Sábado, 01 de octubre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Los falsos positivos de tuberculosis bovina ponen contra las cuerdas a una explotación de vacuno de leche en Terradillos
X
EL GANADERO PIDE UNA COMPARATIVA CON LA TUBERCULOSIS AVIAR

Los falsos positivos de tuberculosis bovina ponen contra las cuerdas a una explotación de vacuno de leche en Terradillos

ALBA DE TORMES
Actualizado 20/09/2022 14:18
Miguel Corral

En dos primeros saneamientos tuvo que sacrificar cinco vacas en plena producción por dar positivo en tuberculosis, resultados que fueron negativos en el matadero, y ahora tiene tres vacas positivas más, por lo que pide un contraanálisis antes de su sacrificio

José Alberto Martín González es desde hace más de 30 años propietario de una explotación de vacuno de leche en Terradillos y nunca había vivido una situación como la actual, pues teme que deba cerrar debido a las pérdidas que le están provocando los protocolos para la erradicación de la tuberculosis bovina, unas medidas que el consejero de Agricultura y Ganadería anunció a su entrada que cambiaría pero que de momento pueden llevar a este ganadero a la ruina.

En marzo pasado dos de sus casi 40 vacas en producción daban positivo en tuberculosis bovina en los análisis hechos en el programa de saneamiento. Tras ser sacrificadas, las pruebas en el matadero tuvieron como resultado que se trataba de falsos positivos, lo que no evitó que en junio pasado su explotación tuviera que repetir las pruebas de saneamiento y tuviera como resultado tres nuevos positivos. De nuevo, tras su sacrificio, las pruebas determinaron que las vacas no habían contraído la enfermedad, pero de nuevo el protocolo continuaba con un nuevo saneamiento cuyos resultados conocía hace unos días, y para su desgracia con tres nuevos positivos, lo que implica que deberá sacrificarlas en los próximos días.

Además, en este periodo su explotación ha sufrido tres bajas más por distintas causas, lo que de confirmarse el protocolo para sus tres últimas vacas ‘positivas’, su explotación se quedaría con menos de 30 vacas en producción, pues como recuerda, “al ser la explotación positiva no puedo reponer y pierdo la prima de producción que recibo de la industria”, lo que unido al incremento de costes de producción, “me llevan a la ruina”, porque para José Alberto Martín, “aunque el precio de la leche ha subido, los costes han aumentado más. Para que esto fuera rentable el precio base del litro de leche debería estar por lo menos a 0,55 €/L.”, señala.

Ante los falsos positivos de tuberculosis demostrados en su explotación, este ganadero pide a la Consejería de Agricultura y Ganadería que modifique los protocolos de erradicación de la enfermedad porque “después de 40 años matando vacas seguimos igual”, pues no entiende que una vez demostrado que son falsos positivos su explotación se vea privada de la carta verde, lo que le impide reponer animales, y tenga que repetir saneamientos.

Curiosamente, al contrario de los argumentos que defiende la Junta de Castilla y León, por los que responsabiliza de la trasmisión de la enfermedad al contacto del ganado de distintas explotaciones con parcelas colindantes, e incluso a la fauna salvaje, los falsos positivos en esta explotación de vacuno de leche en Terradillos se han producido en animales que “están en producción y no salen de la nave”, mientras que “las vacas y terneras que tengo fuera, ninguna de ellas ha dado positivo”.

Por ello, José Alberto Martín pide a la Junta de Castilla y León que “antes de seguir matando vacas”, en los casos positivos “hagan una prueba comparativa con la tuberculosis aviar como están haciendo en casi todas las comunidades autónomas menos en Castilla y León, Castilla-La Mancha y Extremadura, y que tan buenos resultados están consiguiendo en Galicia o Asturias”, porque como asegura este ganadero “la tuberculosis aviar no afecta al ganado vacuno y pueden haberse infectado de algún modo”.

Hace unos meses José Alberto Martín enviaba una carta al consejero de Agricultura y Ganadería exponiéndole su caso, pero llegada esta fecha no ha recibido respuesta. “Con que pongan intención por saber dónde está el problema vale, no hace falta que me conteste”, un problema que para este ganadero radica en el beneficio que obtiene con esta enfermedad la empresa externa contratada para su erradicación. “El problema no se soluciona porque es un negocio para la empresa que hace los saneamientos. La brucelosis ya no se mira, entonces tienen que sacar positivos de donde sea y como sea patra seguir viviendo”.

Comentarios...