Martes, 05 de julio de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Doctorado y canonización de Santa Teresa de Jesús
X

Doctorado y canonización de Santa Teresa de Jesús

OPINIóN
Actualizado 11/03/2022 09:20
Eusebio Gómez

El día 4 de marzo de 1622 la USAL concedió el Doctorado Honoris Causa a santa Teresa de Jesús y el 12 de marzo del 1622 fue canonizada. Esta gran mujer, nacida en Ávila y fallecida en Alba, no solo ha sido santa, sino una gran escritora y ocupa un lugar importante en la literatura española.

En la basílica de San Pedro en Roma, luce una estatua de Teresa de Jesús con una inscripción debajo que reza: “Maestra de los espirituales”. En la mano derecha sostiene una pluma, en la izquierda un libro y su mirada se pierde vuelta hacia lo alto como el que espera la inspiración del cielo.

En una sociedad como la actual, en que la experiencia de Dios se descifra y estudia desde el plano psicológico es interesante leer a Teresa de Jesús que, con una lucidez extraordinaria, aborda el problema de la experiencia de Dios en el hombre, pasando por todos los ámbitos en los que esta experiencia se manifiesta, incluido por supuesto el plano psíquico. Desde el mismo inicio del cambio, cuando empieza a "darse cuenta" de las cosas, a ser más consciente de cómo vive, hasta la experiencia del desposorio místico, pasando por la oración de quietud y de unión, Teresa explica paso a paso el trayecto de un "Camino" que cambia y transforma al ser humano, un camino de oración, de humildad y amor que nos conduce a la meta ansiada de la "Perfección" de Hijos de Dios.

Teresa es buscadora y andariega, orante y comprometida, amada y amante. Su vida deslumbra y entusiasma, por ser una mujer fuerte, por ser una castellana recia, por ser una andariega incansable y por ser una apasionada de Dios. Muchos corazones se identifican y palpitan al unísono con el de Teresa en ese inmenso amor de Dios. Y cuando se ha experimentado al Dios de Teresa, se hace imposible vivir sin él y para él, sin “tener los ojos puestos en él y sin darse “del todo al Criador poniendo nuestra voluntad en la Suya

Si le preguntáramos a Teresa si cree en Dios, respondería con su vida, diciendo que para Él nació y es toda de Él. Teresa siente la presencia de Dios en todos los rincones, sabe del paso de Dios por su vida y eso lo narra maravillosamente. Es consciente de que todo es gracia, pero también sabe que necesita esforzarse y animarse para seguir a Dios. Es doctora de la Iglesia, y más que en dogmas y en teorías, lo es en la praxis. Su testimonio vivido nos entusiasma, nos hace crecer en el anhelo de Dios y, en definitiva, nos pone a orar y amar.

El Dios de Teresa, el Dios vivo que lo penetra todo y empapa todo, sigue estando presente y nos espera en cada recodo de los distintos caminos, en la cruz desnuda, en la campana que llama a la oración, en las risas de los seres humanos, en las veredas del verdadero Camino. Y si de verdad “no mirásemos otra cosa sino al camino, presto llegaríamos; mas damos mil caídas y tropiezos y erramos el camino por no poner los ojos en el verdadero camino”.

Es fácil, muy fácil, dejarse contagiar por Teresa en su búsqueda de Dios. Su lectura deslumbra y entusiasma y su magisterio termina por enseñarnos la gran ciencia de la vida espiritual. Aprender de esta maestra se torna sencillo y gratificante pese al esfuerzo de la empresa que se acomete cuando uno se inicia en el camino de la oración.

Ella vivió como una aventura de caballeros andantes (al estilo de los descritos en el Quijote) su propia vida, peleando contra sí misma, contra todo lo que podía separarla de Dios y finalmente en los últimos veinte años dejó España sembrada de conventos como una herencia de su estilo de vivir la oración.

Teresa está viva en sus libros, pero también lo está en todos aquellos que viven su doctrina, sin hacer ruido, entregando su vida a Dios y a los hermanos.

La empresa Diario de Salamanca S.L, No nos hacemos responsables de ninguna de las informaciones, opiniones y conceptos que se emitan o publiquen, por los columnistas que en su sección de opinión realizan su intervención, así como de la imagen que los mismos envían.

Serán única y exclusivamente responsable el columnista que haga uso de nuestros servicios y enlaces.

La publicación por SALAMANCARTVALDIA de los artículos de opinión no implica la existencia de relación alguna entre nuestra empresa y columnista, como tampoco la aceptación y aprobación por nuestra parte de los contenidos, siendo su el interviniente el único responsable de los mismos.

En este sentido, si tiene conocimiento efectivo de la ilicitud de las opiniones o imágenes utilizadas por alguno de ellos, agradeceremos que nos lo comunique inmediatamente para que procedamos a deshabilitar el enlace de acceso a la misma.

Comentarios...