Miércoles, 06 de julio de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Torta y bocata
X

Torta y bocata

OPINIóN
Actualizado 16/06/2022 09:16
Ignacio Martín

El bocata, amigos de esta orilla, ese apócope tan de allá suele llevar artículo masculino: el tocata, el bocata… Y sí, viene a ser como la torta de acá, solo que, desde la perspectiva mexicana, considerablemente más simple. Aburrido, pues.

En México, el equivalente de nuestro querido bocata, el tradicional bocadillo, es la torta. También hay sándwich –no nos hagamos, ni sanguis, sandgüich pegarán nunca, como nunca lo hizo güisqui fuera de allá, y allá no creo que sea mayoritario– y ese también se suele tropicalizar, o sea, lleva más cosas.

Respecto a la defensa de la torta, suele llevar incorporada una crítica al bocadillo español: por ejemplo, alguna vez me han descrito los tradicionales de calamares, tan madrileños, como: “treinta calamares entre dos panes”. Treinta, ya quisiéramos…

A mí, la verdad, me gustan los bocadillos, de siempre, y también las tortas mexicanas. Es cuestión de cosmovisiones, creo yo. Me explico.

A una tortilla de patata calentita, a unas suculentas lonchas de jamón o rebanadas de chorizo, a unos cachitos de panceta, a su racioncita de calamares... poco más creo yo que se le puede añadir; un buen pan, desde luego, y quizá algo de tomate con el jamón me parece una aceptable concesión a la confraternización interautonómica… Ya me metí en líos… Es broma, es broma.

La verdad es que así están deliciosos, al menos en mi memoria; sin embargo, reconozco que sí, que con más cosas, también... Y ahí entra la torta. O sea, es la austeridad castellana contra la exuberancia tropical, el barroco contra el neoclásico, que aquí, de hecho, se entremezclan...

Tampoco se me vaya a tomar como purista, o que quiero decir que los ingredientes de nuestros bocatas son mejores... No es eso; de veras, la torta, a mi entender, es fiel reflejo del barroco mexicano, un horror vacui total. Describo una, para que me entiendan. El pan no suele ser nuestro bollo-de-toda-la-vida, sino uno más plano, con menos miga, que se llama telera y que he descubierto que es un nombre que proviene de Andalucía; también del sur de allá parece provenir el mexicanísimo, para mí, nombre de ”mollete”: en Badajoz comí uno parecido, imagino que habrá en más sitios.

Volviendo a la torta, el pan va untado, con mayonesa, aguacate, frijoles (alubias pintas en puré)... Y hala, capa tras capa de cosas ricas, las que se les ocurran... y su correspondiente chilito, cuya graduación va de picosito (como la guindilla) a algo que, nada más dar el primer bocado, consigue que los ojos se salgan por las órbitas (prueben el chile habanero y me cuentan). El chile también es ingrediente básico de las salsas características de cada tortería/lonchería y que cada comensal agrega al gusto...

Las tortas, en fin, son obras de arte, de verdad. Como lo es, para mí, un buen bocata de panceta... O uno de jamón: ¿cómo no no va a ser arte si hasta museo del jamón hay?

La memoria, para cerrar, me lleva a aquellos bocadillos de tortilla de la cafetería del Hospital Provincial, que me comía escapándome del Maestro Ávila (cuando no nos dejaban salir y hacíamos fugas que ríete tú de Alcatraz; luego ya nos hicimos mayores (no recuerdo si en BUP o un poco antes) y podíamos salir en el recreo… Y claro, ya no tenía tanta gracia).

En fin, disfrutemos de vez en cuando de tortas y/o bocadillos; aunque sea, de sándwiches de ensalada, que son los que me permite mi dieta… Y no diario…

@ignacio_martins

https://www.facebook.com/ignaciomartinescritor

www.ignaciomartin.com

nachomartins (Instagram)

La empresa Diario de Salamanca S.L, No nos hacemos responsables de ninguna de las informaciones, opiniones y conceptos que se emitan o publiquen, por los columnistas que en su sección de opinión realizan su intervención, así como de la imagen que los mismos envían.

Serán única y exclusivamente responsable el columnista que haga uso de nuestros servicios y enlaces.

La publicación por SALAMANCARTVALDIA de los artículos de opinión no implica la existencia de relación alguna entre nuestra empresa y columnista, como tampoco la aceptación y aprobación por nuestra parte de los contenidos, siendo su el interviniente el único responsable de los mismos.

En este sentido, si tiene conocimiento efectivo de la ilicitud de las opiniones o imágenes utilizadas por alguno de ellos, agradeceremos que nos lo comunique inmediatamente para que procedamos a deshabilitar el enlace de acceso a la misma.

Comentarios...