Sábado, 28 de mayo de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Primer estante: La Feria del libro de Salamanca, Ana Merino Amigo
X
La alacena de los libros

Primer estante: La Feria del libro de Salamanca, Ana Merino Amigo

CULTURA
Actualizado 04/05/2022 12:19
Charo Alonso

Siempre quise tener a la manera de la casa de mi abuela, una alacena para lo más preciado, pequeña y recogida en el muro de la casa. Una alacena de baldas decoradas con una puntilla primorosa donde dejar los libros recién leídos, aún con el calor de las manos. Una estancia sin crítica literaria ni análisis filológico regida por el solo gusto. El compartido gusto por la lectura, porque la alacena se abre y el libro se presta, se comenta y regresa para seguir guardando lo más preciado.

Empieza mi alacena a llenarse de libros, y lo hace en tiempos de Feria, Feria del libro que habita la Plaza Mayor de Salamanca y se amontonan las propuestas que las gentes de la Biblioteca Municipal Torrente Ballester ¡Una Feria organizada por una Biblioteca! nos regalan cada año, trayéndonos las voces de los autores que están ahora mismo paseando sus títulos por una primavera de libros… y de ahí, de la Biblioteca, antes de la Feria… llegan Ana Merino y su amigo, dulce compañía…

Ana Merino, la escritora madrileña que ganara el Nadal con la novela El mapa de los afectos, ha publicado su particular libro del amigo y del amado, a la manera medieval. Porque esta prestigiosa profesora en Estados Unidos, experta en el mundo del comic, colaboradora de El País, poeta, investigadora y ahora, novelista, se sirve quizás en su segunda obra de ficción, Amigo, de ese concepto tan hermoso de la amistad amorosa, trufada con la desesperante y cainita política de las universidades norteamericana para recobrar a un personaje real: el amigo entrañable de Federico García Lorca, el profesor de filosofía Joaquín Amigo, asesinado como el poeta granadino.

Aviso a navegantes, esta novela se lee maravillosamente y es un gozo para los filólogos y amantes de esa Edad de Plata de la literatura española previa a la Guerra Civil donde confluyeron tantos nombres de nuestra literatura. Recordar a Lorca, a Dalí, a Altolaguirre, a Concha Méndez y después, a Luis Rosales y a Félix Grande entre otros es una delicia que da saltos en el tiempo y se enlaza con la historia de Inés, la protagonista de la obra, una mexicana que da clases en el feroz sistema universitario norteamericano donde recalará su “amigo”, un escritor madrileño que se revela como terrible antagonista. Inés, que pasa un tiempo invitada en la Residencia de Estudiantes, donde todo le habla de la época lorquiana, lidia con sus fantasmas mientras recorre el archivo de un personaje real, el amigo de Lorca cuyo recuerdo le llega a Ana Merino, en la vida real, a través de María Bastos, nieta de Joaquín Amigo.

Las cartas, los documentos de Amigo, el amigo fiel de Lorca, nos devuelven a un tiempo bendito de abrazos y roces entre amigos y amados en los tiempos de “La Resi”, un espacio mágico en el que Inés, poeta y profesora, trata de sobrevivir a su situación personal de mujer de mediana edad, sola y sometida a las luchas intestinas de poder en los departamentos universitarios. Su estancia madrileña, su evocación del pasado, su particular historia personal forman un tapiz de insólito final que parece dejar todas las piezas en su sitio ¿Es un tapiz o un mosaico que debemos ver con cierta distancia? Y la distancia nos lleva precisamente a la mezcla de la verdad y la ficción, la pervivencia de la literatura, el amor a la investigación, a la enseñanza, a la creación y a la poesía. Y es un mapa de afectos que nos hace disfrutar a cada página…

Charo Alonso.

Comentarios...