Viernes, 24 de mayo de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Faenas con brillo y encaste protagonizan una animada novillada de Ferias en Peñaranda
X
CRÓNICA DE LA TARDE POR FERMÍN GONZÁLEZ

Faenas con brillo y encaste protagonizan una animada novillada de Ferias en Peñaranda

Actualizado 25/08/2022 22:51
Redacción

Los astados de Miranda de Pericalvo ofrecierón un festejo potable con el que arranca la mini feria de las fiestas

Con tarde calurosa, buena entrada de ferias en la Florida, se ha lidiado una novillada de Miranda de Pericalvo que supone el comienzo de la esperada mini feria peñarandina de fiestas.

Novillos lustrosos, con destacada presentación e irreprochable trapío para la plaza, han resultado nobles, se han entregado en todos los tercios, y en muchas ocasiones han estado por encima de los novilleros, que evidentemente son jóvenes de marcada ilusión, que proyectan formar esta carrera, que a veces parece imposible.

En primer lugar Nek Romero, torero valenciano que fue el triunfador allá por el mes de abril del certamen organizado por la Asociación la Florida, ofrecía un torero próximo a debutar con los montados, que anduvo solvente de capote, con la muleta faena muy consecuente, confiado y técnico, aunque falto arrebatarse y mostrarse más en novillero. Su lógica le llevo a cortar una oreja por una faena medida, pulcra y aseada, que no paso de discreta, mientras que en su segundo se mostro con más brío, entregado a la causa, rompiendo con tanto trato académico y construyendo una faena bien estructurada y rematada, con pases profundos por ambos pitones, pero malogrado en su culminación, algo que no hacia que fuera posiblemente lo mejor de la tarde con la espada.

Jarocho, segundo de la terna, se mostró como un novillero que tiene cuajo, no se arruga, muy suelto de capote, sorteando con la muleta una faena bien definida, a la que le falto continuidad, mostrando altibajos, aunque en los remates mantuvo el criterio, matando de entera caída y cobrando una oreja. Ya en su segundo salió bullicioso, demostrando valor aunque le falto estructura a una faena de corte técnico que tuvo altibajos. Vimos sobre el albero peñarandino a un chico con mucha afición que cuando le de sosiego a su toreo, puede ser que llegue a situarse como un torero de mucho empaque. Corto otra oreja tras estocada caída de rápido efecto.

Finalmente no pudo llegar Cristiano Torres, por percance sufrido días antes, a quién sustituía Cristóbal Arenas torero mexicano afincado a esta escuela, quien le suplió, con buen tono, bullicioso y solvente de capote siempre con el concepto de la variación con la muleta. Se cargo de valor, siempre bien colocado faena de técnica depurada, apresurado en ocasiones, matanado de perfecta estocada y cobrando una oreja, mientras que en su segundo siempre estuvo codicioso y entregado, ejecutando con valor una faena de buen corte y bien rematada, faltándole dominio, pero siempre quiso dibujar pasajes, muy consecuentes, algo que remataba en las suertes con cadencia y buen estilo, matando atravesado y caído, algo que aun así le valía para cobrar otra oreja y acompañar a Jarocho en su salida a hombros de la Florida.

Decir que servidor hoy presidio el festejo, creo sinceramente que con sinceridad, y consecuente con los visto en la plaza según su leal saber y entender, es evidente, que nunca es del gusto de todos, y menos lo será quien arbitre o presida un festejo, del gusto del torero, del apoderado, de una parte del público, ni del empresario. Todo ello es evidente y lo sabemos todos. Pero uno debe sentirse satisfecho de no engañar y de obrar en conciencia, sin que nadie limite tus decisiones… Pues eso…