Martes, 07 de febrero de 2023
Volver Salamanca RTV al Día
“Cambiar el régimen del PP, que lleva 35 años gobernando, es una emergencia democrática”
X
Fernando Pablos

“Cambiar el régimen del PP, que lleva 35 años gobernando, es una emergencia democrática”

LOCAL
Actualizado 04/02/2022 16:20
César García

El número uno del PSOE en Salamanca para las elecciones en Castilla y León explica las principales propuestas de su partido

Tiene 53 años, esposa, tres hijos, el carné de Unionistas y un trabajo vocacional como profesor titular de Álgebra en la Facultad de Matemáticas de la Universidad de Salamanca, donde lleva más de tres décadas dando clases y donde ha recibido a SALAMANCA AL DÍA para esta entrevista.

Sin embargo, a todo lo anterior hay que unirle otra pasión realmente intensa que le atrapó desde los 17 años: la política y, en concreto, el PSOE. Hablamos de Fernando Pablos, el número uno la candidatura socialista en Salamanca para las elecciones de Castilla y León del 13 de febrero.

¿Cuál es el mensaje principal del PSOE para convencer sobre todo a los indecisos?

Nosotros vamos a hablar de Castilla y León. Hay quienes quieren plantear estas elecciones en una clave nacional porque están avergonzados de lo que han hecho o porque no tienen nada que proponernos a los que vivimos aquí.

Vamos a hablar fundamentalmente de tres cuestiones. La primera, que es una emergencia, luchar contra la despoblación. Los datos están ahí, en los últimos 35 años España ha ganado 8 millones de habitantes, Castilla y León ha perdido aproximadamente 200.000 y nuestra provincia 26.000.

El segundo es que las comunidades autónomas tienen competencias en los servicios básicos y por tanto hay que impulsar la sanidad, hay que volver a mantener la prestación en los consultorios que tenían antes de la pandemia, es decir, abrirlos todos.

Además, tenemos que conseguir que la educación en todos los sectores pueda tener más recursos que los que tiene ahora.

Y tercero, es necesario generar riqueza, apostar por un nuevo sistema productivo que mantenga lo bueno que tenemos ahora (el sector servicios y el primario), pero que, fundamentalmente, industrialice provincias como Salamanca, donde no lo hay, basado en las investigación, el desarrollo, la innovación, el conocimiento para generar empleos de calidad. Esos son los retos y eso es de lo que vamos a hablar los socialistas en campaña.

¿Qué cree que hay que cambiar en la educación de Castilla y León?

Tenemos, probablemente, una de las mejores comunidades educativas de España, profesorado, familias y estudiantes dan ejemplo constantemente, lo han hecho en la pandemia, y lo han hecho a pesar de una Consejería que ha pensado poco en ellos.

Por ejemplo, las condiciones laborales de los docentes son mucho peores que en otras comunidades autónomas. Se han incumplido acuerdos importantes del Pacto por la Reconstrucción que impulsó el Partido Socialista, como por ejemplo ayudas para superar la brecha digital, en el momento en el que la formación en la digitalización es clave, o más becas para las familias que se han visto afectadas económicamente de forma negativa por la pandemia.

Y en el ámbito de la Universidad nosotros tenemos un gran reto, que va a ser una de nuestras grandes apuestas, queremos que Castilla y León esté a la cabeza de España en investigación y en apoyo a la investigación científica.

En estos momentos hay dos comunidades autónomas que tienen organismos que impulsan la investigación muy por encima del resto. Son Cataluña, con el sistema ICREA, y el País Vasco, con otro que se llama Ikerbasque, eso atrae a los mejores investigadores del mundo a estas dos comunidades. Nosotros queremos hacer exactamente lo mismo, crear un organismo que apoye la investigación de excelencia y consiga que vengan científicos con proyectos de futuro y que esa investigación además genere desarrollo.

¿Para todo esto hace falta más dinero o simplemente es un tema de gestión?

Si, hacen falta fundamentalmente más recursos, necesitamos una mejor financiación autonómica. El Gobierno de España, por primera vez en la historia, va a tener en cuenta la despoblación entre los parámetros para asignar esos recursos, eso le vendrá bien a Castilla y León.

Y hace falta no beneficiar a unos pocos, como ha hecho el señor Mañueco. Lo que ha ocurrido con el impuesto de sucesiones, que ha beneficiado a menos del 1% de la población y la Comunidad ha perdido decenas de millones de euros, es un gran error.

Hasta ahora, para que lo sepan quienes lean la entrevista, estaban exentas por cada persona que heredaba quienes tenían un capital total de hasta 400.000 euros, que es la inmensa mayoría de quienes vivimos aquí. A esos lo que ha hecho el señor Mañueco no les afecta para nada. Sin embargo, a unos muy pocos, que heredan millones de euros, les ha beneficiado mucho y hemos perdido todos.

Por lo tanto, hace falta ingresar mejor, hay que hacer un sistema fiscal más progresivo que mientras ingreses por ese lado tengas bonificaciones fiscales, por ejemplo, para quien viva en el medio rural, que es una manera de fijar población en nuestros pueblos.

En cuanto a la sanidad, hablaba de mejorar las condiciones de los profesionales y mantener abiertos los centros de salud. ¿Esto es posible en un territorio tan extenso, que se mantengan esos servicios?

