Martes, 07 de febrero de 2023
Volver Salamanca RTV al Día
El corazón de Unionistas
X
Opinión de Miguel Ángel Galán

El corazón de Unionistas

DEPORTES
Actualizado 24/03/2019
Miguel Ángel Galán

El presidente de la Federación de Peñas de Unionistas de Salamanca expone su visión sobre la victoria del conjunto salmantino ante el Fuenlabrada

Con él sientes, vives y te apasionas hasta límites extremos. Bombea de manera continua el viscoso líquido vital para que nosotros sigamos haciendo lo que más nos gusta: vivir.

Hay gente que te lo intenta romper, a veces se parte por temas intrascendentes, cicatrizado o no, cura, pero en la inmensa mayoría de ocasiones, el órgano capital de nuestra existencia, te da satisfacción y te permite sonreír al igual que darle sentido a la vida. Sin él no eres nada ni nadie. Es clave para encarar empresas complicadas y para afrontar el día a día con seguridad.

Unionistas de esto va sobrado, y en su galopar por la pradera de la Segunda División B, su corazón late a mil por hora, sin freno y con un ritmo cardiaco vertiginoso. La grada le transmite el oxígeno necesario para que su sístole y diástole funcione a la perfección. Como un reloj suizo, el mecanismo del corazón Unionista no falla.

Y de eso tira Aguirre, que junto a los suyos se transforman en gigantes para medirse a los grandes transatlánticos de la categoría. Mucho corazón, ese mismo órgano que mueve montañas y doblega a Goliat en el plano deportivo.

Corazón, trabajo, pelea, humildad y mucha pasión provocan que Unionistas se iguale en la cancha de juego a todos sus rivales. Corazón, ese músculo vital del que su animosa e infatigable grada, la misma que lleva en volandas a los suyos, hace latir con fuerza por todos los campos de España. Esos jugadores que ante el impulso incontrolado que les dan sus aficionados vuelan sobre el pésimo césped de las Pistas, y que, con su inmenso corazón, dan alegrías a un club, que también es líder de corazón.

El Fuenlabrada llegaba con la vitola de ser un equipo hecho para ser campeón, esa fragancia que le hace sentirse superior al resto de los mortales, pero que cayó derrotado entre otras muchas cosas porque su corazón ni creyó ni latió. Unai, Garrido y el resto de los gladiadores que vistieron la elástica de Unionistas en la tarde del sábado, se zamparon de un bocado el corazón de chocolate de los madrileños.

Unionistas late con fuerza en una división muy dura, en la que no se permite que nadie te lo parta, y mucho menos que ningún rival te lo hiele. Unionistas y su corazón no paran, y el próximo fin de semana, la bella ciudad berciana de Ponferrada será el destino marcado para que Unionistas siga apasionando, sintiendo y disfrutando de algo tan maravilloso que es el de latir junto a su hinchada en una historia muy real. Hasta dentro de 15 días corazones Unionistas.

Comentarios...