Miércoles, 26 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Eliminación de la violencia contra las mujeres
X

Eliminación de la violencia contra las mujeres

OPINIóN
Actualizado 27/11/2021
Francisco Aguadero

Cada 25 de noviembre la Organización de Naciones Unidas (ONU) pinta el mundo de color naranja para celebrar el "Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las mujeres". El naranja es el color que utiliza este organismo internacional "para representar un futuro más brillante y libre de violencia contra mujeres y niñas". Se compatibiliza, en este día 25, con el color morado que desde 1911 se convirtió en un símbolo internacional del movimiento por la igualdad.

¿Por qué se celebra y qué se conmemora? Fue propuesto en 1981 en el primer encuentro feminista de Latinoamérica y el Caribe. La Asamblea General de Naciones Unidas adoptó en 1999 que cada 25 de noviembre fuera el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las mujeres, en recuerdo a las tres hermanas activistas dominicanas: Minerva de 34 años, Patria de 36 años y María Teresa de 25, que fueron asesinadas el 25 de noviembre de 1960 por la policía secreta de su país. Ante la amenaza de muerte por parte del régimen del presidente Rafael Leónidas Trujillo (1930-1961), Minerva contestó: "Si me matan, sacaré los brazos de la tumba y seré más fuerte". Las amenazas se hicieron realidad y la frase también, porque su lucha ha sido motivo de ejemplo en favor de los derechos de la mujer y estímulo para la actividad contra la violencia sobre ella.

Según la ONU, "casi 1 de cada 3 mujeres ha sufrido abusos a lo largo de su vida". En situaciones de crisis, esas cifras se incrementan considerablemente. En el último informe de la "ONU Mujeres" y tomando en consideración 13 países, apunta que desde que comenzó la pandemia de la Covid en marzo de 2020, "2 de cada 3 mujeres padecieron alguna forma de violencia o conocían a alguna mujer que la sufría". Aunque, "solo 1 de cada 10 dijo que recurriría a la policía en busca de ayuda". Además de los malos tratos, las mujeres que han sufrido algún tipo de violencia "tienen más probabilidades de enfrentarse a situaciones de pobreza y escasez de alimentos".

La lucha contra la violencia sobre la mujer lleva ritmos distintos en según qué países. Además del grado de concienciación, es fundamental la actividad que se lleve a cabo, así como la denuncia, el registro y el seguimiento de los casos. En lo que se refiere a España, el número de mujeres asesinadas por violencia de género asciende a 37 en 2021 y a 1.112 desde 2003 en que se empezaron a registrar los casos. Esos homicidios dejan huella también en los hijos. El número de menores huérfanos por violencia de género asciende a 19 en 2021 y a un total de 323 desde 2013, gran parte de ellos, víctimas de una violencia vicaria destinada a causar daño y dolor a sus madres.

La violencia que soportan las mujeres va desde el maltrato psicológico hasta el feminicidio a manos del compañero sentimental, pasando por la agresión física o la violación conyugal. El acoso y la violencia sexual que soportan va desde el acoso cibernético hasta el abuso sexual infantil, pasando por insinuaciones sexuales no consentidas, violación o actos sexuales forzados, acecho, acoso callejero o seguimiento y matrimonio forzado. Sin contar el matrimonio infantil, la mutilación genital y la explotación sexual en forma de esclavitud como si fuera la trata de seres humanos.

En los últimos 40 años la situación de las mujeres ha dado un gran salto. Sus reivindicaciones se han convertido en un vector de transformación social. Al colocarse en el centro de la agenda política, la lucha contra la violencia sobre las mujeres tiene que hacer frente, también, a la reacción violenta de quienes no han asumido los cambios sociales y el nuevo papel de la mujer en la sociedad. Cuanto más se avanza en políticas públicas para combatir la violencia contra la mujer, más se manifiestan las violencias animales malignas.

La aplicación de la ley integral contra la violencia de género en España, las posteriores mejoras legislativas y el pacto de Estado de 2017 que ahora se ha ratificado como permanente, han permitido desplegar una amplia red de servicios asistenciales, sociales, policiales y judiciales para proteger a las mujeres. Según el Ministerio de Igualdad, en enero comenzará a contabilizarse, también como violencia machista, los feminicidios que se produzcan fuera de la pareja y por agresión sexual, lo que permitirá ver y tratar mejor ese tipo de agresiones violentas.

A pesar de la mejora en la lucha contra la violencia sobre las mujeres, la triste realidad sigue, ahora ignorada por el negacionismo que alienta la extrema derecha. Según el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, uno de cada cinco varones de 15 a 29 años, el doble que hace cinco años, considera que la violencia machista no existe o es solo un invento ideológico recurrente.

Como en otros ordenes de la vida, el primer paso para erradicar la violencia sobre las mujeres es la educción afectiva, social y sexual de los jóvenes. Según la última macroencuesta de Violencia de Género e Igualdad, una de cada cuatro chicas de entre 16 y 17 años ha sufrido agresiones físicas o psicológicas y el 63% de las jóvenes menores de 24 años reconocen haber sido controladas por su pareja., casi el doble que en 2015.

Más de 53.000 mujeres y más de 9.000 menores tienen protección y seguimiento policial como víctimas de violencia machista. En el 44,3% de los casos la víctima tiene menores a su cargo. España destina casi 16.000 millones a combatir la violencia contra las mujeres en el seno de la pareja. Todavía queda mucho por hacer, porque la violencia de género sigue siendo una lacra social.

La violencia contra la mujer está generalizada, pero se puede y se debe controlar y hasta erradicar, adoptando medidas integrales e inclusivas que aborden las causas fundamentales de igualdad, corrigiendo comportamientos y normas sociales dañinas. Es preciso que todos los seres humanos, en una acción colectiva y con voluntad de ayuda, empecemos a escuchar y a creer a las mujeres que han sido víctimas y estemos atentos a los cambios de actitud que puedan poner de manifiesto que se está cometiendo una violencia contra la mujer y denunciarlo. Solo así se podrá erradicar tan lamentable actitud por parte de desaprensivos.

Escuchemos a Andy & Lucas Y En Tu Ventana

[email protected]

Comentarios...