Por supuesto, si lo era antes porque no lo va a ser ahora. Estamos hablando de mantener las frecuencias de los médicos del año 2019, al menos.

Lo que ha ocurrido en Castilla y León es que en los 10 años previos a 2019 se han dejado de formar más de 400 profesionales médicos de atención primaria, porque las plazas MIR que tenía que ofertar la Junta no se convocaron. Así que tenemos 400 médicos menos formados.

Además, las condiciones laborales que se ofrecen en Castilla y León, y especialmente en Salamanca, son muchos peores que en otras comunidades y también que en otros países.

Por lo tanto, hay que formar más y ofrecer mejores condiciones laborales, especialmente a aquellos que vayan a zonas de difícil cobertura. ¿Eso es posible?, si, si tienes voluntad política y el PP no la ha tenido.

¿En el campo de los servicios sociales cuál será la principal aportación del PSOE, si llega a Gobernar?

Castilla y León tiene muchas personas mayores y tienen que estar bien atendidas. Lo que pretendemos es que la Junta, en colaboración con los ayuntamientos, garantice calidad de vida para ese colectivo. Se puede hacer por ejemplo aumentando el número de plazas públicas en las residencias. Ahora mismo no se ha creado ninguna nueva en Salamanca, se está construyendo una para sustituir a otra.

El PP está apoyando gran parte de su campaña en la defensa del mundo agropecuario. En ese ámbito, ¿en qué se diferencia los proyectos del PP y del PSOE?

Hay un refrán que dice “dime de qué presumes y te diré de qué careces”. Ha habido dos grandes noticias para agricultores y ganaderos en los dos últimos meses, han sido la nueva PAC y la Ley de la Cadena Alimentaria y en ninguna ha estado el PP, que presume mucho pero hace muy poco.

Y junto a eso hemos tenido alternativas en las Cortes, como que los presupuestos autonómicos tengan un fondo de contingencia para el ámbito agrario y ganadero, porque no muchas veces los problemas son sobrevenidos y este mecanismo permite abordarlos cada año.

Y también apostamos por los jóvenes en el medio rural, el número de los que dedican al campo es mínimo y la Junta debe adoptar medidas para aumentarlos de cara al futuro.

Sin duda, uno de los problemas más importantes de la provincia y de la Comunidad es la despoblación. ¿Qué plantean en este ámbito?

Para combatir la despoblación hacen falta unos servicios públicos de calidad. Después hay que adoptar medidas para generar empleo y hay que tener servicios del siglo XXI, por ejemplo banda ancha. El señor Mañueco decía sin ruborizarse que llegará a todos nuestros pueblos en 2025. Mientras ha gobernado él no se ha hecho nada y se olvidó decir que eso es de un programa del Gobierno de España, que es el que está extendiendo la banda ancha, y esto puede ser el primer paso para que podamos tener una mayor fijación en el mundo rural, porque el teletrabajo en la pandemia ha demostrado que se puede trabajar muy lejos de donde estén las empresas físicas, cuando la haya es posible que el teletrabajo también sea una forma de fijar población.

¿Cuál la fórmula del PSOE para evitar los desequilibrios territoriales de nuestra Comunidad, con zonas industrializadas y otras con escasos recursos?

Es aplicar el Estatuto de Autonomía, que incluye un Plan de Convergencia Interior, que lo planteamos nosotros y se tiene que poner en marcha cuando la economía crezca por encima del 2,5%, por ejemplo este año, pero lo hacía antes de la pandemia y el PP se ha negado.

La convergencia interior no puede significar repartir lo mismo en todos los sitios, aquellas zonas de la Comunidad, fundamentalmente el Oeste y la provincia de Ávila, que tienen más pérdida de población y menores condiciones de generar riqueza, tengan prioridad en algunas inversiones de la Junta.

Nosotros también apostamos por la descentralización de los servicios de la Junta, que puede ayudar y se tiene que afrontar con un debate serio. El Gobierno de España ya lo ha hecho, recordemos que aquí se creo el Centro Nacional de Alzheimer, que ha generado un centenar de puestos de trabajo.

De cara a los posibles pactos, ¿hay alguna línea roja para el PSOE?

Primero tienen que votar los ciudadanos y una vez que lo hagan se deciden las posibilidades, pero no hay ninguna duda que haremos lo que se hace en toda Europa, que es aislar a la extrema derecha. En nuestro país está creciendo porque el Partido Popular le ha dado alas en ayuntamientos y comunidades autónomas, y eso es una auténtica indecencia.

Por tanto, todos aquellos que quieran cambiar podemos hablar con ellos, veamos primero que votan los ciudadanos, pero cambiar el régimen del PP que lleva 35 años gobernando es una emergencia democrática y estamos seguros que la mayoría de los que vivimos en esta tierra compartimos eso.

Tras décadas en política, ¿hasta cuándo quiere seguir?

Para mí la política es una vocación, estamos haciendo la entrevista en mi lugar de trabajo. Llevo dando clase en la Universidad de Salamanca desde el año 91 y, por tanto, estoy en política por vocación.

Para poder seguir hay que tener ilusión, ahora mismo tengo mucha por el cambio en Castilla y León, y contar con el apoyo de los compañeros, que también es mi caso.

¿Y para terminar, un último mensaje para la ciudadanía?

Nunca se fíen de quienes dicen ahora que van a hacer lo contrario de lo que han hecho en los últimos 35 años

Comentarios...