Lunes, 08 de agosto de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Los ganaderos afectados del incendio de Almendra esperan que la Junta levante el acotado de los terrenos
X
EL INCENDIO PROVOCADO DEJÓ 500 HECTÁREAS CALCINADAS EN almendra, el manzano y sardón de los frailes

Los ganaderos afectados del incendio de Almendra esperan que la Junta levante el acotado de los terrenos

LAS ARRIBES
Actualizado 10/07/2022 18:26
Miguel Corral

Califican de “doble castigo” quedarse sin pastos por el fuego y que los terrenos sean acotados durante los próximos cinco años, además de que no puedan computar en las ayudas PAC

Los ganaderos afectados por el incendio acecido el pasado 18 de junio y que afectó a 500 hectáreas de los términos de Almendra, El Manzano y Sardón de los Frailes, esperan que la Junta sea sensible con el problema que les plantea la Ley de Montes y levante el acotado de pastos, superficie que hubiera sido muy inferior de contar con medios de extinción suficientes, pues solo contaron con dos helicóperos y sus correspondientes cuadrillas ya que este coincidía con el incendio de la Sierra de la Culebra.

Según el art. 92 de la Ley, en los terrenos afectados por incendios no puede introducirse ganado por un periodo de cinco años, además de no computar en las ayudas de la PAC, lo que supone un doble castigo para los ganaderos afectados, que además de no poder aprovechar el pasto perderán las ayudas correspondientes de la PAC por el terreno afectado.

Todos los ganaderos afectados proseen explotaciones de vacuno de carne y ovino en extensivo, por lo que sus parcelas y el pasto son recursos principales para el sostenimiento de sus explotaciones, tanto por lo que supone el suelo como infraestructura, donde permanecen levantadas naves e instalaciones para el manejo del ganado, como la alimentación de los animales en una zona donde no hay parcelas libres que alquilar.

Por ello, J. C. G., uno de los ganaderos afectados con 35 hectáreas calcinadas, asegura que “en contra de lo que pueda opinar alguien, a los ganaderos no nos interesa quemar el monte. Además del riesgo que supone un fuego para el ganado y las instalaciones, ahora viene este problema. No puede ser que la Administración nos plantee problemas y, encima se nos penalice. No tiene sentido alguno”.

Por ello, los ganaderos afectados esperan “voluntad y valentía” por parte de la Junta para que “como hicieron en el caso de San Felices de Los Gallegos, levanten el acotamiento”. Sin embargo, como ya sucediera entonces, el sector apuesta por una modificación de la Ley para evitar en el futuro este mismo problema en otros lugares de la Comunidad, “para que los ganaderos afectados no sean penalizados doblemente, sea el incendio provocado o fortuito”.

Por ello insisten en que a los ganaderos no les interesa quemar el monte y añaden que los afectados no pueden pagar los platos rotos consecuencia de la locura de un pirómano, sea o no ganadero. A este respecto, S. B. H, una de las tres ganaderas afectadas por este incendio que le dejó 37 hectáreas arrasadas, asegura cómo había logrado una ayuda de la Junta para mejora y prevención de incendios en terrenos dedicados a pastos, y a pesar de tener “el visto bueno, tras el incendio perderé más de la mitad de la ayuda de acuerdo a la superficie afectada por el fuego”.

El más afectado por el incendio es T.V.V., propietario de una explotación de vacuno en extensivo y que ha visto su parcela de 133 hectáreas totalmente calcinada. Con la aplicación de la Ley de Montes A T.V.V. se le plantea un problema muy grave al no poder introducir el ganado en la parcela quemada, pues otra de sus parcelas es de unas dimensiones reducidas, insuficiente para poder introducir todo el ganado. Además de la pérdida de la mayoría de ayudas que recibe por la PAC, a este problema se añade que no hay parcelas libres en la zona en las que dejar su ganado, no puede utilizar las instalaciones para su manejo y deberá aportar toda la alimentación, con lo cual las consecuencias económicas del incendio pueden acabar con su futuro como ganadero si la Junta no levanta el acotamiento del terreno.

A diferencia del apoyo mostrado desde el sector agroganadero, instituciones y distintas administraciones, ninguno de los ganaderos afectados por el incendio de Almendra ha recibido una paca de forraje ni de paja gratis.

Buenas palabras

Nueve días después del incendio y sin recibir el más mínimo gesto de ánimo a los afectados, los ganaderos mantuvieron una reunión en Salamanca con el delegado Territorial de la Junta, Eloy Ruiz, para exponerle el problema que se les presenta ante la aplicación de la Ley de Montes.

Además del delegado de la Junta también estuvo presente el jefe del Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería, Javier García Presa, y una técnico de Medio Ambiente. Por su parte, los ganaderos afectados estuvieron acompañados del presidente de Asaja Salamanca, Juan Luis Delgado; del secretario provincial de UPA Salamanca; Carlos Sánchez; y del presidente de la ’19 de Abril’, Ramón Guarido.

Del resultado de esta reunión, los ganaderos de Almendra destacan el apoyo recibido, aunque les gustaría “que las buenas intenciones no se queden solo en eso y se conviertan en realidad”. Asimismo, el alcalde de Almendra, Alejandro Benito, ha mostrado toda su disposición y apoyo a los afectados.

Comentarios...