Martes, 07 de febrero de 2023
Volver Salamanca RTV al Día
Las rutas de las que puedes disfrutar estos días si te quedas en Salamanca
X
TURISMO

Las rutas de las que puedes disfrutar estos días si te quedas en Salamanca

LOCAL
Actualizado 13/04/2022 08:27
Redacción

Proponemos cuatro experiencias para conocer los rincones y las historias de la capital charra

Salamanca es una ciudad en la que se pueden hacer muchos planes para disfrutar y a la vez conocer la capital del Tormes. SALAMANCA rtv AL DÍA ha elegido cuatro rutas para proponer a los las personas indecisas que están en la ciudad y no saben que hacer.

Las Huellas de Santa Teresa

Pocos personajes resumen tan bien el “espíritu” castellano, como Santa Teresa. En su historia hay tres ciudades fundamentales: Ávila, Alba de Tormes y Salamanca. Precisamente en esta última, en la capital charra, la Santa llegó en el año 1570, donde crea su séptima fundación. Son numerosas las Huellas que de su vida y obra durante este tiempo puedes descubrir en esta Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Salamanca, a través de dos rutas, nos acerca a la figura de esta mujer.

- Casa de Santa Teresa, en la calle Crespo Rascón. El 31 de octubre de 1570 llega a esta casa, testigo de su faceta como mujer emprendedora. En este edificio de la familia Ovalle tuvo lugar la noche de las ánimas. El que fuera convento carmelitano durante cuatro años pertenece en la actualidad a las Siervas de San José y pasará a la historia como el lugar inspirador del “vivo sin vivir en mí”.

- Universidad Pontificia. Fueron los jesuitas, en concreto el Padre Álvarez, quienes animaron a Teresa a visitar Salamanca, ciudad universitaria, y a iniciar aquí una nueva fundación. Ellos le encargaron la redacción del Libro de las Fundaciones.

- Universidad de Salamanca. En 1922, siendo vicerrector Don Miguel de Unamuno, la Universidad le concedió el título de Doctora Honoris Causa de la Universidad. El primer reconocimiento otorgado por la Universidad a una mujer por su calidad literaria, su espiritualidad y los valores reformistas.

- Catedral de Salamanca. Del conjunto de las capillas de la iglesia nueva de la Catedral de Salamanca, destaca la dedicada a Santa Teresa de Jesús.

- Convento de San Esteban. Los padres dominicos prestaron ayuda a Santa Teresa de Jesús durante su estancia en Salamanca, prueba de esta vinculación es el confesionario al que acudía la Santa en busca de consejo. Este confesionario puede visitarse en el interior del convento.

- Palacio de Monterrey. Santa Teresa mantuvo una estrecha relación con la Casa de Alba, especialmente con la esposa del III duque, doña María Enríquez, a quien le unió una gran amistad.

- Plaza Mayor podemos contemplar el medallón dedicado a su figura, situado en el Pabellón de Petrineros. Junto a su imagen, están los medallones de Fray Luis de León o Miguel de Unamuno.

De la Cueva al Cielo

Esta ruta urbana es un recorrido que va de la Cueva hasta el Cielo, compuesta por cuatro intervenciones sugerentes y emotivas, en los cuatro enclaves más relevantes de identidad americana de nuestra ciudad: La Cueva de Salamanca, San Esteban, la Universidad Pontificia y el Cielo de Salamanca.

La Cueva, por la relación con las “salamancas” americanas, los espacios donde se practicaba la iniciación, la nigromancia, etc. el Convento de San Esteban, por Colón, Francisco de Vitoria y Bartolomé de las Casas. La Universidad Pontificia como heredera del espíritu de las reducciones jesuíticas, y el Cielo de Salamanca en la Universidad, por el sentido y el placer de poder pasear bajo un cielo compartido.

Salamanca Jacobea

Salamanca es una ciudad jacobea singular, con estilo propio, y lo es por varias razones. Comparte el espíritu de Cluny, del romanismo que trajo Raimundo de Borgoña con la repoblación y que está presente en la Catedral y en las pequeñas iglesias. Respira la atmósfera del camino mozárabe, el del sur, la Vía de la Plata, por la que dicen llegó el cuerpo del apóstol Santiago a Compostela y la que utilizó Almanzor para llevarse las campanas de Santiago a Sevilla. Pero, y sobre todo, porque durante el Renacimiento, cuando el Camino entró en crisis y a través de los Fonsecas, nobles salmantinos y arzobispos de Santiago, ambas ciudades establecieron una relación singular, un diálogo entre el granito y la piedra de Villamayor, entre el humanismo y el universo jacobeo.

Se trata de un itinerario que se sustenta en cuatro estaciones: el Puente Romano, la Iglesia de Santiago, la Catedral Vieja y la Casa de las Conchas. Que incorpora también la Clerecía de San Marcos, el Colegio del Arzobispo Fonseca, el Convento de las Ursulas y Casa de las Muertes, para concluir en la Plaza Mayor y el Palacio Fonseca. Dentro de esta ruta destaca el Albergue de Peregrinos, que situado en la antigua Casa de la Calera, tiene capacidad para 22 peregrinos.

Salamanca Patrimonio de la Humanidad

Salamanca es Patrimonio de la Humanidad, por lo que hay multitud de rincones y edificios históricos, todos ellos están concentrados en el centro histórico, por lo que la visita se debe realizar a pie.

La Plaza Mayor, las catedrales, no olvides subir a las torres medievales de la catedral a través de la exposición Ieronimus. El Edificio histórico de la Universidad, la más antigua de España. Sin prisas debes conocer también la Casa de las Conchas, y la Iglesia de la Clerecía y Universidad Pontificia, situadas enfrente. También se puede disfrutar de un paseo por el Puente Romano y entrar en el Huerto de Calixto y Melibea, un jardín de estilo musulmán. La ciudad cuenta con numerosos conventos de un gran valor patrimonial, entre ellos destacan el Convento de San Esteban y de las Dueñas. En éste último te recomendamos probar los dulces que elaboran las monjas y saborearlos tranquilos en el claustro, mientras contemplas las vistas de la catedral. Y si te gustan los misterios y las leyendas no puedes perderte La Cueva de Salamanca, un espacio mágico donde el diablo impartía clases de brujería; y el Patio de la Salina, un antiguo estanco de Sal.

Comentarios...