Viernes, 27 de mayo de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
La Asamblea de los Colores
X

La Asamblea de los Colores

OPINIóN
Actualizado 10/05/2022 07:36
Raúl Izquierdo

La muy ilustre Asamblea de los Colores se reunió como cada año. Allí estaban todos toditos los colores, con mejor aspecto si cabe que la asamblea anterior, y es que los colores ganan con los años, como el buen vino. Verlos a todos a vista de pájaro era formidable: tantos colores reunidos, tan juntitos, que parecía la paleta del más distinguido de los pintores.

Pronto, la asamblea centró su discusión en los colores que tendrían que predominar la próxima temporada. Era una discusión muy antigua, casi siempre la misma. El caso era ser más que la otra. El negro y el blanco, sabedores de los muchos seguidores que tenían, defendían a capa y espada sus posiciones.

- El negro es un color serio, y eso es lo que necesitamos ahora: seriedad y seguridad. Y la seriedad va de la mano de la verdad, que sólo es una. Por eso tiene que predominar el negro, por encima de cualquiera de vosotros. La tradición me avala: el negro ha sido el color utilizado en los nobles, las jerarquías, los cortejos fúnebres...

Pero enseguida el blanco respondió:

- El blanco es el color de la pureza y la verdad sólo puede ser blanca. Todos tenemos que acercarnos al blanco. El blanco tiene también mucha tradición en nuestra historia, desde las vestales romanas y griegas, los dioses del Olimpo, las túnicas elegantes de los señores árabes… Señorías, o blanco o negro. Fuera de esa decisión, acabaremos en el relativismo de los colores.

El color negro asintió. Aunque el blanco era su rival eterno, estaba de acuerdo con la mayoría de las afirmaciones de su contrincante. Blanco o negro, negro o blanco.

Fuera del blanco o negro no hay verdad, no hay nada.

Un gran murmullo se extendió por toda la asamblea. El resto de colores estaban muy molestos y desconcertados.

El azul tomó la palabra:

  • Como todos ustedes saben, yo, como color azul, no aspiro a ser el color mayoritario y tampoco lo quiero. No quiero que todos elijan el color azul para todo. Pero el azul es hermoso y también es necesario. Miren el mar, el cielo, los globos azules de los niños....¡los pitufos!
  • Pues yo, como rojo, tampoco quiero que todos tomen mi color siempre. Pero el rojo es necesario. Puedo aportar fuego, sangre y pasión. Y además, quiero decirles que me gustan mucho el resto de los colores.

La cara del negro y el blanco era un poema.

Así, el resto de los colores fueron tomando la palabra en la asamblea: el rosa, el naranja, el pistacho, el fucsia, el verde limón...el lila, el violeta y el morado, los bermellones, los mostaza y los turquesa, el crema y el granate

Finalmente, tomó la palabra el color gris:

  • Queridos colores: yo vengo de la mezcla de otros dos, del blanco y el negro. Y estoy muy orgulloso de ser fruto de otros dos colores. Pero pensad en las inmensas posibilidades de belleza que tenemos cuando nos mezclamos unos y otros. La vida es multicolor. Eso no es relativismo sino dinamismo, viveza, enriquecimiento, pluralidad creativa... Las posibilidades son inmensas. Señores negro y blanco, pierdan el miedo que les atenaza desde tiempos inmemoriales y sumen, sumen.... con sus matices, pueden hacer que el resto de colores seamos mejores, pero no impongan, no busquen una verdad inmutable que sólo poseen ustedes, que la vida es de muchos colores, matices y claroscuros...

Todos aplaudieron aquella intervención. Incluso el azul turquesa lanzó un suspiro. Todos menos el blanco y el negro, que una vez más, se fueron a casa pensando en que o ellos, o nada. Qué pena, que no se hayan dado cuenta de la vida que hay fuera de ellos, y de las posibilidades y de las nuevas perspectivas... Qué pena. Habrá que esperar a la Asamblea de Colores del próximo año.... nunca es tarde...

Comentarios...