Miércoles, 06 de julio de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Seguimos para bingo...
X

Seguimos para bingo...

OPINIóN
Actualizado 24/05/2022 08:42
Miguel Mayoral

Seguimos para bingo o para el NOM. Si la policía pide la documentación a un ser de color es racismo, a una mujer es machismo, a un gay es homofobia, a un pobre es discriminación de clases, pero por lo bajito Canadá anuncia la eutanasia para los pobres ya que la asistencia universal es muy cara. Mientras legislamos cosas chulísimas es escalofriante la barbarie y degradación que se va apoderando de los barrios de muchas de nuestras ciudades. Una ley ideológica es aquella que desprecia la realidad para imponer un constructo intelectual preciosísimo. No creo que nadie pueda entender cómo se puede reducir la pobreza en España dejando entrar a cinco millones de indocumentados sin oficio ni beneficio.

Los juntaletras ofendidos al pedir explicaciones al Rey Juan Carlos y que no las dé. ¿Explicaciones de qué? Pero no se escandalizan de qué independentistas y proetarras dirijan los destinos de España y que se empeñen, entre otras estupideces, en hablar incluso lenguas muertas que sólo se mantienen a base de meterles dinero, lo más parecido a tener una abuela disecada en el salón y hablar con ella a lo Norman Bates.

Quién ha pedido la enciclopedia de explicaciones al gobierno actual. España quiere el país que construyó Don Juan Carlos, no la que están deconstruyendo ahora. La progresía no quiere que haya señoritas de moral distraída, da que pensar. No son [email protected] representates de la clase obrera, son los representantes de los universitarios gandules.

El envidioso es un ser insatisfecho que siente rencor contra las personas que poseen algo que él también desea pero no tiene. Prefieren destruir a construir. Le pasa a muchos que se dicen solidarios y progresistas y acaban por quitar lo que no son capaces de conseguir por falta de esfuerzo y capacidad. La última estupidez de un inútil peligroso es que tenemos que compartir los electrodomésticos con los vecinos. De momento vamos compartiendo enfermedades. Al final tocará compartir la cama para no pasar frío. Siguiendo con el estilismo de nuestro gobernantes hemos leído que el Banco de España alerta de niveles de deuda y déficit sin precedentes si no se reduce el gasto en pensiones, es decir, otra estrategia para empobrecernos después de trabajar toda la vida, en otras palabras no van a reducir en gastos de administraciones paralelas, negocio político, chiringuitos, etc sino en las pensiones.

La progresía española cree por algún motivo que la UE es un paraíso terrenal eterno, que aguantará su picaresca por los siglos de los siglos. Tras el Brexit británico podrían salir a causa de la guerra de Ucrania, Francia y Alemania, lo que significaría el Frexit y el Alexit, el final de la UE y el sálvese quién pueda. No se pueden arrastrar tantos desgobiernos incluidos los suyos. En los desastres y las situaciones excepcionales es donde el estado se crece a expensas de nuestras libertades y de nuestros bolsillos. De ahí la necesidad de tener un Estado limitado sujeto a leyes claras. Jacinto Benavente afirmaba que “los pueblos débiles y flojos, sin voluntad y sin conciencia, son los que se complacen en ser mal gobernados”. Con la subida de los combustibles parece que quieren agrandar esa gran lacra social que es la soledad a la que nos han condenado el gobierno y sus agendas NOM que nos quieren perfectos consumidores globales sin identidad, sin profundidad, sin vínculos y sin raíces.

Nos tenemos que conformar que en 1957 tuvimos el verano más caluroso del siglo con temperaturas de 50 grados en algún lugar de la Mancha, por mi parte en 1980 viví unos días de 46 grados a la sombra, estábamos tan acostumbrados a sudar dentro de la piscina que nos reíamos porque al fin y al cabo teníamos cerveza de la de litro de toda la vida y hielo picado en la nevera. El clima solo cambiaba de estación en estación. Después del verano venía el otoño, después el invierno, la Navidad, y luego la primavera y la semana Santa.

La empresa Diario de Salamanca S.L, No nos hacemos responsables de ninguna de las informaciones, opiniones y conceptos que se emitan o publiquen, por los columnistas que en su sección de opinión realizan su intervención, así como de la imagen que los mismos envían.

Serán única y exclusivamente responsable el columnista que haga uso de nuestros servicios y enlaces.

La publicación por SALAMANCARTVALDIA de los artículos de opinión no implica la existencia de relación alguna entre nuestra empresa y columnista, como tampoco la aceptación y aprobación por nuestra parte de los contenidos, siendo su el interviniente el único responsable de los mismos.

En este sentido, si tiene conocimiento efectivo de la ilicitud de las opiniones o imágenes utilizadas por alguno de ellos, agradeceremos que nos lo comunique inmediatamente para que procedamos a deshabilitar el enlace de acceso a la misma.

Comentarios...