Sábado, 28 de mayo de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
A Monika Zgustova yo la veo con luz y sin ella
X
LA ALACENA DE LOS LIBROS

A Monika Zgustova yo la veo con luz y sin ella

CULTURA
Actualizado 12/05/2022 17:38
Charo Alonso

La traductora, periodista y escritora de origen checo estará este viernes en la Feria Municipal del Libro de Salamanca

Vino Monika Zgustova a la Feria del Libro anterior a la pandemia y me admiré de su charla sabia y pausada, de su seguridad absoluta y de su capacidad para vestir de colores un perfil de medalla antigua. Si a la traductora, periodista y escritora de origen checo y casa en Barcelona se le puede aplicar una palabra hermosa esa es “cosmopolita”.

Porque nuestra Zgustova, que es tan nuestra como suyo es el checo y el ruso que traduce, es una pluma consciente que sabe tanto de política como de literatura, y que si en sus artículos llama a las cosas por su nombre, en sus novelas y recreaciones biográficas –espléndidas las de la esposa de Nabokov, Vera y la de Gala Dalí- descubre una verdad oculta más allá de las lindes de la historia y la desgracia de la hija de Stalin o de las mujeres del Gulag que se vestían para un baile en la nieve.

Cuando llegó Monika Zgustova a Salamanca, tan hermosa, tan rodeada de las voces testimoniales de sus mujeres condenadas injustamente por Stalin al infierno siberiano, nos fascinó a todos y recordamos su presencia como un trago de vodka vigorizante y profundo. Por eso la esperamos ebrios de colores y de prosa cercana que esta vez nos habla no de totalitarismos atroces en la vida cotidiana, que también, sino de una relación de madre e hija marcada también, como no podía ser de otra manera, por la historia que le tocó vivir. Apenas una adolescente, la autora salió con sus padres del país invadido por Rusia para instalarse en unos Estados Unidos de los que tuvieron que aprenderlo todo. El sacrificio que, sin embargo, les pareció inútil cuando los dos hijos, uno de ellos la protagonista narradora, se deciden a volver e instalarse en Europa. El exilio como condición disgregadora es el auténtico tema de un libro que se lee maravillosamente, con premura, con emoción contenida, y más sabiendo que se publicó justo cuando Rusia invadió la Ucrania que ahora lucha contra un Putin con delirios de grandeza y sobre el que escribe esclarecedores artículos en prestigiosos periódicos Monika Zgustova.

Un libro sobre madres e hijas que en el fondo es un libro, como tantas veces en la escritora, sobre el exilio. Sobre la falta y la belleza de las raíces. Sobre las seguridades, sobre el trabajo, la independencia, la necesidad de la familia y sus obligaciones. Un libro con una gran carga biográfica que no es una biografía. Un libro que nos reconcilia con la vida cercana a pesar de las distancias, los aviones, las fronteras y hasta la historia que nos dispersa. Un libro para guardar en la alacena del corazón. Como guardo el perfil soberano de Monika Zgustova, hablándonos, en el tiempo aquel en el que nada sabíamos de enfermedades, de las mujeres que se vestían para un baile en la nieve.

Comentarios...