Jueves, 20 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Los más pequeños de Alba de Tormes celebran un viacrucis especial
Alba de Tormes

Los más pequeños de Alba de Tormes celebran un viacrucis especial

ALBA DE TORMES
Actualizado 13/03/2021
Pedro Zaballos

Al final del acto los más pequeños han recibido un obsequio a modo de recuerdo por su participación en esta actividad

Los Padres Carmelitas Descalzos de Alba de Tormes han organizado, un año más, un viacrucis de cuaresma dedicado a los niños y dirigido por ellos. En este viernes cuaresmal. el Prior Miguel Ángel González ha presidido este acto en el que ha participado una treintena de niños, todos ellos pertenecientes a la Cofradía del Niño Jesús de Praga.

Con motivo de la pandemia, no ha tenido lugar la procesión por el claustro del convento de San Juan de la Cruz con la imagen del Niño Jesús con la cruz. Dicha imagen permanece durante el año en la clausura del convento de as Madres Carmelitas de Alba.

El recorrido de las estaciones ha estado acompañado por la lectura de catorce textos de San Juan Pablo II leídos por los niños, intercalando otros tantos cantos con acompañamiento de órgano.

Al final del acto los más pequeños han recibido un obsequio a modo de recuerdo por su participación en esta actividad.

A continuación ofrecemos los textos pronunciados por los niños:

Primera estación: Jesús es condenado a muerte

El Papa Juan Pablo II nos dice: «Los niños no son una carga para la sociedad, no son instrumentos para la ganancia; son miembros preciosos de la comunidad humana, encarnan las grandes esperanzas y potencialidades de toda la humanidad».

Segunda Estación: Jesús carga con la Cruz

Nos dice el Papa: «En algunos países existen niños que son obligados a trabajar desde tierna edad, niños que son maltratados, castigados violentamente y a los cuales prácticamente no les pagan sus trabajos. Se aprovechan de ellos porque son débiles, porque los pueden obligar fácilmente y no son capaces de defenderse por si mismos»

Tercera Estación: Jesús cae bajo el peso de la Cruz.

Nos dice el Papa: «En algunos países se ha llegado hasta el punto de obligar a los niños y niñas a prestar el servicio militar. Los encierran en los campamentos militares, los hacen aguantar hambre, los maltratan y los obligan a asesinar incluso a las personas de su propio pueblo.

Cuarta Estación: Jesús encuentra a su Madre.

Nos dice el Papa: «Son muchos los niños que están expuestos a padecer graves traumas a causa de las tensiones que viven sus padres en el hogar y de la destrucción de sus familias. La mayoría de las veces los adultos arreglan sus problemas matrimoniales y se separan de manera egoísta sin pensar en sus hijos».

Quinta Estación: El Cirineo ayuda a Jesús a llevar la Cruz.

Nos dice el Papa: "El recuerdo de millones de niños asesinados, los ojos tristes de tantos de sus coetáneos que sufren cruelmente nos invitan a emplear todas las vías posibles para salvaguardar o restablecer la paz, haciendo cesar los conflictos y las guerras."

Sexta Estación: La Verónica limpia el rostro de Jesús.

Nos dice el Papa: "Además de los niños asesinados, quiero también recordar a los mutilados durante los conflictos bélicos y a consecuencia de los mismos. Finalmente, mi pensamiento se dirige a los niños sistemáticamente perseguidos, violentados y eliminados durante las llamadas « limpiezas étnicas ».

Septima Estación: Jesús cae por segunda vez.

Nos dice el Papa: "Existen además personas que no tienen escrúpulos en reclutar niños para actividades criminales, especialmente para el tráfico de drogas, con el riesgo, entre otras cosas, de quedar enganchados en el uso de tales sustancias."

Octava Estación: Jesús consuela a las hijas de Jerusalén.

Nos dice el Papa: "Los niños han llegado incluso a ser blanco de los francotiradores, sus escuelas destruidas premeditadamente y bombardeados los hospitales donde son curados. Ante semejantes y monstruosas aberraciones ¿cómo no levantar la voz para una condena unánime?"

Novena Estación: Jesús cae la tercera vez.

Nos dice el Papa: "El futuro de los niños usados en la guerra está con frecuencia marcado. Después de años de servicio militar, algunos son simplemente licenciados y enviados a casa, y a menudo no logran reintegrarse en la vida civil, Otros, avergonzándose de haber sobrevivido a sus compañeros, acaban cayendo en la delincuencia o en la droga. - ¡Quién sabe los fantasmas que continuarán turbando sus ánimos! ¿Podrán alguna vez desaparecer de sus mentes tantos recuerdos de violencia y de muerte?"

Décima Estación: Jesús es despojado de sus vestiduras.

Nos dice el Papa: «Aunque muchos niños viven en la abundancia de bienes materiales, algunas veces tienen que vivir y crecer solos, sin cariño, sin una justa y amorosa orientación y sin una adecuada formación moral».

Décima primera Estación: Jesús es clavado en la Cruz.

Nos dice el Papa: "A menudo los niños son enviados como avanzada para limpiar los campos minados. ¡Evidentemente su vida, vale bien poco para quien se sirve así de ellos!"

Décima segunda Estación: Jesús muere en la Cruz.

Nos dice el Papa: "La muerte deliberada de un niño constituye una de las manifestaciones más desconcertantes del eclipse de todo respeto por la vida humana."

Décima tercera Estación: . Jesús es bajado de la Cruz y entregado a su Madre.

Nos dice el Papa: No son pocos los niños que acaban por tener como único lugar de vida la calle: escapados de casa, o abandonados por la familia, o simplemente privados para siempre de un ambiente familiar, viven precariamente, en estado de total abandono, considerados por muchos como desechos de los que hay que desprenderse.

Décima cuarta Estación: Jesús es puesto en el sepulcro.

Nos dice el Papa: «Todos debemos hacernos pequeños como los niños, confiados totalmente al amor de Dios-Padre, y llenos con humildad evangélica».

Comentarios...