Miércoles, 28 de septiembre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Pascua Florida
X

Pascua Florida

OPINIóN
Actualizado 03/04/2021
Francisco Aguadero

Estamos en medio de la segunda Semana Santa y Pascua atípicas debido a esta pandemia que, ya durante más de un año, nos viene castigando de forma implacable en la salud, la enfermedad y la muerte; en la economía, la pobreza y en los temores.

Esta Pascua, la de la primavera, se la llama de diferentes formas: Pascua de Resurrección, ?Pascua Florida, ? Domingo de Pascua, ?? Domingo de Resurrección?, Domingo de Gloria, o, simplemente, La Pascua. Yo noto mis preferencias por llamarla Pascua Florida. Nombre bonito y floreado que coincide, siempre, con la época más florida del año, en plena floración primaveral. Si bien, usaré el más simple de Pascua.

La Pascua es un término lleno de significación. Significación de una idea, imagen o concepto que, en este caso, nos evoca signos o fenómenos interpretables o creídos. Pero solo la práctica social, hace que uno u otro sentido de significaciones lleguen a estar en consonancia con la esencia de las cosas.

Mas, ¿de dónde viene el concepto de "Pascua" y qué significa? Etimológicamente, la palabra Pascua aparece con el sonido pásja en arameo, que es el idioma en el que está escrito el Libro del Éxodo, relato fundamental bíblico que le dio significación. La transliteración al griego antiguo se hace como pásja, al latín como pascha, del hebreo pésaj. Aunque algunos atribuyen el origen de este nombre a etimologías de otros lugares. En español, Pascua significa pastos. En la forma popular y por su influencia del latín, hace alusión al ayuno para festejar un paso o tránsito, un cambio o transformación.

En tiempos de Jesús, la Pascua judía reunía a los fieles de Moisés a comer el cordero pascual, para conmemorar así el paso del Mar Rojo, que significó la libertad de los hebreos tras la esclavitud a la que les había tenido sometidos Egipto. En sus orígenes, la Pascua era una fiesta primaveral, doméstica, familiar y nómada. En ella los pastores ofrecen a Yahveh un animal, cordero o cabrito, nacido en el año, para atraer bendiciones divinas de fecundidad sobre su rebaño. Quienes no se dedicaban al pastoreo, habrían de conformarse con comer la cabeza de una oveja, comprada a los pastores. Estos rasgos nómadas y domésticos sugieren un origen de la Pascua anterior a Moisés y a la salida de Egipto.

Para el pueblo de Israel, la Pascua Hebrea era, y es, la fiesta más importante de su calendario. Con el mismo vigor, lo pascual se incorporó a la tradición cristiana siendo, también para los cristianos, la fiesta más importante de todo el año, al celebrar con ella el paso de la muerte a la vida de Jesucristo, por medio de la Resurrección.

En nuestros días, la Pascua es conocida y celebrada por millones de personas, sin necesidad de que se encuentren adheridas a ninguna de las religiones, aunque, evidentemente, cambien los significados para unos u otros.

Los paladares se activan y, aunque no hay una tradición definida ni estricta, más allá del mencionado cordero pascual, existe un denominador común en esta celebración que es la comida. Cada región, país o comarca fue creando sus propias tradiciones culinarias para la Pascua. Pero abundan los dulces y de entre ellos se lleva la palma el chocolate, que se consume en un 70%. Como detalle, decir que, en Italia, en el 2011, hicieron un huevo gigante, el más grande del mundo: más de 10 metros de altura y un peso de 7.200 kilogramos. Para los salmantinos, el hornazo es el rey de los alimentos en la Pascua.

Doctores tiene la Iglesia y teólogos de honda raigambre lo han estudiado a fondo. No vamos a entrar aquí a analizar o estudiar sus postulados. Pero sí reivindicaremos el salir de este calvario en el que nos ha sumido la pandemia y que, con el símil de la resurrección, volvamos a la normalidad de la vida, la salud y la economía suficiente para todos.

¡Feliz Pascua Florida!

Escuchemos "La Saeta", ese bello poema de Antonio Machado, en la voz y música de Joan Manuel Serrat

[email protected]

La empresa Diario de Salamanca S.L, No nos hacemos responsables de ninguna de las informaciones, opiniones y conceptos que se emitan o publiquen, por los columnistas que en su sección de opinión realizan su intervención, así como de la imagen que los mismos envían.

Serán única y exclusivamente responsable el columnista que haga uso de nuestros servicios y enlaces.

La publicación por SALAMANCARTVALDIA de los artículos de opinión no implica la existencia de relación alguna entre nuestra empresa y columnista, como tampoco la aceptación y aprobación por nuestra parte de los contenidos, siendo su el interviniente el único responsable de los mismos.

En este sentido, si tiene conocimiento efectivo de la ilicitud de las opiniones o imágenes utilizadas por alguno de ellos, agradeceremos que nos lo comunique inmediatamente para que procedamos a deshabilitar el enlace de acceso a la misma.

Comentarios...