Miércoles, 24 de julio de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Teresa la jardinera lleva la luz a Negrilla
X
actuación 227

Teresa la jardinera lleva la luz a Negrilla

Actualizado 18/08/2018
Redacción

La Diputación continúa haciéndose eco de esta obra representada por el grupo 'Lazarillo de Tormes' que quiere hacer llegar a toda la provincia

Ni la luz que parece emanar del montaje teatral 'Teresa, la jardinera de la luz' es el que se desprende de la fama y banalidades del mundo, ni el nombre del armuñés pueblo de Negrilla de Palencia tiene las oscuras connotaciones que su nombre insinúa. Ha recibido con gran expectación esta obra de teatro, luminosa para todos los que la han visto, pues ha sabido colocar el foco de interés de la tan venerada figura mística de Teresa de Jesús, en uno de los aspectos del que no se hubiera podido separar nunca, su perfil de mujer. Una mujer oscura en su tiempo por los problemas que causó a los estamentos dominantes de su sociedad, y que la nuestra había relegado a las polvorientas hornacinas de las iglesias o a libros no menos alejados para la mayoría. El nuevo enfoque que 'Lazarillo de Tormes' está dando a la carmelita gracias a su puesta en escena, no sólo la acerca a todo tipo de público, sino que nos la descubre libre de un envoltorio tan sublime, que se había olvidado su condición de ser humano.

La facilidad y naturalidad con la que los actores de este grupo han conseguido este propósito en el que tanto trabajaran desde los orígenes de su obra, ha resultado clave en el éxito de una historia teatralizada, cuyo escenario, los altares de las iglesias aglutinan no sólo elementos adecuados para su guión y atrezzo, sino que también consiguen imbuir a los espectadores del ambiente y complicidad necesarios, en un lugar donde también ha trascurrido lo más importante de sus vidas. Por ello la Diputación sigue haciéndose eco de la calidad de un trabajo que quiere hacer llegar a toda la provincia salmantina. Y una preciosa iglesia como la de Negrilla de Palencia ha acogido en su imponente estructura barroca, otra no menos imponente creación artística que nos acerca aires del XVI, 'Teresa, la jardinera de la luz'.

De jardín también se catalogó a estas tierras de La Armuña, pues durante muchos siglos ha sido zona de cultivos de todo tipo, sobre todo cereales y legumbres, que hacía que sus pobladores dibujaran en las tierras bocetos de labranza, que variaban con sus estaciones y necesidades. Aunque conserve vestigios prehistóricos, Negrilla de Palencia encierra en su nombre la memoria de repobladores cristianos leoneses después de haber expulsado a los musulmanes que dieron nombre a la comarca. Memoria de árboles, quizá nogales, y de otras ciudades del reino que los nuevos pobladores aportaron a sus nuevas localidades. Para llegar a la luz de lo desconocido, lejano en tantos siglos, hay que ir a las raíces, como en Teresa, como en Negrilla.

Su iglesia parroquial de san Bartolomé guarda en su interior valiosos retablos de distintas épocas, como los del XVIII de su altar mayor o el de su parte sur que proviene del tiempo de Teresa de Jesús. Por su única nave de cruz latina, sus hermanas carmelitas llegaron a un altar donde como cada vez que regresan hasta nuestro tiempo, desde aquél otro donde todavía la Inquisición decidía sobre las vidas de las personas, comienza la magnífica revelación que tenemos de la vida de su maestra por el esfuerzo que hacen para defenderla ante el padre dominico que las espera subido en su púlpito. El órgano renacentista del maestro Salinas suena a lo largo de toda la puesta en escena como un eco de protesta y ánimo a la situación vivida. Esta es la sencilla trama de 'Teresa, la jardinera de la luz', y aunque las noticias sobre su originalidad y calidad ya resuenen en muchos lugares, incluso la gente que conoce la obra tiene la sensación de estar siempre ante algo nuevo. Es la misma simpatía y arrojo de las monjas que narran sus vidas vistas desde la de su madre, los mismos poemas de Teresa declamados por ellas, los mismos diálogos sorprendentes y llenos de fuerza, ingenuidad e ironía, y la espléndida interpretación del actor que frente a ellas, consigue que los espectadores vivan todo tipo de emociones ante su discurso duro e injusto. Austera, bella y conocida iglesia para una puesta en escena que comparte con ella los mismos calificativos y que llenó de humanidad y sabiduría su valor artístico de siglos, como el valor de la dimensión humana que se descubre en Teresa.

Este pueblo fue conocido en la provincia por su arriería y curtido de pieles. Aunque ya desaparecidos estos oficios, vuelven a la memoria de sus gentes que ven en el altar de su iglesia a unas mujeres cuyo único poder está en sus rudos hábitos de buen paño, en el cansancio de sus viajes por tantos caminos siguiendo a su maestra, con sus mulas y carros, y en las palabras que de ella aprendieran y que llenan sus vidas de tal forma, que son la mejor de sus mercancías. 'Lazarillo de Tormes' sigue con esta tarea para todos, en el alma o en la mente, porque 'Teresa, la jardinera de la luz', está calando hondo.

Comentarios...