Miércoles, 28 de septiembre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Natalia Antokhiy: "Una parte de mi familia ha salido de Ucrania, pero otra no se quiere ir porque es su casa y no van a abandonarla"
X
DEPORTISTA

Natalia Antokhiy: "Una parte de mi familia ha salido de Ucrania, pero otra no se quiere ir porque es su casa y no van a abandonarla"

DEPORTES
Actualizado 17/03/2022 09:17
Carlos Cuervo

Estudia Derecho en Salamanca, es miembro del equipo RollSlam de patinaje y espera "de todo corazón poder volver pronto" a su país

Natalia Antokhiy Merosh es una ucraniana, procedente de una región de Odesa, que vive en Salamanca. Tiene 21 años, pero lleva media vida en la ciudad, puesto que llegó aquí a los 5. Estudia su último curso de Derecho en la actualidad y es patinadora en el equipo RollSlam, aunque empezó a disfrutar de su pasión a los 12 en otro club charro.

Sin embargo, no están siendo tiempos fáciles para ella: “Son momentos bastantes duros para cualquier ucraniano que resida fuera, pero más aún para los que están dentro. Sientes impotencia por no poder ayudar del todo y por la situación de incertidumbre de que no sabes cuánto va a durar. Las guerras las veíamos en conflictos orientales como el de Siria y a mí, personalmente, me daba mucha pena, aunque no asumía que estaba tan cerca. Darte cuenta de que es algo que está pasando en tu país, en tu tierra y que las víctimas son familiares y amigos es un sentimiento de impotencia".

Además, el hecho de que sus allegados se hallen en apuros a consecuencia de lo ocurrido agrava todavía más sus pensamientos porque “una parte de mi familia ha decidido salir de Ucrania y están en Madrid actualmente, pero hay otra parte que no se quiere ir porque es su casa y no van a abandonarla. Es totalmente comprensible. Desde aquí a todos nos costaba conciliar el sueño cuando teníamos familiares que vivían en regiones problemáticas como Kiev o Donetsk y se han tenido que ir. Sabíamos que por las noches es cuando más bombardeaban y teníamos la sensación de tener que estar pendientes 24/7”.

Pese a que las semanas van pasando, Natalia cuenta que “aún estoy en shock”. No obstante, la solidaridad de la gente siempre es agradable y así lo manifiesta: “Se vuelcan muchísimo y se agradece de corazón. Yo colaboro con la Asociación de Ucranianos y no nos esperábamos tal cantidad de ayuda. Hemos enviado bastantes medios de transporte a la frontera para que lleven material y para traer refugiados. Eso es gracias a los ciudadanos. También nos hacen donaciones para poder financiar los gastos”.

Por otro lado, la deportista también echa de menos su casa y espera “de todo corazón poder volver pronto”, aunque afirma que “lo más importante es que haya donde volver porque hay ciudades que las están igualando a un desierto”. Entre tanto, la joven recuerda con nostalgia su último paso por Ucrania en 2015, dado que su intención era haber vuelto antes y la pandemia lo impidió: “Este verano íbamos a ir sí o sí, pero también hay complicaciones por decirlo de alguna manera y me gustaría muchísimo volver porque lo echo mucho en falta. En estas situaciones es cuando más unido te sientes a tus raíces”, finaliza.

Comentarios...