Martes, 17 de mayo de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
El Carnaval 2022 sigue para adelante aunque vigilando de cerca la incidencia del coronavirus
X
CIUDAD RODRIGO | CARNAVAL DEL TORO 2022

El Carnaval 2022 sigue para adelante aunque vigilando de cerca la incidencia del coronavirus

CARNAVAL DEL TORO
Actualizado 17/01/2022 19:21
David Rodriguez

Lo que ya está confirmado es que no habrá carpa en el Paseo Fernando Arrabal ni baile de disfraces

El Carnaval del Toro 2022 de Ciudad Rodrigo sigue para adelante, aunque desde ahora y hasta la fecha fijada para su arranque, el viernes 25 de febrero, se hará un seguimiento detallado de la evolución de la incidencia del coronavirus, por si hubiera que echar el freno, según acordaron a la hora de comer del lunes Partido Popular, Partido Socialista y Ciudadanos (Izquierda Unida-Ciudad Rodrigo en Común no estuvo de acuerdo, al considerar que se debería aplazar a otra fecha).

La decisión se tomó en una reunión de la Junta de Portavoces del Ayuntamiento a la que asistieron presencialmente en el despacho de la Alcaldía de la Casa Consistorial el alcalde Marcos Iglesias, los ediles Beatriz Jorge Carpio, Ramón Sastre, Víctor Gómez y Laura Vicente, y el secretario municipal, Carlos Hernández, conectándose telemáticamente los portavoces de los partidos de la oposición: Juan Tomás Muñoz (PSOE), Joaquín Pellicer (Ciudadanos) y Alfredo de Miguel (IU-Ciudad Rodrigo en Común).

La reunión duró cerca de una hora, consensuándose entre PP, PSOE y Ciudadanos un texto al que dio lectura posteriormente en una comparecencia -que fue seguida en directo por hasta 700 personas en el perfil de Instagram de Ciudad Rodrigo Al Día- el alcalde Marcos Iglesias quién expuso desde el principio que es “consciente que cualquier decisión que se adopte va a ser cuestionable”. Así, apuntó que “los habrá que piensen que es mejor esperar a otro momento”, y “los habrá que opinen que ya llevamos dos años de pandemia, y estando la población inoculada con 2 dosis y gran parte con una 3ª, no se entendería que no se hiciera”.

En ese tramo, indicó que en 2020 y 2021 ya ha habido ferias y eventos de diferente índole por todo el territorio nacional, “donde parece que se ha puesto especial ojeriza a los eventos taurinos populares frente a otros, sin que nadie les haya cuestionado, a pesar de generar evidentes concentraciones”. Así, apuntó que parece que hay una “doble vara de medir” entre los festejos taurinos populares y otros festejos, que esconde “fines espurios, amparados en preferencias y posicionamientos sobre la fiesta nacional y el apoyo a la tauromaquia”.

Esa reflexión forma parte de la parte ‘explicativa’ del contexto actual que recoge el texto consensuado, mencionándose el grado de vacunación –se insta a la Junta a estimularla-, que el presidente del Gobierno Pedro Sánchez ya ha hablado de ‘enfermedad endémica’, o que otras localidades ya están celebrando festejos multitudinarios -como la reciente concentración motera de Pingüinos-, programando incluso encierros para las mismas fechas del Carnaval, como Puebla del Río. Ese contexto da pie a una serie de ‘propuestas’, con la base de que el Carnaval “representa una fuerte inyección económica para la zona, cifrada en millones de euros”.

La fundamental es la continuación de los trámites para la celebración del Carnaval, “a la espera de que los días previos se pueda confirmar la tendencia a la baja de la incidencia tal y como nos informa la Consejería de Sanidad”, que en estos momentos “no pone restricciones para la celebración de estos y otros eventos”, al igual que el Gobierno de España, quienes son los que tienen competencias al respecto.

En este sentido, tras comunicar la Junta que al estarse en situación de ‘Riesgo Controlado’ no procede evaluar la situación de riesgo sanitario (con lo cual “la autoridad sanitaria preferente no ve inconveniente o no pone impedimento a la celebración del Carnaval, a día de hoy”), el Ayuntamiento se puso en contacto directo con la Consejería de Sanidad para “verificar la tendencia de la pandemia”, informándose de que justamente este martes 18 se debería estar tocando el ‘pico’ de la sexta ola, y a partir de ahí empezaría a bajar la incidencia.

El Ayuntamiento confía en esa bajada (si se esperase a que realmente bajase la incidencia, los preparativos no estarían listos para las fechas previstas), quedando en todo caso emplazados a ir analizando cada 10 días la verdadera situación de la pandemia, dejando la puerta abierta a que, “si próximos a la celebración del Carnaval se viera que la incidencia permaneciera alta, se determinará lo que proceda según la normativa sanitaria en aquel momento”.

De salida, ya se llama a la “responsabilidad”, porque “el Carnaval por sí mismo no genera ningún riesgo añadido, especialmente si se convierte en un evento puramente callejero; sólo lo genera el incumplimiento de las medidas sanitarias, sólo imputable a sus responsables”. En este aspecto, se trabajará “antes y durante el Carnaval” para incidir en el cumplimiento de las medidas sanitarias, así como las sanciones derivadas del incumplimiento.

En la misma línea, se expone que deben evitarse “todo lo posible antes y durante el Carnaval” reuniones en los interiores, y que, en los exteriores es obligatorio el uso de mascarilla, “pareciendo conveniente el empleo de la FFP2, que es la que protege del contagio en un grado mayor”. Para incidir en el matiz de que el Carnaval sea “un evento puramente callejero”, lo que se ha acordado es suprimir dos de los elementos fijos del Carnaval a cubierto: no habrá carpa en el Paseo Fernando Arrabal, y tampoco baile de disfraces (estaba previsto que fuese en el Pabellón de la Avenida Conde de Foxá).

Mientras, en torno a las casetas que se montan en el Paseo Fernando Arrabal y en la Plazuela del Buen Alcalde, se ha acordado “hablar con los implicados para tratar específicamente su situación” (el PreCarnaval Cultural, cuyos eventos son ‘a cubierto’, sí se desarrollará con normalidad, aunque se podrían restringir aforos). Al respecto de los establecimientos de hostelería, se ha encomendado a la Concejalía y a la Jefatura de Policía Local a que se encarguen junto a la Asociación de Hostelería de que se cumplan las medidas sanitarias.

De igual modo, la Concejalía y la Jefatura de la Policía Local realizarán con los organizadores del Campanazo, es decir, la Asociación Carnavaldeltoro.es, “un protocolo de aforamiento para su celebración” (en años normales ya existe un protocolo, por ejemplo para que el público llegue a la Plaza por distintas calles). Asimismo, la Policía Local, junto a los técnicos de urbanismo, harán un estudio de aforamiento para otro tipo de infraestructuras donde se desarrollen los eventos taurinos, “tras conversar con los implicados, si los hubiera”.

En materia de eventos taurinos, una vez se ha dado ‘luz verde’ al Carnaval, se prevé una reunión inminente de la Comisión encargada de la organización para terminar de perfilar los detalles de esta parcela, siempre teniendo en mente que “nadie tenemos una bola mágica y no se sabe a ciencia cierta qué va a pasar en los próximos días, pues vivimos en un escenario incierto”.

Comentarios...