Jueves, 01 de diciembre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Va de lobos feroces. O no.
X

Va de lobos feroces. O no.

OPINIóN
Actualizado 10/01/2016
Soraya Herráez y Rebeca Martín

Organizando mi biblioteca personal me he dado cuenta que hay un personaje que se repite en varios de mis libros, el lobo. Me ha parecido tan curioso, que hoy hablaremos de lobos feroces, o no.

El lobo es una figura que despierta un pensamiento algo contradictorio en la primera infancia, ya que resulta fascinante pero a su vez causa un gran miedo. De hecho, si analizamos las diferentes cualidades que caracterizan al lobo, rápidamente nuestra mente nos lleva a feroz: "1. adj. Dicho de un animal: Fiero, agresivo." (Real Academia de la Lengua). Por lo tanto, el lobo feroz es uno de los personajes más temido en los cuentos infantiles porque es terrorífico y hace cualquier cosa con tal de comer. Sin embargo, a pesar de mostrar su astucia para conseguir sus propósitos, otros atributos que tiene son la torpeza, que es un poco tonto y un perdedor porque al final no consigue lo que quiere, como ocurre en los cuentos de "Caperucita Roja", en "Los Siete Cabritillos" o en "Los tres cerditos".

Cierto es que dentro del cuento clásico, la imagen del lobo se muestra como una metáfora para representar a las personas malas de la sociedad. Como una forma de decir a los niños "no os fiéis de los desconocidos?" y salir en las historias mal parado para tranquilizarlos. Pero, a su vez, cumple otra función, ya que es también un aprendizaje que el niño, inexperto y frágil, tiene que hacer para superar ese miedo y crecer. Y al final, no es el propio consejo el que triunfa, sino ese aprendizaje y actitud del más pequeño, mediante la escucha de la narración oral o la lectura (una y otra vez) el que trae la victoria y superación de ese miedo. Pero ese es otro cuento del cual hablaremos en otro momento.

[Img #522120]

Ilustración de Kirstie Edmunds.

Hoy quiero, mediante una recomendación de libros, hacer un homenaje a este personaje. Que se haga un hueco en el corazón de los lectores y no sea visto siempre con el rol de malvado o inútil? y termine en el fondo de un pozo con piedras en la barriga o perseguido por un cazador. Porque... ¿El lobo es tan cruel como nos han hecho creer?; ¿Conocemos otras facetas de este feroz animal?; ¿Lograremos salvarnos de sus garras y evitar que nos coma?... Grandes, pequeños y personajes que temen al lobo "feroz"? Pasen, lean y saquen su propia conclusión.

[Img #522126]

La ovejita que vino a cenar. Steve Smallman / il. Joelle Dreidemy. Beascoa.

Otra vez tiene que cenar sopa de verduras el lobo feroz. A él le encantaría poder comer su comida preferida, estofado de oveja, y como por arte de magia, una ovejita muerta de frío llama a su puerta. Una historia divertida y entrañable de estos dos viejos personajes conocidos por todos. ¿Se comerá al final a la indefensa oveja?

¡Qué viene el lobo! Cédric Ramadier. Lóguez.

El lobo tiene hambre y viene decidido a comer pero, un momento, qué ocurre si el lector inclina el libro o pasa la página? Un libro-juego donde la intervención del niño es imprescindible para evitar que el lobo salga del libro para comerlo. Una historia divertida que hará pasar un gran rato a lo más pequeños de la casa.

Loboferoz. Patacrúa / il. Chené Gómez. OQO

Había una vez un lobo tan vago que solo comía sopas de arroz. Un día, se miró en el espejo y al ver que estaba tan flaco, decidió convertirse en un lobo feroz. Sin embargo, la astucia de los diferentes animales con los que se va encontrando para comer: vaca, cerdo, oveja, cabra y burro, harán que se resigne y continúe con su aburrida comida. Una historia divertida con un lenguaje ágil y una estructura acumulativa y repetitiva para deleitar a lectores de todas las edades.

¡Qué llega el lobo! Emile Jadoul. Edelvives.

Una tierna historia de amistad y amor entre animales, donde la estructura repetitiva del texto con cada uno de los personajes hace que el niño sea cómplice de la gran sorpresa que todos quieren dar al lobo. Un libro para disfrutar en familia con los más pequeños a través de una historia sencilla, participativa y muy bien ilustrada.

[Img #522124]

La noche de la visita. Bernoît Jacques. A buen paso.

El lobo feroz tiene hambre y se dirige a casa de la abuelita para saciar su hambre, pero dos obstáculos impiden cumplir su objetivo: una puerta cerrada imposible de abrir y la impensable sordera de la ancianita. Una disparatada historia, con un ritmo narrativo rápido y acompañado de ilustraciones a dos tintas. Un libro para no parar de reír.

El buen lobito. Nadia Shireen. Bruño, colección cubilete.

Un buen lobo tiene que aullar a la luna, derribar casas y comer gente, sin embargo, este lobito no sabe hacer ninguna de todas esas cosas. Él prefiere hacer pasteles, comer verduras? Una historia llena de humor, dirigida a primeros lectores y con un final inesperado. Un álbum premiado en la Feria Internacional del Libro Infantil de Bolonia.

Una caperucita roja. Marjolaine Leray. Océano.

La pequeña niña con caperuza roja se dirige a casa de su abuelita. En el camino se encuentra con el feroz lobo, pero la niña tiene las cosas claras y no es parece ser tan inocente como la conocemos. Una versión del conocido cuento clásico con un final sorprendente e inesperado.

¡Cataplum! Philippe Corentin. Corimbo

El lobo de esta historia es malo y tiene hambre. Sin embargo, a él le encantaría ser bueno pero nadie le quiere. Le gastan bromas y se ríen de él. ¿Serán las cosas cómo parece? ¿Tendrá un final feliz? Un divertido álbum lleno de humor con ilustraciones expresivas que se complementan a la perfección con el texto.

Y bien? ¿Seguís temiendo al Lobo Feroz?

Soraya Hg.

La empresa Diario de Salamanca S.L, No nos hacemos responsables de ninguna de las informaciones, opiniones y conceptos que se emitan o publiquen, por los columnistas que en su sección de opinión realizan su intervención, así como de la imagen que los mismos envían.

Serán única y exclusivamente responsable el columnista que haga uso de nuestros servicios y enlaces.

La publicación por SALAMANCARTVALDIA de los artículos de opinión no implica la existencia de relación alguna entre nuestra empresa y columnista, como tampoco la aceptación y aprobación por nuestra parte de los contenidos, siendo su el interviniente el único responsable de los mismos.

En este sentido, si tiene conocimiento efectivo de la ilicitud de las opiniones o imágenes utilizadas por alguno de ellos, agradeceremos que nos lo comunique inmediatamente para que procedamos a deshabilitar el enlace de acceso a la misma.

Comentarios...