Martes, 29 de noviembre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
La Junta se compromete a invertir más de 75 millones para mejorar el operativo contra incendios forestales
X
COMPARECENCIA DEL CONSEJERO DE MEDIO AMBIENTE

La Junta se compromete a invertir más de 75 millones para mejorar el operativo contra incendios forestales

CYL
Actualizado 08/11/2022 18:52
EP

188 personas, conductores de autobombas y mangueristas pasarán de trabajar 6 ó 9 meses a 12 meses y otros tantos incrementan su tiempo de trabajo a un mínimo de 9 meses

El consejero de Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se ha comprometido a realizar una importante mejora del operativo de lucha contra incendios forestales con una inversión de 75,62 millones en 2023.

Precisamente, tal y como ha destacado este martes en la Comisión de Economía de las Cortes, donde ha desgranado el proyecto de presupuestos de su departamento para 2023, el consejero ha incidido en que una de las partidas que experimenta mayor crecimiento es la destinada a la lucha contra el fuego para llevar a efecto las mejoras en el Operativo de Prevención y Extinción de Incendios Forestales acordadas el pasado 27 de septiembre con los agentes del Diálogo Social.

"Con este Acuerdo al final de la Legislatura habremos duplicado el actual presupuesto destinado a la lucha contra incendios, con un incremento consolidado de 65 millones y un aumento total en la Legislatura de 126", ha enfatizado el consejero Suárez- Quiñones.

Con ello, según sostiene, se logrará un operativo más estable que pueda atender a lo largo de todo el año las emergencias por incendios forestales e incrementar, a su vez, los trabajos preventivos de incendios.

"Esos 75 millones nos permitirán mejorar las infraestructuras y la dotación de medios y recursos, dar un salto tecnológico en la lucha contra los incendios forestales e incrementar la estabilidad y mejorar las condiciones laborales de los más de 4.500 profesionales que conforman el Operativo", ha apuntado el titular de Medio Ambiente.

Contratos más largos y nuevas bases

Esas mejoras las ha concretado en el incremento de los tiempos de contratación del personal y de la dotación de los centros de mando; en la renovación de las unidades de autobombas; o en la ejecución de dos nuevas bases para los medios aéreos en Oterico (León) y en Villardeciervos (Zamora).

Así, 188 personas, conductores de autobombas y mangueristas pasarán de trabajar 6 ó 9 meses a 12 meses y otros tantos incrementan su tiempo de trabajo a un mínimo de 9 meses.

El otro gran eje de actuación de la política forestal en el que se centrará la Consejería en 2023 será el apoyo a la dinamización económica del sector forestal, con un presupuesto de 122,3 millones, "con los que impulsar la ordenación y gestión de los montes, hasta conseguir un millón de hectáreas planificadas", ha expuesto Suárez-Quiñones, quien ha avanzado la puesta en marcha de las ayudas del nuevo Plan Estratégico de la PAC, PEPAC, para forestaciones y restauraciones forestales y mejoras selvícolas y desbroces para prevención de incendios y fomento de la ganadería extensiva.

El consejero ha explicado que la Junta continuará fomentando el cultivo del chopo, con nuevas repoblaciones y labores de cultivo, tanto para garantizar el abastecimiento de madera de calidad 2 a la importante industria de transformación como para generar biomasa forestal que utilizamos en las redes de calor y plantas de generación eléctrica.

"Para conseguirlo mantendremos el ritmo de plantaciones en 500 hectáreas/año, lo que permitirá alcanzar en esta legislatura una superficie total de choperas gestionadas por SOMACYL de 10.000 hectáreas, lo que supone que Castilla y León sea el mayor populicultor de Europa, con 3 millones de chopos", ha indicado.

Conservación del patrimonio

Sobre la conservación y promoción del patrimonio natural, los presupuestos prevén la ejecución de proyectos por importe de 83,9 millones, con los que mantener las subvenciones a ayuntamientos en las Zonas de Influencia Socioeconómica, actuaciones en los parques nacionales y en las reservas de la biosfera de la Comunidad, la conservación de especies críticas, como el urogallo cantábrico, la mejora de los hábitats de especies amenazadas, como el oso pardo y el desmán ibérico, así como los programas de compensaciones de daños por grandes carnívoros.

Dentro de esta partida, el consejero ha desglosado también las actuaciones realizadas a través de la Fundación Patrimonio Natural para gestionar los cinco centros de Recuperación de Animales Silvestres, y el Centro de Cría en Cautividad del Urogallo Cantábrico ubicado en Valsemana (León), y los distintos programas de conservación y mejora del medio natural y los nuevos equipamientos de uso público en áreas naturales.

El objetivo es el de aumentar la oferta de turismo de naturaleza "que redunde en un incremento de los visitantes, contribuyendo al desarrollo socioeconómico de sus zonas de influencia", entre los que ha destacado la red de miradores y los cuatro circuitos BTT de primer nivel, Alto Bernesga y Las Médulas en León, Soria Paraíso Natural, y Sierra de Ayllón y Guadarrama, en Segovia.

También ha puesto en valor la continuidad del programa de infraestructuras turísticas completando la red de nuevos miradores turísticos, entre los que destaca el del puerto del Pico en Ávila o los del puerto de Panderrueda en el Parque Nacional de Picos de Europa.

Fondos por el lobo

El consejero ha puesto especial énfasis en el objetivo de seguir presionando al Gobierno nacional para que transfiera los fondos que corresponden a Castilla y León, junto a Cantabria y Galicia que, en el caso de esta comunidad, se trata de 8 millones que no han sido transferidos, "mientras que sí se han distribuido a las comunidades con gobierno socialista", ha denunciado Suárez-Quiñones.

El consejero ha anunciado que su Consejería asignará 1,1 millones de recursos propios para pagos compensatorios por daños de oso y lobo, y para la subvención a ganaderos y particulares para dispositivos de protección ante ataques de oso pardo. Esta cantidad se incrementará si fuera necesario por el aumento de los daños.

Por otro lado, la Agencia de Protección Civil y Emergencias dispondrá de un presupuesto de 20,85 millones, que se distribuirán en siete actuaciones, según ha explicado el consejero.

Una de ellas persigue reestructurar el Servicio 1-1-2 para que sea acorde a su condición de infraestructura esencial, circunstancia incluida ya en el pacto entre la empresa y los trabajadores, al tiempo que se pretende aumentar la dotación de personal del Centro Coordinador de Emergencias (CCE) y de la Unidad de Apoyo Logístico en Emergencias (UALE) con el objetivo de atender de forma más eficiente los incidentes que requieren su intervención.

También se busca sustituir el actual helicóptero del Grupo de Rescate y Salvamento monoturbina por un helicóptero biturbina para aumentar la seguridad de las personas durante los rescates y salvamentos en los que intervenga el helicóptero de protección civil 2, además de mejorar la formación de los bomberos profesionales, de los policías locales y del voluntariado de protección civil.

Otra de las líneas se dirige al apoyo a las entidades locales en su esfuerzo inversor para la construcción de nuevos parques de bomberos, así como para la modernización y equipamiento de los existentes hasta completar una red de parques de bomberos moderna.

La promoción de la cultura de la autoprotección y la mejora del equipamiento de las agrupaciones y asociaciones de voluntarios de protección civil completan el paquete de actuaciones previsto.

En este apartado, el consejero ha insistido en la voluntad de la Junta "de avanzar en la transformación del Sistema de Protección Civil de Castilla y León para fortalecer su papel de protector de la seguridad de las personas, especialmente ante las emergencias que cada vez son más frecuentes y de orígenes dispares".

Comentarios...