capitales españolas exigen un esfuerzo superior al tercio de los ingresos para pagar el alquiler. Barcelona, con el 58,4%, es la que más recursos familiares absorbe, seguida por Madrid (42,1%), Ceuta (41,9%), San Sebastián (40,4%), Bilbao (39%), Las Palmas de Gran Canaria (36%), Valencia (34,8%) y Vitoria (33,8%). La tasa de esfuerzo más baja, por el contrario, se encuentra en Cáceres (22,1%), Pontevedra (22,3%), Ourense (22,3%), Lugo (22,6%), Ciudad Real (23%) y Albacete (23,4%).

Comentarios...