, 27 de noviembre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Unas 6.000 personas sufren un ictus cada año en Castilla y León
X
AUMENTO DE LA SUPERVIVENCIA

Unas 6.000 personas sufren un ictus cada año en Castilla y León

CYL
Actualizado 26/10/2022 18:54
EP

Una enfermedad que afecta cada vez de manera más significativa a población más joven

En Castilla y León 6.000 personas sufren un ictus cada año y se estima que una de cada seis personas acabará padeciendo esta enfermedad, que constituye el factor más importante de discapacidad en las personas adultas. La previsión del aumento de estas enfermedades en las próximas décadas, que puede alcanzar hasta un 30 por ciento según la OMS, podría superar la capacidad para atenderlas.

Estas son algunas de las reflexiones que se han tratado en la jornada organizada por el CH Benito Menni en Valladolid, donde se ha instalado una carpa divulgativa, en la que fisioterapeutas, neuropsicólogos, logopedas y terapeutas ocupacionales han mostrado el funcionamiento de material rehabilitador de carácter innovador, y han llevado a cabo distintas sesiones de rehabilitación in situ, han informado fuentes del centro asistencial en un comunicado recogido por Europa Press.

Tres de cada cuatro personas que han padecido un ictus en Castilla y León tienen 65 años o más. Sin embargo, esta enfermedad afecta cada vez de manera más significativa a población más joven, identificándose en los últimos años un aumento de incidencia en este grupo de edad, atribuido a un aumento de los factores de riesgo vascular. En este rango de edad resulta preocupante el aumento de los accidentes provocados por el uso inadecuado de los patinetes eléctricos en la vía pública.

El nivel de mortalidad asociado al ictus es muy alto, lo que supone en la actualidad la principal causa de fallecimiento en mujeres en países desarrollados y la segunda de mortalidad global, solamente superada por la enfermedad cardiovascular.

Secuelas

En concreto, el 40 por ciento de las personas que consiguen sobrevivir a un ictus sufren algún tipo de secuela: físicas relacionadas con la movilidad, la visión o el habla, así como trastornos del ánimo, cognitivos y de personalidad. "Estas secuelas son en muchos casos incapacitantes, lo que incrementa notablemente la necesidad de recibir asistencia o cuidados", ha declarado Ángel Miguel González, director médico y gerente del Centro Hospitalario Benito Menni de Valladolid.

Por su parte, el doctor Santiago Trillo, de la Unidad de Ictus del Hospital La Princesa de Madrid, asegura que "en la última década los ingresos en las unidades de ictus han aumentado un 50%, mientras que la mortalidad se ha reducido en un 30%. Este aumento de la supervivencia de los pacientes que han sufrido un ictus lleva consigo un considerable incremento de las personas que necesitan neurorrehabilitación".

Comentarios...