Sábado, 28 de enero de 2023
Volver Salamanca RTV al Día
El color de la mentira
X

El color de la mentira

CARTAS DE LOS LECTORES
Actualizado 23/04/2018
Enviado por Maximo de la Peña Bermejo

Los políticos con responsabilidad lo tienen complicado, les está pasando factura, y a unos cuantos les ha pillado la mentira. Los currículos se blanquean con urgencia estos días. Han entrado las prisas. El dirigente que no quiere perder el puesto, porque ha entrado con lo puesto, se somete a un lavado rápido. Limpia, fija y da esplendor al puesto.

España está enferma de "titulitis" es una patología social. Y en la clase política no digamos, títulos a porrillo, aunque algunos no valgan para nada o sean mentira. En otros tiempos nos lamentábamos por la insuficiente formación de los ciudadanos y hoy por la saturación bajo sospecha de preparación.

Es posible la dimisión forzada de Cristina Cifuentes por su sospechoso máster, solo se plantean preguntas sobre la estrategia política del PP y apenas ninguna sobre la cuestión moral de los políticos. La mentira en política debe tener las mismas consecuencias para todos y no según su color ideológico. No me extraña que tal debate quiera ser evitado por los partidos que van a presentar la moción de censura, solo por la posible mentira de la Señora Cifuentes. Que no pronuncien la palabra corrupción, porque van a estar presentes varios políticos con cargos relevantes que no solo han mentido sobre sus títulos, sino también están metidos en la corrupción de sus partidos ¡mirando al sur! Todos al mismo tiempo.

La moral de los líderes que quieren regenerar la vida política echando a Cristina ha servido para conocer varios casos de mentiras y corruptelas en sus partidos. El primero: Manuel Franco líder del PSOE, mintió durante años con su falsa licenciatura de Matemáticas, la alcaldesa de Córdoba que decía que tenía el titulo de Maestra y no tiene ni estudios de primarias, el alcalde de Alicante en poco más de dos años le han procesado por dos casos de corrupción, menos mal que le han echado, sino arrasa.

Ciudadanos: estos tampoco exigen la dimisión de sus mentirosos, tan importantes en su partido como Toni Canto el de la falsa titulación de Pedagogía, y solo es un actor de tercera división o Miguel Ángel Gutiérrez, un diputado que durante años exhibió una ingeriría superior que no tenía y un doctorado que tampoco tiene. Y no digamos del tercero de la terna, los de la coleta sin montera, estos títulos ninguno. Bueno si tienen todos uno, el de odiadores.

Argumenta la Pasoe y Ciudadanos que los suyos es poca cosa porque ya lo han corregido y borrado. Supongo que este argumento ha llevado a Cristina a renunciar a su máster y a borrarlo de su currículo.

Si el borrado les ha servido a Franco (no al general) a la alcaldesa de Córdoba, a Toni Canto y a Miquel Ángel Gutiérrez y alguno más. Para ser perdonados y mantenidos en sus puestos y ya con lo puesto. También le puede valer a Cristina. Pero no. Para el PSOE y Cs la mentira es grande o pequeña depende del color político de sus autores. Exigen la dimisión de Cristina, pero no la de los suyos, porque su listón ético y moral se zambalea con el viento.

No puede haber mayor cinismo?

Máximo de la Peña Bermejo

Comentarios...