Martes, 31 de enero de 2023
Volver Salamanca RTV al Día
Carodorum Selección Especial 2016, sedosidad y potencia en su máxima expresión
X
D.O. Toro

Carodorum Selección Especial 2016, sedosidad y potencia en su máxima expresión

SOCIEDAD
Actualizado 12/06/2022 10:15
Redacción

La asociación enológica Cata Añada se reunió para realizar una de sus catas ciegas, en esta ocasión con Manuel de Luis como director de cata

Este domingo, la asociación Enológica Cata Añada nos presenta una de sus últimas catas ciegas, realizada en el restaurante Pacha Mama, con el rio Tormes y la catedral de Salamanca al fondo, marco incomparable para la realización de la cata. De la mano de Manuel de Luis como director, presentó:

Carodorum (Selección Especial) 2016 (D.O. Toro*)

A 7 Km de Toro, se encuentra la bodega que vio poner su primera piedra en el año 2003, por la familia Diez/Rodríguez, con este pequeño bagaje llevan realizando unos muy preciados vinos, internacionalmente.

Con la tradición vitivinícola, heredada de su madre, Guillermo y Luis Ángel, sin perder sus ancestros, cuidan exhaustivamente los viñedos, la vendimia y la elaboración de los caldos, tratando todo el proceso con esmero para llegar a tener unos vinos de tal referencia.

Viñedo:

Los viñedos centenarios, impasibles ante el tiempo, han sido testigos mudos de la rica historia que atesora Toro, su noble ciudad. El trabajo realizado por los abuelos de estos emprendedores jóvenes, los cuales ya aúnan tradición y modernidad a la hora de producir sus codiciados tintos, en la actualidad dan origen al CARODORUM.

Vinificación:

La elaboración artesanal y la baja producción que estos dos hermanos llevan realizando de forma minuciosa, dan como fruto la gran calidad del producto final. Han sabido fusionar artesanía y tradición (tinajas de barro, tinas de madera y barricas de roble) con modernidad y equipamientos adaptados al siglo XXI “depósitos de acero inoxidable, maquinaria de procesado de la uva, ordenadores de última generación, etc.”.

Inician la vinificación con una pre-fermentación y maceración en frío durante 24 horas para posteriormente proceder a una fermentación por debajo de los 22 ºC durante 18 días.

CATA CIEGA:

VISTA: Capa alta, color cereza picota, brillante, ribete cardenalicio, cristalino y buena lágrima,

NARIZ: Muy complejo, aromas a frutos rojos del bosque y tenuemente madera, especiados y balsámicos.

BOCA: Aterciopelado con tanino muy vivo, sedoso, redondo, buena acidez, con aromas intensos afrutados.

Gusto con un final algo amargo y buena caudalia.

RELACION PRECIO /CALIDAD: 28,00Euros/ MUY BUENO

PUNTUACION: 93

00-60 DEFECTUOSO

61-70: REGULAR

71-80: CORRECTO.

81-85: BUENO.

86-90: MUY BUENO.

91-95: EXCELENTE.

96-100: EXTRAORDINARIO.

Conclusión: Vino complejo, que no deja indiferente al bebedor, sedosidad y potencia en su máxima expresión.

VARIEDAD: 100% Tinta de Toro*.

GRADUACION: 15,00 º %

CONSUMO: Entre 16 ºC

MARIDAJE: Su boca larga y sedosa nos marida perfectamente con Jamón de bellota, chuletón, embutidos, queso de oveja curado, asados, o guisos como lentejas con verduras.

TINTA DE TORO*

La «Tinta de Toro» es una variedad autóctona de la zona de Toro, de la que apenas se tiene información sobre sus orígenes, aunque se considera que fueron los romanos (210 a. C.) los promotores de la viticultura en la zona, al igual que en el resto de la cuenca del Duero.

A finales del s. XIX la plaga de filoxera ocasionó en España una profunda reconversión del cultivo de la vid, pero la variedad «Tinta de Toro» se defendió, hasta el punto de que en la actualidad hay todavía algunas viñas con más de 150 años de antigüedad. En 1990 se realizó una selección clonal por parte de la Junta de Castilla y León. La Tinta de Toro goza la variedad de certificado de variedad autóctona con características agronómicas diferenciadas. No obstante, se considera en general que es sinónimo de tempranillo, aclimatada a la zona zamorana.

D.O. TORO*

Hoy Toro está reconocida a nivel internacional como una de las mejores regiones vitivinícolas del mundo. En los diez últimos años la D.O. TORO ha pasado de la oscuridad al centro del escenario mundial, gracias a sus vinos de alta calidad y de personalidad inconfundible.

Fue también el vino de Toro el que acompañó a Cristóbal Colón en su descubrimiento de las Américas; hasta tal punto que la “La Pinta”, una de sus tres carabelas, fue bautizada así por el toresano Fray Diego de Deza, en referencia a una medida de capacidad que se empleaba en Toro y que aún hoy se utiliza como expresión coloquial para referirse a un trago de vino.

A lo largo de la historia el valor del vino de Toro había radicado principalmente en su graduación y corpulencia, características que hacían de él un vino duradero, y que permitía su transporte a ultramar.

Ya, en la década de los años 70, y convencido de que la alta graduación de aquella Tinta de Toro no era intrínseca a la variedad sino a su tardía recolección, Manuel Fariña comenzó a impulsar el primer gran cambio en la zona: el adelanto de la vendimia en casi un mes. Se trataba de recolectar la uva en el momento óptimo de maduración a la vez que se reducía su graduación desde los 16º-17º, hasta los 13º-14º.

En 1987 se aprueba la denominación de origen que abarca dieciséis términos municipales de la zona, pertenecientes a las provincias de Zamora y Valladolid. Manuel Fariña fue elegido presidente del primer Consejo Regulador de la D.O. Toro.

Esta D.O. se ha convertido en el punto de mira, no sólo de compradores, sino también de gran número de inversores del sector vinícola. Algunos de los más prestigiosos observadores del mundo del vino no han dudado en situar a Toro entre las diez regiones vitivinícolas de mayor interés del mundo de los próximos años.

Director de cata: Manuel de Luis.

Texto y fotografía: Javier Bragado.

Carodorum Selección Especial 2016, sedosidad y potencia en su máxima expresión | Imagen 1

Comentarios...