Viernes, 27 de mayo de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
El relato de un policía español tras huir de la ciudad ucraniana de Odessa: "Llegamos a la frontera con Moldavia por los pelos"
X
GUERRA EN UCRANIA

El relato de un policía español tras huir de la ciudad ucraniana de Odessa: "Llegamos a la frontera con Moldavia por los pelos"

NACIONAL
Actualizado 14/03/2022 21:13
EP

Había viajado junto a su mujer, ucraniana, a principios del mes de febrero para disfrutar de sus vacaciones

El agente de la Policía Nacional José María Moreno ha explicado este lunes cómo fue su huida de la ciudad ucraniana de Odessa, donde acudió para estar con la familia de su mujer, Sandra, a principios del mes de febrero para disfrutar de sus vacaciones.

Moreno ha recordado que el día 24 se despertaron de madrugada con las primeras explosiones y con las noticias de la invasión rusa en Ucrania, y que en los días posteriores la situación fue empeorando, con mayor "violencia" y un "constante" sonido de sirenas de aviso de bombardeos.

Así lo ha explicado este agente en la rueda de prensa que ha convocado el sindicato policial JUPOL este lunes en un hotel de València, donde ha acudido el policía junto a su mujer, quien se ha mostrado visiblemente afectada por el conflicto bélico que atraviesa su país.

Moreno, que llegó este domingo a València, ha explicado que cuando comenzó la guerra lo primero que hicieron fue llamar a la Embajada de España en Ucrania, pero que a esta institución, al ser viajeros y no residentes, no les constaba sus datos personales, y que les pidieron esperar hasta poder darles instrucciones.

Posteriormente la Embajada fue evacuada, el personal se trasladó fuera del país, y ellos se quedaron "sin noticias y sin saber qué hacer", ha indicado el agente quien ha admitido que echó en falta el haber recibido alguna instrucción o solución por parte de esta institución.

El policía ha relatado que en los últimos días la tensión se incrementó en Odessa, y que no paraban de escuchar disparos y explosiones cerca, jornadas en las que sufrieron "muchos nervios, estrés y miedo": "Lo único que quería era poder salir de allí con mi familia y poder regresar a casa sanos y salvos".

Finalmente pudo huir por sus propios medios él, su mujer y una amiga de su mujer con su hijo, con la ayuda de sus familiares que les prestaron un vehículo para poder llegar a la frontera de Ucrania con Moldavia.

"Salimos de allí con el sonido de las sirenas por toda la ciudad, siguiendo una ruta por carreteras secundarias en muy mal estado, con bloqueos en los puestos militares cada dos o tres kilómetros, donde te paraban y te encañonaban con armas largas y kaláshnikov. Pasamos mucho miedo y nervios", ha detallado Moreno.

Debido a los diferentes bloqueos, el trayecto de 110 kilómetros hasta la frontera se prolongó unas seis horas. En el camino se fueron encontrando varios coches en la carretera que estaban "destrozados" y ha asegurado que temían sufrir algún ataque porque la ruta estaba muy despejada y cerca del mar, donde varios buques rusos ya estaban atacando diferentes localidades costeras.

Al final, los cuatro consiguieron llegar a la frontera con Moldavia "por los pelos" ya que los bloqueos por carretera estaban cerrando el paso y ya no se podía circular por esas carreteras, por lo que ha admitido que tuvieron "mucha suerte" de poder llegar.

Desde allí pudieron localizar un autobús en el que poder volver a España y regresar juntos. "Ha sido un viaje muy duro, difícil e incómodo, el autobús estaba lleno de gente, hemos parado muy poco y casi no hemos podido dormir", ha explicado Moreno quien ha asumido que pese a toda la adversidad, los cuatro tenían muchas ganas de llegar a Valencia "con la tranquilidad de que habíamos podido salir y que, por fin, estábamos en casa".

Aun así, Moreno ha reconocido que todavía siguen "muy agotados" y que su mujer no se ha recuperado y que al haber llegado a València en plena celebración de Fallas, cualquier ruido de petardos les asusta, pese a saber que ya están a salvo.

Por otro lado, su mujer y él han lamentado haber dejado atrás a mucha gente, amigos y familiares, porque consideran que la situación será "todavía peor" porque cada vez se cierra más el cerco de la ciudad y las alarmas "no paran de sonar".

Respecto a la situación de su mujer, quien recibió formación militar y que fue reservista durante unos años, Moreno ha explicado que temían que ella no pudiera salir del país pero que finalmente tuvieron la suerte de que nadie comprobara la situación de su mujer en la frontera, y que pudo salir de Ucrania "sin problemas". Algo que este policía ha admitido que hubiera sido "imposible" en las primeras semanas del conflicto bélico.

Comentarios...