, 22 de mayo de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Coincidencia de las cañadas y lo cursos fluviales
X
Mundo Rural

Coincidencia de las cañadas y lo cursos fluviales

OPINIóN
Actualizado 02/05/2022 17:05
Santiago Bayón Vera

Las vías pecuarias iníciales y las que después ordenó la Mesta, muy probablemente coincidentes con aquéllas, según hemos dicho, buscaron los cruces montañosos y fluviales más fáciles.

Pero, traspuestos unos y otros, también siguieron caminos naturales en lo posible. Los citan por doquier las mismas descripciones decimonónicas de las que nos estamos sirviendo.

En el término abulense de Higuera de las Dueñas, la cañada Leonesa baja un trecho «arroyo abajo del Parrón»; en el pacense de Castuera, «continúa subiendo por el río Guadalefra»; en el de Berlanga, de la misma provincia de Badajoz, «prosigue por el arroyo, dejándole en medio de la Cañada, por ir ésta por partes, es decir, mitad por un lado y mitad por otro», y más adelante, en Fuente del Arco, discurre cierto trecho «todo un arroyo abajo». A la vez, una de las derivaciones «sigue el río por la izquierda de la cañada» antes de llegar ésta a Quero.

El ramal que va desde Medellín hasta Fuente de Cantos, en Extremadura, lo hace «arroyo arriba de Botocillo» en Usage, y continúa «por la ribera o margen izquierda del río Ardilla», en Fuente de Cantos.

De igual manera, la Soriana asciende «por la orilla del río Guajaraz» en Argés y «arroyo arriba» en Layos. Y el ramal que se dirige desde Villacañas al valle de Alcudia, lo hace en Consuegra «siguiendo un arroyo arriba».

El ramal de la Soriana que se incorpora a la de Cuenca realiza este enlace donde el río Jabalón «linda por la izquierda con la cañada», cuyo itinerario discurre por «la vega abajo» en Quero, en Herencia y en Almagro. Y. tras trasponer Sierra Morena esa misma vía pecuaria, uno de sus ramales se trazó en Torrecampo por las márgenes del río Guadalmez y, más adelante, «orilla del arroyo Pereza, que corre por la izquierda, y se sigue hacia abajo».

Son ejemplos que podemos completar con el relativo a la zona de Hornachuelos, donde la cañada tenía entonces su continuación por la orilla derecha del arroyo Guadal vacarejo y, pasada la confluencia con el Bembézar, que es su colector, «sube por la orilla de éste, que corre a la izquierda».

En definitiva, al iniciarse la segunda mitad del siglo XIX, según la misma descripción que tanto estamos utilizando, tales vías tenían muchos de sus trechos sobre valles o riberas de ríos e incluso por el mismo cauce fluvial, por los abundantes arroyos o riveras de aguas discontinuas.

Foto: Trabanca (Salamanca) Santiago Bayon Vera

Comentarios...