, 27 de noviembre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Preocupación de las Ampas de centros públicos por la calidad de los comedores escolares
X
reclaman criterios que garanticen una comida sana

Preocupación de las Ampas de centros públicos por la calidad de los comedores escolares

EDUCACIóN
Actualizado 08/11/2022 14:13
Redacción

"A las familias no nos asusta la incidencia puntual en un menú, ni las últimas polémicas, nos asustan todas las decisiones tomadas anteriormente que dan la posibilidad de que esto ocurra"

"A las familias no nos asusta la incidencia puntual en un menú, ni las últimas polémicas, nos asustan todas las decisiones tomadas anteriormente que dan la posibilidad de que esto ocurra y que no contribuyen a una mejora de la calidad de los comedores escolares". Son palabras de la Confederación de Federaciones de Ampas de centros públicos de Castilla y León (CONFAPACAL), que ha remitido un comunicado en el que pide un mayor compromiso de la administración para garantizar la alimentación saludable en los centros educativos.

En este sentido, se refieren a los gusanos en la comida en el hospital de León, a cargo de la misma empresa presta el servicio de comedor a 70 colegios de Valladolid y Ávila, y próximamente a unos 20 en Zamora. "Lo que sí está claro es que se trata de la gota que colma el vaso y que termina con la paciencia de las familias que tienen que asumir con impotencia que sus hijos/as coman cada día sin el contexto educativo adecuado y sin la calidad alimentaria imprescindible, además de no tener la oportunidad de rechazar la línea fría".

Por ello reclaman la gestión de "los comedores escolares con los criterios prioritarios de lograr una alimentación SANA para los menores de Castilla y León y cuenten con las familias a las que nada les importa más que la salud de sus hijos/as".

Comunicado de CONFAPACAL

CONFAPACAL pide a la Consejería de Educación de CyL que haga SU TRABAJO por unos comedores saludables

La Confederación de Federaciones de Ampas de centros públicos de Castilla y León (CONFAPACAL), pide, una vez más, a su consejera Dª Rocío Lucas, que haga su trabajo como responsable de la administración que se ocupa del sistema educativo y de la atención a miles de menores usuarios del servicio de comedor en nuestra comunidad. Las familias estamos cansadas de la inacción de la Consejería en este y otros aspectos, con retrasos, aplazamientos, medias verdades y buenas palabras vacías de intención.

CONFAPACAL, como representante de las Ampas de centros públicos, lleva años luchando por la calidad de los comedores escolares:

- Trabajando desde el 2018, dentro del grupo de comedores de la Confederación, en la elaboración de propuestas para la mejora de los comedores. Este trabajo se refleja en el documento “Propuesta para la mejora de los pliegos de la licitación de los contratos de gestión de servicio público de comedor escolar” con más de 30 folios argumentados técnicamente y presentado a la Consejería en 2020. De nuevo, recogieron y olvidaron.

- Defendiendo la prioridad de las cocinas in situ, a pesar del rechazo de la administración ya que afirma que este debate está muerto.

- Exigiendo y logrando las Comisiones de Comedores provinciales y regionales, que luego la administración no convoca y si lo hace es de modo puntual y para excusar el mal servicio o para utilizar la consabida frase vacía de “recogemos las incidencias y las tendremos en cuenta”.

- Evidenciando con nuestras denuncias cómo el servicio de comedor se ha ido deteriorando curso tras curso, seguramente por esa cómoda licitación prolongada en el tiempo.

- Luchando porque no se cierren cocinas in situ. El caso más reciente es el logro de los compañeros/as de la Federación de Burgos evitando que 19 centros de la provincia perdieran su cocina, así como de la Federación de Palencia en 2 colegios.

Si para la Consejería es el precio lo que más pesa para la entrega de los comedores a una empresa es porque:

- NO LE IMPORTA la calidad de los alimentos servidos.

- NO LE IMPORTA la formación del personal que gestiona cada comedor escolar.

- NO LE IMPORTA el seguimiento y auditorías externas que el proceso de alimentación tiene que implicar.

- NO LE IMPORTA que el tiempo de comedor en los colegios sea un espacio de alimentación y educativo, tal y como la misma norma exige.

- NO LE IMPORTA que miles de niños/as se alimenten durante años en su momento de crecimiento más crucial con una comida baja en calidad.

- NO LE IMPORTA la necesidad de una alimentación de productos frescos, cercanos, de temporada y realizados el mismo día.

Y, por favor, no vuelvan a utilizar a las familias como excusa afirmando que no estaríamos dispuestas a pagar más dinero por el menú. Más precio ya vamos a pagar, porque sabemos que este curso suben las cuotas, pero no así la calidad del servicio, sin asegurar el control de nada de lo expuesto más arriba. Y las madres y padres NUNCA se van a negar a que sus hijos/as coman sano. Si alguna familia no puede asumir el gasto, dispone de las ayudas correspondientes, como es su derecho. Por lo tanto, no eludan responsabilidades señalando a otro.

A las familias no nos asusta la incidencia puntual en un menú, ni las últimas polémicas, nos asustan todas las decisiones tomadas anteriormente que dan la posibilidad de que esto ocurra y que no contribuyen a una mejora de la calidad de los comedores escolares. Lo que sí está claro es que se trata de la “gota que colma el vaso” y que termina con la paciencia de las familias que tienen que asumir con impotencia que sus hijos/as coman cada día sin el contexto educativo adecuado y sin la calidad alimentaria imprescindible, además de no tener la oportunidad de rechazar la línea fría.

Por favor, HAGAN SU TRABAJO, organizando y gestionando los comedores escolares con los criterios prioritarios de lograr una alimentación SANA para los menores de Castilla y León y cuenten con las familias a las que nada les importa más que la salud de sus hijos/as.

Comentarios...