Sábado, 28 de mayo de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Mentiras, malditas mentiras y estadísticas
X
LA FIRMA INVITADA

Mentiras, malditas mentiras y estadísticas

DEPORTES
Actualizado 11/05/2022 09:16
Redacción

El periodista Noel Campo da su opinión sobre las posibilidades que tiene el Salamanca UDS de jugar el playout en la sección de este medio con colaboradores

En la última década, el mundo del futbol se ha visto sometido de forma habitual y diaria al uso de gran cantidad de datos estadísticos. La última jornada de liga es siempre una de las fechas clave donde más se utilizan. Hay expertos que analizan todas las probabilidades, dan amplios pronósticos matemáticos sobre las posibilidades de ganar o perder ante determinado rival, conseguir una liga o descender de categoría.

"Mentiras, malditas mentiras y estadísticas" es una frase que se usa de manera coloquial para poner en duda las estadísticas utilizadas y demostrar que no siempre tiene razón. Incluso, muchas veces se utilizan en función de los intereses particulares de cada uno. Al Salamanca, le encaja la frase popularizada en los Estados Unidos por Mark Twain y atribuida erróneamente al primer ministro británico Benjamín Disraeli. Hablando de mentiras, a una semana de terminar la competición, no hay renovaciones, nombres sobre la mesa del futuro director deportivo o rastro alguno de los famosos videomarcadores. De los cambios en las infraestructuras, -personal y técnicas-, tampoco.

Un fiel seguidor de la estadística y del Salamanca, @UDSStats, publicaba en twitter el pasado domingo que el conjunto blanquinegro lo tiene casi imposible. Según sus cálculos, los salmantinos obtienen un pirríco 7,4% de posibilidades de jugar el playout por la salvación en comparación con el resto de equipos que luchan por evitar, de una u otra forma, el descenso a la 3ª RFEF. Es un buen análisis y estoy de acuerdo con él en cálculo que ha realizado. En lo que no coincido es en la palabra, imposible. El término estadístico correcto que se debería utilizar para la situación del Salamanca UDS sería, improbable. ¿Por qué? Porque imposible es que no tiene ninguna posibilidad de que pase. En cambio, improbable, es algo remotamente posible y siempre deja abierta una puerta a la esperanza, por pequeña que está sea.

Por poner un ejemplo, que el conjunto de María consiguiera puntuar en Pasarón ante el Pontevedra, que llevaba desde febrero sin dejar escapar puntos de su feudo, era algo bastante improbable, pero se consiguió. Obviamente, la victoria hubiera sido lo ideal y lo deseado por todos. Fue una lástima que los charros encajaran tan pronto el gol de Alex González. Poco se le puede reprochar a un equipo que, en las últimas jornadas, se vacía en el campo y lucha hasta el final. Por cierto, que el técnico charro nos tuviera con vida en la última jornada era también altamente improbable, pero de momento, se ha conseguido. Si María hubiera llegado tres semanas antes, cuando la situación con Calderón ya era indefendible y estaban rotas las relaciones, a estas horas, la posición en la clasificación sería otra. Hay que blindar al técnico salmantino y darle cariño y herramientas para que haga un proyecto ganador la próxima temporada. Nadie quiere otro culebrón Lolo Escobar otra vez. También se debe hablar con jugadores clave que estarían dispuestos a seguir sin importar la categoría como Diego Benito, Salcedo, Gustavo...

No veo difícil ganar al Compostela el próximo domingo, de hecho, estoy convencido de la victoria en el Helmántico. Incluso, veo factible que el Marino pierda ante un club amigo como es el Navalcarnero que no se juega nada. Lo que considero más difícil es que el Móstoles no gane a un Ceares ya descendido. Por fortuna, en el mundo del futbol, cada semana, lo improbable es probable. Que se lo pregunten al Real Madrid frente al Manchester City el miércoles pasado.

A veces, las cosas más difíciles y que estadísticamente tiene una posibilidad entre un millón, ocurren. Nada que perder y mucho que ganar. Por eso, hay que intentarlo, creer, luchar hasta el final y demostrar, que las estadísticas, en el caso del Salamanca UDS, también pueden ser mentira.

Comentarios...