Martes, 18 de junio de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Nebrija llega a Valdelamatanza con la magia del teatro
X
Valdelamatanza | Cultura

Nebrija llega a Valdelamatanza con la magia del teatro

Actualizado 26/09/2022 18:25
David Sanchez

El grupo ‘Lazarillo de Tormes’ prosigue su exitosa gira por la provincia charra conmemorando la efeméride del humanista

Valdelamatanza, perteneciente a El Cerro, en la comarca de la Sierra de Béjar, aplaude la obra “Buscando a Nebrija” de Denis Rafter, puesta en escena por el grupo Lazarillo de Tormes. Al igual que el pasado viernes disfrutaron de este montaje sus vecinos de El Cerro, este domingo fueron los matancinos quienes acudieron a su iglesia parroquial de San Antonio Abad para conocer la vida y obra de nuestro gramático y humanista Elio Antonio de Nebrija.

El apoyo que la Diputación de Salamanca está dando a este proyecto teatral está consiguiendo llevar la cultura y magia del teatro hasta el lugar más recóndito de la provincia, siendo muchos los espectadores que, gracias a esta iniciativa, están disfrutando y conociendo al creador de la Gramática de la Lengua Castellana. “Buscando a Nebrija” recorre la vida y obra de uno de los principales humanistas de Europa, los momentos históricos de la época y su importante legado cultural, sorprendiendo al espectador por lo desconocido.

En tan sólo una hora el público descubre al humanista que abrió la puerta del Renacimiento, renovó el aire secular y viciado de las universidades trayendo innovación y modernismo. En sus clases magistrales como catedrático en la Universidad de Salamanca luchó siempre por explicar la verdad, enfrentándose a todo y a todos, para que esa verdad no fuera manipulada. Insigne maestro de latín, autor y editor, publicó diferentes obras e intervino en la traducción de la Biblia Políglota Complutense.

Con música de su coetáneo y alumno Juan del Encina, interpretada en directo, magníficos textos y una buena puesta en escena adornada con un vestuario de la época, los espectadores se meten de lleno en la obra y los momentos que a Nebrija le tocó vivir, rompiendo con sus aplausos la fuerte emoción en tan magníficas escenas, cerrando con una última ovación la gran experiencia vivida.