, 25 de septiembre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
“La situación está mejorando y esto nos permite algo muy importante como tener planes de...
X
¿FATIGA PANDÉMICA O EXCESO DE OPTIMISMO?

“La situación está mejorando y esto nos permite algo muy importante como tener planes de...

LOCAL
Actualizado 06/06/2021
I. R. F.

Estrés, ansiedad y depresión, a lo que se suma un aumento de "las obsesiones" y de las adicciones, sobre todo alcoholismo y juego, son el reflejo del severo impacto de la pandemia de la Covid-19 en la salud mental

Llevamos 15 meses viviendo en pandemia, una situación extraordinaria a la que no nos habíamos enfrentado antes. Meses de incertidumbre, inseguridad e, incluso, miedo, a lo que se suman los cambios en los hábitos de nuestra vida. Una situación extendida en el tiempo que ha dado lugar a lo que ya se conoce como fatiga pandémica, y a la que casi nadie hemos sido ajeno en un momento u otro de la pandemia causada por la Covid-19.

Cierto es que, con el avance de la vacunación, y el posterior final del estado de alarma y algunas de las medidas más restrictivas (toques de queda, cierres perimetrales), hemos empezado a atisbar luz al final del camino. Un final del estado de alarma esperado con ansia por unos, pero también con incertidumbre para otros. En el escenario actual, y en lo referente a nuestro estado anímico, ¿nos ha podido la fatiga pandémica, y de ahí las ganas que tenemos de quitarnos incluso la mascarilla, o el excesivo optimismo por ver el final de esta pesadilla?

"Hay un poco de las dos situaciones. Hay gente que está cayendo en la fatiga, la sensación de desmotivación y cansancio debido a la situación que estamos viviendo. Y hay otra parte que está siendo optimista, incluso demasiado optimista", explica el psicólogo Javier Barreiro. "Estamos viendo que las cosas están mejorando y esto nos permite proyectarnos, algo muy importante y que no hemos podido hacer durante todo este tiempo. Proyectarnos en el futuro, es decir, tener planes de futuro. Y ahora parece que está empezando a abrirse la posibilidad de tener esos planes de futuro, lo que nos da alivio", añade. Pero cuidado, porque "esto puede ser una trampa, si empezamos a confiarnos en exceso lo que hacemos es a bajar la guardia. Ese pequeño respiro nos hace pensar que ya todo ha pasado y sin embargo todavía hay que tener la guardia levantada", explica al respecto.

Lógicamente, no todo el mundo afronta la situación de la misma manera. Y al igual que unos están deseosos de recuperar su vida social, otros pueden sufrir desorientación, lo que puede derivar en no querer salir de casa ni retomar las rutinas anteriores o las relaciones sociales. Es lo que se ha bautizado como síndrome de la cabaña, aunque no está reconocido como un trastorno propiamente dicho. No obstante, esta situación puede derivar en bloqueo, tal y como explica el psicólogo. ¿En qué consiste realmente?

"Hay gente que está sufriendo desorientación. Y eso muchas veces genera bloqueo, y hace que nos quedemos en casa, que tengamos una precaución excesiva, aunque podamos hacer cosas fuera. Lo suyo sería que fuéramos avanzando conforme a las cosas que mejoran, pero puede darse un bloqueo. También por exceso, es decir, hago las cosas según mi criterio, y como es la necesidad de una libertad me paso por exceso y hago cosas que no son adecuadas al momento en el que estamos", apunta.

A estas alturas de la pandemia es innegable el impacto que ha tenido, y está teniendo, sobre la salud mental. No solo se ha producido un aumento de los casos de estrés y ansiedad, también "hay un aumento de los casos de depresión por ese cúmulo de estrés y porque llevamos mucho tiempo con esta sensación de ahogo".

También, como explica el psicólogo Barreiro, han aumentado "los problemas de pareja, por el desgaste de la convivencia personal, y los trastornos derivados como las obsesiones, es algo que hay crecido exponencialmente porque al final no encontramos formas o no tenemos los recursos que teníamos habitualmente para liberar estrés y esto puede derivar en muchas ocasiones en obsesiones". No menos reseñable es "el aumento de las adicciones, en especial alcoholismo y juego".

¿Cómo afrontar los próximos meses?

"Hay que ser conscientes de la realidad del momento en el que estamos, eso es fundamental para darnos cuenta de los pasos a dar", al igual que "reconocer nuestras emociones, si yo no reconozco como estoy tampoco sabré cómo gestionarlo", así como "retomar y poner en marcha recursos" para liberar el estrés.

No menos importante es "acudir a profesionales si uno no se encuentra bien", porque todos tenemos días malos, pero cuando estos se suceden de manera continua podemos estar ante un problema que afecta a nuestra salud mental. Si algo hemos aprendido en pandemia es que la salud mental es tan importante como la salud física, y a la que como concluye el psicólogo, "se le ha dado voz con la pandemia".

Comentarios...