, 29 de enero de 2023
Volver Salamanca RTV al Día
La Caravana Abriendo Fronteras denuncia en Catania las políticas xenófobas
X
ASAMBLEA DE APOYO PARA LAS PERSONAS MIGRANTES

La Caravana Abriendo Fronteras denuncia en Catania las políticas xenófobas

SOCIEDAD
Actualizado 21/07/2018
Redacción

Un grupo de 11 activistas salmantinas defienden los derechos humanos y exigen en distintas localidades italianas un trato digno a las personas migrantes

La Caravana Abriendo Fronteras continúa su viaje desde Palermo hacia Catania, y se alojó en el campo de Rugby de Librino, el cual surge como proyecto de integración para jóvenes migrantes.

La primera parada en el Centro de Acogida para Solicitantes de Asilo (CARA) de Mineo, el más grande de Europa, con capacidad para 2.000 personas, pero habitado por más de 4.000, niños, mujeres y hombres. Unas cuantas personas salen del centro a recibir la Caravana y poder compartir sus vivencias y su estancia. Los testimonios son demoledores, al llegar a las costas italianas son transladadas a este centro para determinar su situación administrativa y comenzar un proceso burocrático que dura varios años. Esa espera y falta de respuestas es la razón que más les pesa, además del contexto del mismo: militarización del centro, condiciones internas similares a una prisión, localización aislada (10 km de la ciudad de Mineo y a 50 de Catania), estancamiento e incertidumbre vital, pérdida de identidad, etc.

Esa misma tarde, un grupo de Caravana se acercó a la base militar americana de Niscemi, donde se encuentra un potente sistema de comunicaciones llamado MUOS que permite, entre otras cosas, informar en cinco segundos a cualquier barco, guardacostas o submarino de la localización de una embarcación en el Mediterráneo. La cuestión es que el objetivo no es el salvamento sino el control y la devolución de estas personas especialmente a Libia. Como detalle, destacar que esas antenas fueron pagadas por Italia como parte de la deuda contraída por su liberación en la II Guerra Mundial.

El resto de integrantes de la Caravana participaron en una manifestación por las calles de Nisemi animada por 'Clown army', que al ritmo de 'Bella Ciao' desfilaron entre payasadas y un toque de crítica.

El 19 de julio la Caravana se dividió en dos grupos, uno se dirigió al Puerto de Catania para denunciar las consecuencias de las políticas xenófobas y pasar un rato de convivencia con un grupo de personas residentes en el CARA. Mientras tanto, el otro grupo se dirigió al Hotspot de Pozzalo, lugar al que llegan primeramente las personas que 'atracan' en estas costas. Allí solamente pueden permanecer 72 horas. Tras el acuerdo con la policía de una posible entrada al centro de una delegación sin cámaras de vídeo, el trato quedó en una imagen a la puerta del centro y una llamada telefónica con la directora.

En este Punto Caliente, el número de personas varía mucho de un día a otro dependiendo de las embarcaciones que lleguen. La directora hablaba de una capacidad total de 300 personas, ese día había 401, entre las cuales, más de 100 menores no acompañados. El trato que reciben es policial, no humanitario, como ejemplo, solamente hay un médico en el centro y algunas horas del día. Hecho que choca sí tenemos en cuenta las condiciones de salud en las que pueden llegar las personas tras la travesía.

El día continuó con una gran manifestación conjunta con los colectivos locales y parte de la población que finalizó frente a la sede de FRONTEX.

Fin de la Caravana en Riace

El 20 de julio terminaban las acciones de denuncia de esta Caravana, y lo hacía con un buen sabor de boca en un pueblo llamado Riace. Este pueblo de Calabria es mundialmente conocido por su proyecto de integración. Actualmente la población es de unas 1.500 personas, de las cuales aproximadamente un tercio son personas migrantes pertenecientes a 26 nacionalidades diferentes.

Todo comenzó en 1998 en una playa a 8 km de Riace donde llegó una barca con 250 personas refugiadas kurdas. En esos años, eran unos 400 habitantes, Lucano, el actual alcalde, propuso hospedarles en las casas abandonadas del pueblo, iniciativa que continuó y ha ido creciendo. Esa decisión y disposición por dar una respuesta viable y humana a la situación migratoria y a su vez de reactivar la vida rural se respira en cada una de las calles de Riace. Modelo a seguir.

La Caravana comienza el regreso, el acto de despedida será en Barcelona el día 22 y cada autobús volverá a los respectivos territorios.

Comentarios...