Viernes, 02 de diciembre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Licenciada en sí misma
X

Licenciada en sí misma

OPINIóN
Actualizado 07/11/2022 07:58
Jesús Garrote

Hemos creado una escuela de integradores sociales. Hoy me tocaba hacer y explicar una intervención terapeútica con una niña de quince años que la había pedido.

La intención es empoderarla y facilitar herramientas para mejorar su autoestima. Sin prejuicios, sin juicios. Facilitamos ecosistemas donde puedan sacar su mejor versión.

En la escalera hacia sus sueños está orgullosa de estudiar, conseguir el pasaporte con sus padres y un educador, hacer teatro, cantar aunque no lo haga bien, aumentar la tolerancia a la frustración con la situación familiar y no evadirse con alcohol y drogas.

Los monstruos contra los que lucha son el alcohol y la droga de sus adultos. Ha aprendido a disfrutar de varios vicios sanos como viajar, montar a caballo,…

Ha dado una lección magistral en la Universidad de la vida. Es un orgullo ver brillar a jóvenes y niñas criminalizadas por impotencias adultas. Se certifica su talento. Amine ha dado un estudio con la pizarra digital a la altura de pocos profesores, una niña de trece años lidera un taller de maquillaje, sirven una gala,…

Se demuestra su potencial y nos permiten acompañarlos. Parece mentira que algunos lleven años durmiendo su genio porque la escuela y la familia no los reconoce y los hace sentir inútiles.

Acabada una intervención con una familia, el chico sintió que no se le juzgaba a él sino que se buscaban soluciones entre todos. Los podemos estancar en pequeños detalles de un orden preestablecido.

No es un nido de delincuentes sino una cuna de emprendedores. Da un taller una niña madre que es una artista de la papiroflexia de los sueños de su hijo. Verdaderas obras de arte, desde los protagonistas de entrenando a tu dragón hasta un increíble Hulk de dos metros realizado colectivamente. Preciosas sonrisas acompañadas algunas veces por miradas apagadas. Pequeños actos de amor incondicional encienden las miradas. Es el sentido de una pedagogía del cuidado centrada en la persona.

Un atardecer del domingo con veintisiete almas esperanzadas galopando hacia el atardecer, desnudas de prejuicios, envalentonadas por el cielo enrojecido, unidos a la libertad del caballo embravecido, confiadas en el viento, con las montañas como horizonte y la dehesa como sustento.

Se apean satisfechos del viaje, animados para la semana que empieza, en un abrir y cerrar de ojos ha cambiado la perspectiva. Se sienten capaces de cambiar su mundo , de galopar cualquier camino y saltar cualquier obstáculo. Sienten que pueden volar, planear ante las incertidumbres de los malos quereres y los dudosos cuidados.

Pasan los años y no hay monturas vacías. Siempre hay recambio a los que han volado.

La empresa Diario de Salamanca S.L, No nos hacemos responsables de ninguna de las informaciones, opiniones y conceptos que se emitan o publiquen, por los columnistas que en su sección de opinión realizan su intervención, así como de la imagen que los mismos envían.

Serán única y exclusivamente responsable el columnista que haga uso de nuestros servicios y enlaces.

La publicación por SALAMANCARTVALDIA de los artículos de opinión no implica la existencia de relación alguna entre nuestra empresa y columnista, como tampoco la aceptación y aprobación por nuestra parte de los contenidos, siendo su el interviniente el único responsable de los mismos.

En este sentido, si tiene conocimiento efectivo de la ilicitud de las opiniones o imágenes utilizadas por alguno de ellos, agradeceremos que nos lo comunique inmediatamente para que procedamos a deshabilitar el enlace de acceso a la misma.

Comentarios...