Miércoles, 27 de septiembre de 2023
Volver Salamanca RTV al Día
‘Capitán’ y un general con mando en la plaza
X
la crónica de fermín gonzález

‘Capitán’ y un general con mando en la plaza

FERIA DE SALAMANCA
Actualizado 16/09/2018
Juanjo Mena

La Glorieta se rindió ante un joven peruano que hizo romperse las manos aplaudiendo a una plaza con exceso de triunfalismo, eso sí

Tras el desencanto ganadero que venimos sufriendo y el no menos desencanto de algunos toreros, de las llamadas figuras, que no dieron la talla, nos llega este final de feria, del toreo a pie, con otra terna de postín, cartel que ya se ha paseado por varias plazas de la Iberia, también en cuanto ha ganado el escogido para la puesta en escena es de Garcigrande, evidentemente no podía ser otro hierro, todo atado y bien atado.

Seguimos con calor, y a mayores hoy se espera el lleno total, el 'no hay billetes', que es el cartel que más le gusta al empresario taurino. Y ocurrió que la plaza de La Glorieta puede celebrar su 125 años con página para la historia, pues la misma se rindió ante un joven peruano que hizo romperse las manos aplaudiendo a una plaza con exceso de triunfalismo, eso sí.

Era el día señalado para que todo el mundo viniera a la plaza, y esta se llenó, Roca Rey y el toro 'Capitán', de vuelta al ruedo de su cadáver, fueron una total sintonía de ligazón una faena con variedad, pases de todas las marcas, con profundidad, de manos bajas, dotado de aquello que pide el pase-cite, conjunción y remate, con firmeza, valor sereno y jugando la cintura, manteniendo la verticalidad y con inusitada naturalidad: si además pones sentimiento esto llega al tendido con emoción, una faena vibrante que firmó con una estocada entera, y le pidieron dos orejas y la vuelta para un toro, codicioso, noble y entregado. Pero sus toros tenían cuatro orejas, y en su segundo, un animal más basto, que comenzó parándose pero que le obligó a embestir. Tras comenzar con dos pases por la espalda en el centro del anillo, con suavidad y templanza, fue tirando de la embestida, con dominio y mando, pisando terrenos comprometidos, pasándolo muy cerca, valor seco y, consciente de su poder, sacó tandas al ralentí, corriendo bien la mano. Fue una faena exquisita y justa en el tiempo; mató de nuevo de entera en buen sitio y se llevó otras dos orejas. La plaza había estado toda la tarde con el torero, pero el joven peruano se los había ganado.

Abrió el cartel Ponce, que sorteó una faena poderosa, llena de plasticidad y exquisita técnica; el torillo, cornicorto, se partió el pitón en el encuentro con el caballo, y daba cierta grima ver a un torerazo de esa categoría con un animal anovillado, distraído y manso. Pero evidentemente el valenciano es consumado maestro en poner las cosas en su sitio, y con esa capacidad y afición desmedida le cortó la oreja, al matar de entera tendida. En su segundo, lo llevó por abajo sometido de inicio, trazó muletazos de buen corte; el animal se quedaba corto e insistió Ponce que estaba muy motivado para arañar otra oreja, pero el sainete a espadas fue de antología para agarrar un espadazo cruel y tras dos avisos, el personal le tributó una ovación -qué alegría de plaza, qué publico sensible, la gloria, vamos-.

La tarde que Juli no corto orejas, raro que a este torero se le vaya la tarde y más con esta ganadería que entiende a la perfección. Apenas le vimos con el capote, series discretas por el derecho, rebrincada y mansa la embestida, y otro "figurón" con el medio toro, pero Julián tiene de todo y una de sus cualidades es la raza, y de ella tiró esta tarde para medir dos faenas casi similares, pero con muchos altibajos. Se impuso con nervio a su segundo animal, no quería irse de vacío pero la espada se le fue envainada por la piel del cornudo y tras otra trasera y aviso, pues le dedicaron otra ovación. Su primero, que toreó con un más reposo y hondura y buen tono, mató de estocada trasera, aviso y dos descabellos, también se le ovacionó.

FICHA DEL FESTEJO

Toros de Garcigrande y Domingo Hernández, nobles, flojos, mansos, excepto el que hizo 3º premiado con la vuelta al ruedo.

Enrique Ponce: oreja y ovación

El Juli: ovación y ovación

Roca Rey: dos orejas y dos orejas

Comentarios...