Jueves, 06 de octubre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
“Llegaba un punto en el que creía que me lo iba a pasar mejor organizando, más que jugando”
X
GRUPO SCOUTS BERENGUELA, EN VILLARES DE LA REINA

“Llegaba un punto en el que creía que me lo iba a pasar mejor organizando, más que jugando”

LOCAL
Actualizado 12/08/2022 07:22
Elena Esteban

Alejandro Hernández fue por primera vez a un grupo Scout cuando tenía seis años y poquito a poco subió de sección hasta llegar a la mayoría de edad. En la jerarquía scout, en ese momento se convierten en ‘rutas’, que hasta los veinte años colaboran con otros en ese intervalo de edad para sacar adelante proyectos o ayudar a otras agrupaciones. Después es el momento de decidir si quieren seguir como monitores. Alejandro lo tenía claro: “llegaba un punto en el que creía que me lo iba a pasar mejor organizando, más que jugando” y pasó a dinamizar el Grupo Scout Berenguela, en Villares de la Reina, donde había estado como niño.

Lo hizo tras completar sus estudios en Madrid, que le mantuvieron un tiempo desvinculado. Esta es también la descorazonadora realidad para las iniciativas jóvenes en una tierra como Salamanca, que deja de ser hogar para muchos de ellos. Otro dilema al que se enfrentan es al del trabajo, especialmente atractivo y accesible en los meses estivales. Alejandro reconoce que “es cierto que puedes llegar a tener que decidir entre si vas a un campamento de una empresa privada en el que vas a ganar dinero o a tu grupo, con el que has estado trabajando todo el año”. Aunque “el verano es muy largo”y en ocasiones da tiempo a compatibilizarlo, muchas de las personas que consiguen el Título de Monitor de Ocio y Tiempo Libre prefieren invertirlo en conseguir un sueldo.

El joven salmantino se alegra de las “habilidades” que ha ido adquiriendo, que “son muy variadas”. Se refiere a ellas como transversales porque forman parte del “día a día: mucha capacidad de resolución en momentos de alta presión o nervios, organización, paciencia o la habilidad de saber enseñar y escuchar a otras personas”. Su grupo ya retomó los campamentos el pasado verano, aunque todavía con medidas sanitarias implantadas, ahora destaca que lo que más ha notado tras la Covid-19 es que “los niños tenían más ganas de volver”. La situación ha sido la misma para ellos y para otros equipos de monitores que este verano desempolvan tiendas de campaña y juegos. ”Todo el mundo tenía más ganas, estaba más comprometido con la causa de que todo saliese bien. Pero porque en el fondo todo el mundo lo necesitaba”.

Comentarios...